"Si alguien quiere cambiar el Presupuesto por una reasignación administrativa, me están pasando a llevar, yo no lo acepto como parlamentario", dice el diputado DC.
Publicado el 29.02.2016
Comparte:

Para mediados de marzo está fijado un cónclave económico financiero entre los parlamentarios oficialistas de las comisiones de Hacienda del Senado y la Cámara, con los ministros Rodrigo Valdés (Hacienda) y Luis Felipe Céspedes (Economía), para debatir sobre la situación económica del país.

El encuentro se realizará tras el anuncio de la Presidenta Michelle Bachelet sobre los “ajustes” fiscales que realizará el gobierno debido a la difícil situación económica por la que atraviesa Chile. Las declaraciones de la Mandataria no cayeron bien en la oposición ni tampoco en el oficialismo. Mientras que en Chile Vamos criticaron la tardanza de la medida, en la Nueva Mayoría afirmaron que los eventuales ajustes son una decisión que requiere mayor análisis y que debe ser conversada con los parlamentarios y otras autoridades económicas.

En diálogo con “El Líbero”, el diputado DC e integrante de la comisión de Hacienda la Cámara, Pablo Lorenzini, afirma que la economía está lenta, sin embargo, dice que se está creando un escenario exagerado de pesimismo. En ese sentido, plantea otras alternativas diferentes a un reajuste. Además, afirma que no apoyará esta decisión, debido a que no ha sido consensuada con el bloque oficialista.

“Y si alguien quiere cambiar el Presupuesto por una reasignación administrativa, me están pasando a llevar, yo no lo acepto como parlamentario. Yo lo menos que espero es que esto se informe a la comisión mixta”, explica, y agrega que “esto no es llegar y decir aquí mando yo, esto requiere tiempo, disposición y que nos convenzan. Yo y muchos diputados no vamos a respaldar al gobierno en esta decisión”.

-Usted es miembro de la comisión de Hacienda de la Cámara. ¿Qué le parece el anuncio de la Presidenta sobre los ajustes que se realizarán porque la “economía está lenta”?

– En principio no me gustan las reacciones sin un pensamiento y un análisis serio y profundo, sobre todo, cuando afectan al país. La situación económica financiera del país está lenta, está rezagada. No está acelerada ni potente, pero el país está creciendo, y avanzando. Pero no hay que estar pesimistas. Cuando se sale a decir que estamos mal, que hay que hacer ajustes, se crea un pesimismo en la ciudadanía, en los empresarios, más allá de lo necesario. No se trata de mentir, pero las cifras te indican que claro, no estamos en un buen momento, pero estás creciendo. Por eso, como visión, creo que se están exagerando las cosas.

-Entonces, ¿que debería hacer el gobierno?

-Si tú quieres hacer un ajuste, primero ni hablar, ni tocar lo que son las inversiones. Si el mundo privado está tranquilo, lo que le corresponde al Estado es suplementar aquello por mientras, porque esto no va a durar mucho. Por lo tanto, de inversiones ni hablar. Acá no se necesita disminuir cualquier cosa. Lo que necesitas, y la Dipres tiene que meterse en esto, es mirar la Junaeb, la Junji, Deportes, y algunos ministerios que tiene programas que no están cumpliendo los objetivos y no están siendo eficientes. Sólo con eso tú logras los 700 millones de dólares que se están hablando. Porque además, puedes recortar viáticos, también todos estos estudios que hace el gobierno que contratan asesorías, cosas para allá, cosas para acá y ahí tienes otra opción.

-¿Qué otras alternativas propone?

-Lo otro, es que volvamos al sistema de concesiones en algunos temas, pero hay muchos de la Nueva Mayoría que no quieren. Por eso, el análisis hay que hacerlo con más calma.

-¿Se podría modificar el Presupuesto aprobado en el Congreso?

-El año pasado hicimos varias sesiones por el Presupuesto 2016 y llegamos a un acuerdo, de oposición y gobierno, que los cambios al Presupuesto se tienen que ver por ley. Y si alguien quiere cambiar el Presupuesto por una reasignación administrativa, me están pasando a llevar, yo no lo acepto como parlamentario. Yo lo menos que espero, es que esto se informe a la comisión mixta y ojalá tenga la aprobación, para hacer un ajuste presupuestario. La última semana de enero, se aprobó de manera unánime un cónclave financiero económico, donde estuviéramos los parlamentarios de la comisión de Hacienda, el ministro, el Banco Central, para que hagamos un debate.

-¿Cuál es el objetivo de este encuentro?

-Esto no es un tema de gobierno, ni de oposición, es un tema de todos los chilenos. No me parece una decisión unilateral de un ministerio, después ¿cómo vamos a recortar? Esto no es llegar y decir aquí mando yo, esto requiere tiempo, disposición y que nos convenzan. Yo y muchos diputados no vamos a respaldar al gobierno en esta decisión.

 

FOTO: AGENCIA UNO