Libro de la periodista María Olivia Monckeberg “Con fines de lucro” hizo un perfil sobre el persecutor Carlos Gajardo.
Publicado el 12.03.2015
Comparte:

Varias desconocidas aristas revela el libro “Con fines de lucro”, de la periodista e investigadora María Olivia Monckeberg, premio nacional de Periodismo en 2009, sobre el fiscal Carlos Gajardo Pinto, quien investiga el denominado caso Penta.

En el libro publicado en 2013, la autora aborda la investigación que realizó el fiscal Gajardo -a quienes los periodistas le decían “el fiscal del lucro”-, a la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), en que formalizó por cohecho y lavado de activos al ex presidente de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) Luis Eugenio Díaz, y a los ex rectores de la Universidad del Mar, Héctor Zúñiga, y Pedro de Valdivia, Ángel Maulén.

Puntaje nacional, profesor de la Arcis e hijo de familia DC

Su padre, José Manuel Gajardo Cisternas, dirigente DC en Curicó, era funcionario público del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), del que fue exonerado por razones políticas en la década del 80’ por el régimen militar, relata Monckeberg.

Gajardo nació justo el año del golpe militar, en 1973, y estudió su enseñanza básica y media en el Instituto San Martín de los Hermanos Maristas, en Curicó. Después de obtener puntaje máximo en la Prueba de Aptitud Académica en 1989, estudió derecho en la Universidad de Chile, donde egresó en 1995 y se tituló en 1998.

En esa época, señala la periodista, trabajó en el Consejo de Defensa del Estado como procurador y luego como abogado hasta 2001, período en que también fue profesor de derecho civil en la Universidad Arcis, que en ese entonces tenía de rector a Fernando Castillo Velasco y desde hace dos años  atraviesa una severa crisis financiera e institucional.

Cuando partió la reforma procesal penal en 2001 en la Región del Maule, Gajardo fue nombrado fiscal de Curicó. En 2003 investigó una denuncia de robo de un auto de Augusto Pinochet Hiriart, hijo mayor del general Augusto Pinochet, delito por el que pidió al Tribunal de Garantía de Curicó tres años de cárcel, pero el juez lo condenó a 541 días con pena remitida.

“Éste fue el único proceso en que un miembro de la familia Pinochet ha sido condenado por algún delito”, afirma la periodista Monckeberg.

El fiscal que investigó los homicidios de la “Quintrala” de Providencia

Carlos Gajardo dejó su ciudad natal en 2004 para trasladarse a Santiago como fiscal en la Fiscalía Oriente, y un año después fue nombrado subjefe de Ñuñoa y Providencia.

En 2008 le tocó investigar otro caso de gran impacto, el de Matilde del Pilar Pérez, bautizada por los medios como “la Quintrala”, quien fue condenada a presidio perpetuo por el asesinato del ingeniero comercial Diego Schmidt Hebbel, novio de su sobrina; de su ex esposo Francisco Zamorano y de Hugo Araneda, hijo de Zamorano.

Los vínculos de tres hermanos de Gajardo con el Estado

Patricia Gajardo Pinto, directora de Senda en el MauleLos lazos de Carlos Gajardo Pinto con la Democracia Cristiana no terminan en su padre, puesto que es cuñado de Javier Muñoz (DC), alcalde de Curicó, quien está casado con Patricia Loreto Gajardo Pinto, hermana del fiscal y militante DC.

Ella es ingeniera comercial y se desempeña desde mayo de 2014 como directora del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda) en la Región del Maule. Así también, María Teresa Gajardo Pinto, igualmente ingeniera comercial y DC, trabajó entre 2012 y 2013 en la Superintendencia de Educación de la misma región.

Finalmente, el mayor de la familia, José Manuel Gajardo Pinto, quien es profesor de Historia y Geografía, trabaja desde 2006 en la Dirección del Trabajo de la Región del Maule.

FOTO: JORGE FUICA/AGENCIA UNO