Esta semana, tal como hace dos años, el ex director del SII acusó recibir presiones del ex jefe de campaña de Bachelet para impedir la presentación de una querella por delitos tributarios contra SQM Salar, que financió la precampaña de la Mandataria. El recurso nunca se presentó, ni la Fiscalía investigó su denuncia, pero ahora el fiscal nacional anuncia que se indagará un eventual delito de "obstrucción a la justicia".
Publicado el 26.04.2017
Comparte:

Como si fuera el “reestreno” de una antigua película, el ex director del Servicio de Impuestos Internos (SII), Michell Jorratt, volvió a remecer el escenario político esta semana, tal como lo hizo hace dos años al denunciar las presiones que recibió del Ministerio del Interior para no presentar una querella por el caso SQM Salar, que involucraba la precampaña de la Presidenta Michelle Bachelet.

Michel Jorratt, director del Servicio de Impuestos InternosEn una entrevista a Informe Especial de TVN el domingo pasado, Jorratt afirmó que “nos pidieron supuestamente a nombre del ministro (Rodrigo) Peñailillo que recurriéramos con camiones a SQM para retirar la contabilidad. Querían obstaculizar el trabajo de la Fiscalía, pero no estuvimos ni cerca de hacer algo así”.

Según su versión, tenía lista la querella pero que no la pudo presentar ante los tribunales porque justo ese día lo despidieron. “Le pedí al jefe a cargo del tema que me pasara la querella para firmarla y no me contestó correos ni llamadas y finalmente no pude firmarla”, dijo al canal estatal.

Precisamente la acción legal contra SQM Salar es la que involucra a Peñailillo y a Giorgio Martelli y al grupo de precampaña de Bachelet, recurso que hasta hoy no se ha presentado ante la justicia, y es muy improbable que se haga en el futuro.

Ello, porque el director del SII, Fernando Barraza, aseguró que no se presentarán más recursos judiciales por causas de financiamiento político, sino que se recurrirá a los tribunales tributarios, que castigan con multas e intereses por la vía extrajudicial.

 “Obstrucción a la investigación”, el delito por el que se podría investigar a Peñailillo

La reiteración de la confesión de Jorratt fue calificada por el fiscal nacional, Jorge Abbott, como “grave” y dijo que lo citarán a declarar para “ver si efectivamente ocurrieron esos hechos, a fin de iniciar una investigación sobre el particular, y en el evento de haber mérito formular las acusaciones que correspondan. Nuestro deber es investigar la eventual comisión de un delito de obstrucción a la investigación”.

abbott01El delito al que hizo alusión el fiscal nacional está tipificado en el artículo 269 bis del Código Penal, y se configura cuando “a sabiendas, obstaculice gravemente el esclarecimiento de un hecho punible o la determinación de sus responsables, mediante la aportación de antecedentes falsos que condujeren al Ministerio Público a realizar u omitir actuaciones de la investigación”. La sanción establecida es pena de presidio menor en su grado mínimo (hasta 540 días) y una multa de 12 UTM.

Sin embargo, tal como en una película repetida, Jorratt ya había realizado la  misma denuncia contra Peñailillo en una entrevista a la revista Qué Pasa en mayo de 2015, y que generaró el mismo revuelvo y llevó al gobierno a admitir que era “delicada”.

Hubo presiones de Interior para que no nos siguiéramos metiendo en SQM. Percibí mucha inquietud por el hecho de que nosotros llegáramos a fiscalizar a SQM”, fueron sus declaraciones en ese momento.

El subsecretario de Interior, Mahmud Aleuy,  declaró que no se inician investigaciones “porque alguien dice algo por la prensa”, pero quienes sí pidieron que se investigara un eventual delito de obstrucción a la investigación fueron los parlamentarios de Chile Vamos, quienes emplazaron al entonces ministro Jorge Burgos a tomar acciones e iniciar sumarios.

Dos días después, Jorratt volvió a insistir en sus críticas hacia las presiones del ex ministro Peñailillo en entrevista con El Mercurio.

En ese entonces, Pedro Orthusteguy, abogado de la fundación Ciudadano Inteligente, pidió al Ministerio Público que citara a declarar a Jorratt y a Peñailillo, pero el entonces fiscal nacional Sabas Chahuán descartó ampliar la diligencias.

Abogado Orthustegy: “La pregunta es por qué durante esos dos años no ha existido la investigación que el actual fiscal nacional ha dicho que es necesario hacer”

Pedro Orthusteguy, ex fiscal¿Algo ha cambiado desde entonces? Orthustegy, afirma a este diario que el único cambio relevante es que el fiscal nacional es Jorge Abbott, quien ya manifestó su interés en investigar el eventual delito.

“Las declaraciones del ex director del SII nos recuerdan bastante las mismas declaraciones que señaló hace dos años en los mismos términos. La pregunta es por qué durante esos dos años no ha existido la investigación que el actual fiscal nacional ha dicho que es necesario hacer. Lo único que ha cambiado es el cambio de timón en la fiscalía”, sostiene el abogado.

A su juicio, es imperativo investigar las presiones denunciadas por Jorratt, ya que “no es posible que una institución como el SII se vea presionada políticamente para tomar decisiones respecto de los contribuyentes. En la misma línea lo ha señalado la Contraloría con su dictamen, de que deben primar criterios objetivos  para presentar querellas”.

La vida de Peñailillo fuera de Chile

En toda esta trama, el “actor principal”, Rodrigo Peñailillo, no ha sido investigado por el Ministerio Público ni querellado por el SII, y se dedicó a colaborar por unos meses en un proyecto vinculado a Flacso y a estudiar inglés en Estados Unidos.

La prensa reportó que estuvo el año pasado residiendo en California, y que retornó Chile en noviembre. Pero a principios de este mes volvió a EE.UU. junto a su señora Carolina Saldaña -con quien se casó el 25 de febrero-, y está a la espera de una postulación a un magister en una casa de estudios de ese país. Su objetivo sería profundizar sus estudios en “procesos de descentralización y su impacto en la competitividad racional y nacional”.