Triunfos de Chile Vamos en Santiago, Providencia y Maipú fueron el emblema de una jornada que dejó hasta tarde en silencio a La Moneda y significó un temprano festejo opositor.
Publicado el 23.10.2016
Comparte:

Nunca, desde el regreso a la democracia, la Nueva Mayoría y su antecesora, la Concertación, dejaron de gobernar a nivel comunal alguno de los 10 municipios más poblados del país. Hasta ahora. Y ese dato es una de las muestras más nítidas de la profunda derrota que sufrió este domingo 23 de octubre la coalición gobernante.
Estas diez comunas son: Puente Alto (triunfo de Germán Codina, RN); Maipú (Cathy Barriga, UDI); La Florida (Rodolfo Carter, independiente Chile Vamos); Antofagasta (Karen Rojo, independiente); Santiago (Felipe Alessandri, RN); Viña del Mar (Virginia Reginato, UDI); San Bernardo (Nora Cuevas, UDI);  Valparaiso (Jorge Sharp, independiente); Temuco (Miguel Becker, RN) y Las Condes (Joaquín Lavín, UDI).
Una hora y media después del cierre de las mesas (18 horas) en todo el país se comenzó a imponer la tendencia que significó el triunfo de Chile Vamos en Santiago, Providencia y Maipú, comunas emblemáticas de la Región Metropolitana. Cerca de las 20 horas, la mayoría de los alcaldes derrotados habían reconocido la situación, pero no fue sino hasta las 21:30 en que la Presidenta Michelle Bachelet se dirigió al país para comentar el resultado de la jornada.
“Las elecciones han transcurrido con plena normalidad”, partió señalando la Mandataria. Pero luego hizo una clara autocrítica: “La coalición de gobierno ha bajado su apoyo en todo el país y eso tiene fundamento”. A juicio de Bachelet, el conglomerado gobernante se presentó dividido y recibió una castigo que lo obligará “a hacer mejor las cosas”.
Pero la jefa de Estado también habló de la abstención, y dijo que si bien “no es nueva y ocurre en muchos países del mundo”, en el caso de Chile es una muestra del malestar por los ejemplos de falta de probidad del sistema político y por la falta de renovación de liderazgos.
“La participación democrática y no la abstención es el camino para realizar cambios”, sentenció Bachelet, que compareció ante los medios rodeada de partidarios, entre los que no se vio a ningún dirigente de primera línea de la Nueva Mayoría.
La jornada se cerró con el primer discurso de Felipe Alessandri como alcalde electo de Santiago, quien estuvo flanqueado por el ex Presidente Sebastián Piñera y todos los presidentes de los partidos de Chile Vamos. “Este es el comienzo del cambio político que pide el país”, fue la consigna que predominó en el acto de festejo, mientras los partidarios de la oposición coreaban el “se siente, se siente, Piñera presidente”.