El Ministerio de Salud le pidió tres veces al de Desarrollo Social que adjudicara el proyecto, lo que finalmente no podrá realizarse porque el sobrecosto de la construcción supera el límite legal del 10%.
Publicado el 25.02.2017
Comparte:

Seis meses y tres reevaluaciones después, el Ministerio de Salud se vio en la obligación de desechar la adjudicación de la construcción del esperado hospital Marga Marga a la constructora española OHL -representada en Chile por Roberto Durán de la Fuente, cuñado de Ricado Lagos Escobar-, y anunciar una nueva licitación pública.

El hospital ha generado amplia polémica porque la empresa se adjudicó el proyecto pese a presentar la quinta oferta más cara, y superar en $22 mil millones el presupuesto inicial del Minsal.

Ante la negativa del Ministerio de Desarrollo Social de adjudicar el proyecto por lo abultado del sobrecosto, recomendó relicitar la obra en noviembre pasado, pero la cartera que dirige la doctora Carmen Castillo insistió en que la construcción del recinto se adjudicara a la empresa del cuñado del ex Presidente.

La caída del hospital Marga Marga

Dicha situación gatilló la creación de una comisión investigadora de la Cámara de Diputados -actualmente en desarrollo- para indagar eventuales irregularidades en la licitación y “tratos preferentes”. Además, busca investigar las adjudicaciones de 12 hospitales con sobreprecio que, sumados, superan los $350 mil millones.

El proyecto había sido prometido por la Presidenta Bachelet, quien en una visita a la comuna de Villa Alemana dijo que era “sin lugar a duda, el proyecto emblemático más esperado no sólo por los vecinos y las vecinas de Villa Alemana, sino por toda la provincia de Marga Marga”.

El plan hospitalario del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet ha enfrentado, además, el rechazo de la toma de razón de las adjudicaciones de los hospitales Barros Luco, Linares, Ñuble y Talcahuano luego de que la Contraloría detectara graves falencias administrativas y problemas de legalidad.

Tras tres intentos de reevaluación del hospital Marga Marga pedidos por el Minsal,  ayer se determinó que los $108 mil millones autorizados para las obras civiles estaban por debajo de la oferta de OHL de $119 mil 796 millones, diferencia que supera en 10% el monto, por lo que se debe relicitar el proyecto, según dictan las normativas de la administración pública.

“Este nuevo presupuesto de $108 mil 826 millones sigue siendo insuficiente para adjudicar a la empresa propuesta por la comisión evaluadora, de esta manera el Servicio de Salud Viña del Mar-Quillota declarará desierto el proceso actual de licitación, iniciando una nueva licitación para el diseño y construcción del Hospital Marga Marga que se publicará dentro del mes de marzo”, informó ayer el Servicio de Salud Viña del Mar-Quillota.

La última de las tres reevaluaciones del hospital Marga Marga en favor de OHL la pidió la subsecretaria de Redes Asistenciales, Ana Gisela Alarcón Rojas, a través del oficio C4/124 del 13 de enero pasado, pero el funcionario a cargo del Departamento de Inversiones de Desarrollo Social, Hugo Arancibia, le formuló, nuevamente, una serie de objeciones el pasado viernes 10 de febrero a través de la ficha IDI presupuestaria del proyecto (ver documento).

Consejero regional: “El Minsal ha sido muy tozudo”

manuel-millones-core-de-valparaisoEl consejero regional de Valparaíso, Manuel Millones, admite que la decisión le genera “mucha indignación” porque durante seis meses el Minsal fue muy “tozudo y no quiso relicitar la obra, pese a que costaba $22 mil millones más y la empresa no cumplía las bases de licitación”.

“Ahora hay una mayor incertidumbre por cuanto no hay decreto de asignación de recursos de parte de Hacienda y por tanto la nueva licitación y sus tiempos son una interrogante , por tanto se espera que el gobierno clarifique esta situación financiera y se pueda entregar tranquilidad a la población”, señala la autoridad regional, quien pidió que alguien asuma la responsabilidad política y administrativa por este tema, al mismo tiempo que destacó el rol del Ministerio de Desarrollo Social por resguardar el uso eficiente de los recursos públicos.