El ex fiscal regional de Valparaíso necesita 25 votos para su aprobación en el Senado. SIn embargo, desde la Nueva Mayoría advierten que será difícil alcanzar ese número, ya que algunos lo ven como un continuador de Sabas Chahuán y la expectativa es que haya cambios en el ministerio público.
Publicado el 16.10.2015
Comparte:

“El anuncio fue totalmente sorpresivo”, comentaban ayer influyentes senadores de la Nueva Mayoría a “El Líbero” tras el anuncio de la Presidenta Michelle Bachelet de nominar al actual Director Ejecutivo del Ministerio Público, Jorge Abbott, como candidato a Fiscal Nacional en reemplazo de Sabas Chahuán.

En la Nueva Mayoría explican que el gobierno optó por un candidato que no había sido consensuado, pero aclaran que tampoco existía una predisposición en su contra. Sin embargo, explican que sí existían dos candidatos favoritos: José Morales, fiscal adjunto de la fiscalía centro-norte y Raúl Guzmán, fiscal de la metropolitana sur.

Según explican desde la DC, la primera opción para ese partido era Juan Enrique Vargas, decano de la Universidad Diego Portales desde el 2008 y especialista en políticas públicas judiciales. Vargas también era un nombre que habría sido del gusto del ministro Jorge Burgos, según le escucharon decir sus cercanos. Y su segunda opción habría sido Abbott.

Varios senadores de la DC tenían una opinión similar, si bien existían también apoyos para Morales, especialmente porque habría significado un cambio de línea respecto de Sabas Chahuan, cuestión que se ve más lejana con Abbott, ya que es muy cercano al actual fiscal nacional.

El partido tomará una decisión el lunes durante una reunión de bancada extraordinaria para abordar este tema, según confirmó el presidente de la DC, Jorge Pizarro a “El Líbero”. “Tenemos qué evaluar lo que vamos a hacer, no hay una decisión tomada”, afirma.

En tanto, desde el PPD uno de los candidatos que se promovió fue el fiscal Morales. De hecho, el senador Guido Girardi se acercaba más a esta opción al igual que el presidente del partido, Jaime Quintana. De hecho, Girardi se reunió con Morales algunos días atrás, por lo que no estaría conforme con la decisión del Ejecutivo de nominar a Jorge Abbott, según dicen desde el partido.

Consultado por “El Líbero” frente a la nominación del candidato a Fiscal Nacional, el senador PPD Felipe Harboe explica que “Jorge Abbott es una persona de un vasto conocimiento,  al igual que los otros para ser Fiscal. Ha sido fiscal regional, por lo que tiene experiencia en la persecución penal y es hoy el director ejecutivo, lo que le ha permitido conocer gestiones de la Fiscalía”.

En el PS afirman que “no les hace ruido” el nombre de Abbott como sucesor de Chahuán, sin embargo, aclaran que lo más importante es que predomine el criterio de la seguridad pública, por lo que esperan que el candidato del gobierno se refiera a esta materia. “Uno de nuestros criterios es la importancia que tiene iniciar un nueva etapa en los temas de seguridad, a eso apostamos”, explican desde el partido.

Entre los independientes el nombre es visto con buenos ojos. “Me consultaron mis preferencias, me parece un excelente nombre”, asegura la senadora independiente Lily Pérez a “El Líbero”

El escenario en la Alianza: apostaban por un cambio en la Fiscalía al igual que la DC

Durante las últimas semanas los senadores de la UDI habían sostenido diferentes reuniones para conversar sobre los candidatos a Fiscal Nacional. Según explican cercanos a la directiva del partido, sus principales opciones eran Morales y Guzmán. Esto, debido a que en la UDI se pretendía que existiera un cambio en la Fiscalía, más que continuidad. En el partido explican que Jorge Abbott es visto como un “sucesor de Sabas Chahuán”, postura similar a la de la DC.

Sin embargo, el presidente de la UDI, Hernán Larraín, prefirió mantener en reserva las preferencias del partido. “Fue un proceso conversado, le hicimos ver nuestras opiniones al gobierno. Ciertamente hay preferencias, pero no puedo anticipar aún un criterio, sin antes comentarlos con los senadores”, afirmó.

Asimismo, el senador de la UDI Juan Antonio Coloma explica a “El Líbero” que “nosotros vamos a reunirnos el día martes para tomar una decisión actuando en libertad, aún no tenemos una postura definida”.

En tanto, desde RN afirman que también apostaban por un cambio en la Fiscalía Nacional y que para los senadores la clave es que Abbott dé a conocer su posición frente a la delincuencia antes de tomar una decisión. “Eso es lo que podemos decir por ahora”, explicó el senador RN Alberto Espina.

El complejo escenario que podría darse en el Senado: necesita 25 votos para su aprobación

“Se puede aprobar, pero va a ser díficil”, comenta un senador de la Nueva Mayoría a “El Líbero”. Y es que en el oficialismo los mismos que apoyan a Jorge Abbott reconocen que el escenario será complejo, sobre todo por la dispersión de votos que existe hasta ahora.

El Ejecutivo necesita 2/3 de los senadores para la aprobación de Abbott, lo que se traduce en 25 votos. Sin embargo, ya existen tres senadores que anunciaron que se restarán del proceso: Carlos Montes (PS), Fulvio Rossi (PS) e Iván Moreira (UDI). A ellos se suma la posibilidad de que el senador Pizarro (DC)  haga lo mismo.