Los últimos proyectos que envió al Congreso la Mandataria son la reforma previsional, la gratuidad en la educación superior, el matrimonio de personas del mismo sexo, la elección de intendentes, la nueva ley de inmigración y la reforma constitucional. Sin embargo, las encuestas muestran que varias no cuentan con respaldo ciudadano.
Publicado el 05.09.2017
Comparte:

Seis, al menos, son las reformas que busca aprobar en el Congreso la Presidenta Michelle Bachelet en los últimos seis meses que le quedan de gestión, y que quiere dejar como parte de su legado político.

Los proyectos de ley en discusión parlamentaria son la reforma previsional, la gratuidad en la educación superior, el matrimonio de personas del mismo sexo, la elección de intendentes, y la nueva ley de inmigración. A esas cinco iniciativas se suma la reforma constitucional que el Ejecutivo ingresará al Congreso durante octubre.

Incluso, la oposición ha acusado que dichas reformas son “misiles electorales” para intentar mantener en el poder a la Nueva Mayoría.

Dichos cambios han sido auscultados ante la opinión pública por las encuestadoras del Centro de Estudios Públicos (CEP) y Plaza Pública-Cadem, que arrojan importantes rechazos a la mayoría y también respaldo en algunos casos.

58% de los encuestados sostiene que la reforma no mejorará las pensiones

Las marchas ciudadanas de “No +AFP” lograron poner el tema de las bajas pensiones en la agenda, y obligaron a Bachelet a presentar una reforma previsional que no estaba contemplada en su programa de gobierno.

Su propuesta, en términos generales, considera que los empleadores paguen el 5% de aumento en la cotización de los trabajadores, que el 2% de dichos recursos vaya a un fondo común para repartir entre otros cotizantes, y que un nuevo organismo estatal (y no las AFP) administren dichos recursos.

Esta reforma fue evaluada en profundidad por la encuestadora Cadem el mes pasado, y las conclusiones son reveladoras. El 82% de los consultados dijo estar informado sobre el proyecto de ley anunciado por Bachelet, pero el 51% dijo estar en desacuerdo. De acuerdo estuvo el 32%, y el restante 17% no respondió o no estuvo ni de acuerdo ni en desacuerdo. Además, el 58% dijo que dicha reforma no mejorará las pensiones, frente al 36% que estimó que sí.

De hecho, dicha propuesta previsional tuvo la más baja aprobación al inicio de su tramitación de todas las principales que ha impulsado el Gobierno, ya que la tributaria partió con 53%, la educacional con 60%, y la laboral con 41%. En la medición de ayer, dicha reforma tuvo un magro 20% de respaldo.

Chilenos respaldan el matrimonio homosexual pero no la adopción

El matrimonio entre personas del mismo sexo es otra emblemática reforma de Bachelet que  ingresó al Congreso la semana pasada, tras la aprobación del aborto en tres causales.

Ayer, Cadem le dedicó varias preguntas para explorar la opinión de la gente. El 61% de los chilenos dijo respaldar la idea de que “las personas homosexuales tienen derecho a casarse”, pero sólo el 43% sostuvo que tienen derecho a adoptar menores de edad. Lo contraproducente es que el matrimonio lleva implícita la adopción.

Esa disociación muestra que el respaldo/rechazo a la iniciativa es muy parejo. El 48% está a favor del matrimonio homosexual con adopción y filiación, y el 46% en contra. Al igual que la reforma previsional, el 76% de los consultados dijo haber conocido del proyecto de ley del Ejecutivo.

El 80% apoya que los intendentes sean electos

La elección de intendentes mediante el voto popular es otra iniciativa que busca aprobar Bachelet en lo que queda de gobierno, pero que no se aprobó para las próximas elecciones.

Este proyecto es apoyado por el 80% de los chilenos, según la encuesta Cadem, pero solo aparece en el cuarto puesto entre las medidas que más ayudarían a impulsar el desarrollo de las regiones con apenas un 19% del total de las menciones, ya sea en primer o segundo lugar de importancia.

A juicio de los encuestados, lo más relevante en esta materia es el mejoramiento de la infraestructura pública, como caminos, puertos y hospitales, con un 54%.

En segunda ubicación se encuentra el establecimiento de incentivos para la instalación de industrias y empresas en regiones, que tuvo un 44% de menciones, un 25% de ellas en primer lugar.

El sondeo también evidencia que existe una opinión muy dividida sobre cuándo sería conveniente aprobar el proyecto de elección de intendentes, ya que un 50% cree que lo mejor sería hacerlo en este Gobierno, mientras que un 44% piensa que lo adecuado es que fuese el próximo año bajo una nueva administración.

El 51% de los chilenos no quiere gratuidad universal

La gratuidad universal en la educación superior es, quizás, la más emblemática de las reformas de Bachelet, pero contrario a su prédica de que “nuestro horizonte es la gratuidad universal”, el 51% de los consultados cree que las “universidades debieran ser gratuitas sólo para los estudiantes de familias con menos recursos”.

Esa cifra apenas ha variado en seis puntos desde 2014, cuando era 57%. En cambio el 46% de los consultados sintoniza con Bachelet en que las “universidades debieran ser gratuitas para todos los estudiantes”.

Otra pregunta clave se refiere a la actividad que el Estado debería priorizar en la educación superior, y el 47% respondió que “asegurar que nadie quede fuera por falta de recursos”, seguida del 41% que sostiene que debe asegurar la calidad de todas las instituciones.

La difícil reforma migratoria

El fuerte crecimiento de la inmigración en los últimos años llevó al gobierno a presentar una reforma migratoria hace dos semanas.

El proyecto establece una nueva regulación de los permisos de ingreso al país“, de modo que “quienes lleguen a nuestro territorio deberán solicitar permiso de turista o de visitante o de residencia temporal, y cuando se cumplan todos los requisitos podrán optar al de residencia definitiva”, explicó Bachelet, quien descartó la creación de un nuevo servicio, ya que “no queremos más burocracia pesada”.

Pero, ¿cómo ven los chilenos a los migrantes? La encuesta CEP de abril y mayo reveló que el 41% de los encuestados dijo estar muy de acuerdo con la idea de que los inmigrantes elevan las cifras de criminalidad. Eso sí, otro 38% dice estar muy en desacuerdo con esta afirmación.

Además, el 40% de los encuestados considera que los inmigrantes les están quitando los trabajos a las personas nacidas en Chile. Aunque la cifra es mucho más baja que el 63% que sostenía lo mismo en 2003.

Reforma constitucional

Modificar la Constitución que lleva la firma del ex Presidente Ricardo Lagos es otra emblemática promesa de Bachelet, y que espera cumplir el próximo mes cuando ingrese un proyecto de ley.

Para los chilenos, según la última encuesta CEP, dicha reforma tiene apenas el 4% de prioridad como uno de los principales problemas que debe enfrentar el gobierno.

Antes están la delincuencia, la salud, educación, sueldos, empleo, corrupción, pobreza, drogas, desigualdad, inflación, sistema judicial, vivienda y derechos humanos.