La emblemática presidenta de la Asociación de Funcionarios del Registro Civil asegura a "El Líbero" que "quien maneja la base de datos es el subdirector de Estudio y Desarrollo", cargo que han ocupado dos personas durante la gestión del director nacional, Luis Acevedo. "Ahora vemos los resultados", sentencia. "Seguimos intervenidos por el ministerio del Interior", concluye.
Publicado el 12.10.2016
Comparte:

En un oficio enviado a la Cámara Baja, el Registro Civil admitió que se produjeron “ajustes informáticos” en los erróneos cambios de domicilio electoral que podría afectar a cerca de 500 mil personas.

El problema no sólo afecta a quienes fueron cambiados de lugar para votar, sino que a las comunas y sus candidatos. Un ejemplo es lo que ocurre en Recoleta; según La Tercera, desde la última elección municipal (2012), un total de 12.511 electores abandonaron la comuna tras modificar su domicilio electoral. Daniel Jadue, el alcalde PC de la comuna que va a la reelección, dijo al mismo medio que “es preocupante, ojalá no hubiera pasado esto, porque siempre vamos a quedar con la duda”. Esto porque el cambio puede ser determinante en el resultado de las elecciones municipales, donde los números pueden ser estrechos.

Desde el Registro Civil han relacionado el cambio de domicilio de cientos de votantes con que “en el 2013 se produjeron ajustes informáticos respecto del campo de domicilio en nuestro sistema, el cual nosotros hemos revelado al Servicio Electoral”, según un comunicado enviado ayer. En tanto, respecto al responsable de lo sucedido confirman que “nosotros no hemos hablado de responsabilidad ni de quién tiene la culpa”.

Sin embargo, la presidenta de la Asociación de Funcionarios del Registro Civil, Nelly Díaz, en conversación con “El Líbero” dice que “es un problema del sistema que lo manejan los operadores que ha traído el director”, pero también cree que el responsable es quien “está a la cabeza del organismo”, haciendo alusión al director del Servicio, Luís Acevedo. La dirigente sindical señala que no esperan nada de la ministra de Justicia, Javiera Blanco, ya que “no ha dado luces de ningún problema que tenga su sector”.

Por último agrega que el conflicto se produce porque no se cuidaron las bases de datos y por la rotación de funcionarios que han tenido, ya que el encargado de la información es el subdirector de Estudio y Desarrollo y en el último tiempo han existido dos personas distintas que “nosotros desconocemos”.

– ¿Qué le parece lo que ocurrió en el Registro Civil?

– Primero, nosotros lo discutimos como Asociación Nacional y los funcionarios no hacemos cambios en el sistema, nosotros cooperamos, pero los cambios no los hacemos nosotros, aquí todo esto, que tiene que ver con el cambio de domicilio y con la base de datos, lo operan personas de exclusiva confianza de la dirección nacional.

– ¿De quién es la responsabilidad de lo que ha ocurrido?

– Cualquier cosa que pase con el Registro Civil como en la Asociación, los responsables somos los que estamos a la cabeza, en este caso el responsable es el director (Luis Acevedo), él es el que tiene que responder.

– ¿Y quién se debería hacer cargo de esto? La ministra de Justicia, Javiera Blanco, no se ha referido al tema. 

– De la ministra de Justicia no podemos esperar más porque ella no ha dado luces de ningún problema que tiene su sector. Yo creo que acá tampoco lo va a hacer. Este problema habla de la alta rotación que hemos tenido nosotros en un año en el Registro Civil, después de la movilización el servicio fue intervenido, hoy todavía seguimos así. Entonces, también hubo rotación en la subdirección de Desarrollo, que tiene que ver con ese tema de informática. Ya hemos tenido dos subdirectores desde que asumió el director nacional, que no conocemos y que tampoco sabemos las competencias que tienen. Ahora vemos los resultados.

– El Registro Civil envió un comunicado en donde admite “ajustes informáticos” en erróneos cambios de domicilios electorales…

– Lo que pasa es que es un problema de la base de datos. Tenemos que ser súper rigurosos con la base de datos del Registro Civil. Quien maneja esa base de datos es el sub director de Estudios y Desarrollo, pero hemos tenido dos subdirectores de Estudios y Desarrollo, pero que desconocemos. Nosotros cuando hemos detectado alguna irregularidad se lo hemos dicho al director con nombre y apellido, por ejemplo hemos insistido que Salvador Allende no debería aparecer en el padrón y aparece y ese problema lo detectamos y lo informamos, ahora, si no es preocupación del director, no es problema nuestro.

– Entonces ustedes denunciaron el cambio de domicilio de algunas personas…

– El problema puntual del Servel no, pero cuando nos dimos cuenta de lo de Salvador Allende en el padrón de votación, indicamos en esa oportunidad por qué se estaba produciendo, pero nadie lo ha investigado. Entonces hoy día tenemos subdirecciones que están por debajo del director nacional, que son desconocidas algunas veces, y las que son conocidas no le han puesto el interés. Entonces cuando no cuidamos las bases de datos, pasan estas cosas.

– ¿Y quiénes manejan las bases de datos?

– Lo que pasa es que es un problema del sistema que lo manejan los operadores que ha traído el director, entonces aquí el director le tiene que rendir cuentas a los operadores que ha traído con altos sueldos y que hoy día están a cargo de este tema. Hay problemas internos que hay que solucionar y dar respuestas más decentes al público. Está bien que el director reconozca, pero lo mejor es que lo asuman y que lo solucionen de forma correcta. Acuérdense que primero el tema empezó con que había un padrón electoral demasiado viejo, entonces hay que asumir, solucionar los problemas. Entonces no traigamos operadores para que al final sigan ganando plata y continuemos con escándalos en la opinión pública. Acá claramente no hay ninguna participación de los funcionarios de carrera en este problema.

– ¿Qué tan seguro es el sistema? Le pregunto porque se ha planteado la idea de que pueda haber “intervencionismo” o incluso un hackeo al sistema.

– No, el sistema es seguro. Insisto que son los operadores, que traen para manejar este sistema, los que tienen que responder. Nosotros anteriormente no nos habíamos visto envueltos en estos escándalos, creo que el sistema de la base de datos es seguro y que el problema está en traer gente que no tiene conocimiento. Entonces, realizan aplicaciones que no corresponden. Por ejemplo, si yo quiero limpiar el sistema, hacer una aplicación o un mantenimiento, antes de hacerlo, tengo que tener respaldada mi base de datos y no sé si acá hicieron este ejercicio. Aquí se tendrían que haber tomado resguardos y no sé si los tomaron.

– ¿Cree que debería renunciar el director?

– Hoy día no podemos pedir nada, porque si usted pide la renuncia de alguien, el Gobierno lo afirma. Entonces hoy no podemos hacer nada, porque los trabajadores hablan, denuncian y el gobierno hace todo lo contrario. No sacamos nada con decir quién debería dejar su cargo o dar nuestra opinión, porque aquí no se protege la gestión, aquí se protege el amiguismo y el pituto, no hay una protección a la gestión de los servicios.

– El año pasado sostuvieron un paro por 39 días ¿Cómo van las negociaciones?

– Todavía hay secuelas al interior porque el monstruo que nos mandaron es grande y pesa fuerte, aquí nos descontaron, la gente todavía está resentida con el Gobierno, sobre todo por lo que está pasando al interior del Registro Civil, además seguimos intervenidos por el ministerio del Interior. No hemos vuelto a ver a la ministra de Justicia, ni siquiera al subsecretario, a pesar de que en reiteradas oportunidades hemos pedido reunirnos, hemos mandado cartas a La Moneda, al Servicio Civil, al Ministerio de Justicia y no hemos sido escuchados, entonces cuando nosotros salimos a la calle lo hicimos con una carpeta grande recorrimos todos los caminos y nadie nos ha escuchado.