En entrevista desde Perú con "El Líbero", el ministro de Desarrollo Social y ex canciller se refiere a su intervención en el foro donde se reunió con los presidentes de Colombia y México.
Publicado el 14.04.2018
Comparte:

En entrevista desde Perú con “El Líbero”, el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, habla sobre su intervención en el foro organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en el marco de la Cumbre Empresarial de las Américas, donde moderó un encuentro en el que participaron los Presidentes de Colombia y México. En la ocasión, relata, pudo sacar conclusiones para implementar en áreas como salud, educación y vivienda, entre otras.

Tal como lo publicó “El Líbero”, Moreno es parte de delegación chilena -liderada por el Presidente de la República, Sebastián Piñera, y por el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero– que participa en la Cumbre de las Américas en Lima.

-¿Por qué, a usted, como ministro de Desarrollo Social le correspondió asistir a la Cumbre de las Américas?

-Fui invitado, y la idea principal fue participar en un panel con los presidentes de México y Colombia (Enrique Peña Nieto y Juan Manuel Santos) que están terminando sus gestiones, por lo que era importante hacer un recuento de lo que han logrado en estos años. Ese balance también tuvo un contenido social significativo. Además, fue una cumbre empresarial y era importante ver cómo los empresarios pueden intervenir en materia de desarrollo en los países.

-Usted habla del contenido social de su intervención, ¿cuáles fueron los principales temas que se abordaron en esa materia?

-Hablamos sobre los avances que se han logrado en esos países, siempre con el sentido de que el mundo de la sociedad civil también puede aportar. Por ejemplo, en el caso de Colombia hay una carencia en el área de infraestructura y aún están trabajando para sacarla adelante. En el caso de México, un país que pasó de tener una economía cerrada a una más abierta, pudimos ver temas de infraestructura en el sentido de llegar a los más pobres y mejorar las carreteras para aprovechar el libre comercio.

Hablamos sobre los avances que se han logrado en esos países, siempre con el sentido de que el mundo de la sociedad civil también puede aportar”.

-Adentrándonos más en las conclusiones que se sacaron en la reunión, en lo que respecta a desarrollo social, ¿cómo evalúa las conversaciones con los presidentes?

-En materia de desarrollo social, pudimos ver los avances en particular de los tres países. Son los únicos países que miden la pobreza multidimensional, entonces, vimos avances como el de Colombia, que redujo su pobreza de 30% a 17%. Eso significó más de 5 millones de personas que mejoraron su situación, por lo que pusimos atención en ese aspecto. En el caso de México, hubo un avance muy grande en materia de empleos formales y en el seguro de salud. Más de 11 millones de personas entraron al sistema y también tuvieron mejoras en materia de educación. En Chile tenemos situaciones muy parecidas.

-¿Cómo ve a Chile en comparación con otros países de la región?

-En materia de pensiones, tenemos prácticamente el mismo sistema. Chile tiene un estándar importante y, en general, hemos mejorado en materia de pobreza. Ellos han tenido avances extremadamente importantes que nosotros no hemos logrado conseguir. Por ejemplo, Colombia bajó la pobreza multidimensional cuando Chile se ha mantenido más o menos en las mismas cifras. Ahí no tenemos una trayectoria tan clara como lo que han tenido ellos. En el tema de los empleos formales, México creó 3,5 millones de empleos formales durante los últimos seis años. Nosotros, en los últimos cuatro años,  lo que hemos hechos es entregar empleos informales, sin contrato y sin previsión.

(Al canciller Ampuero) lo veo muy poco, pero estoy dispuesto a ayudar en lo que me soliciten”

-¿Hay alguna problemática que sea común en los países latinoamericanos?

-Hay grandes carencias en la pobreza multidimensional, la que en el fondo mide el estatus de vida de las personas. Mide la calidad de la vivienda, el nivel de educación, la calidad de los servicios. No se ha logrado implementar de forma más global.

-¿Cómo ha sido la relación que se ha establecido con el ministro Roberto Ampuero considerando su experiencia como canciller del primer gobierno de Sebastián Piñera?

Lo ayudé a que conociera a las personas en su momento inicial. Él ha tenido muchísimo trabajo, ha ido para todos lados incluyendo La Haya y otros lugares, lo que corresponde para la tarea de canciller. Lo veo muy poco, pero estoy dispuesto a ayudar en lo que me soliciten.