La autoridad de Transporte había prometido que la nueva inyección de recursos por US$ 1.300 millones aprobada en noviembre impediría más alzas de pasajes. Especialistas piden explicaciones a la autoridad y lo acusan de incumplir promesa.
Publicado el 16.02.2016
Comparte:

El alza de $20 en el precio del pasaje del Metro en las horas punta desató la furia de miles de usuarios -quienes llamaron públicamente a un boicot masivo de evasión-, y gatilló fuertes críticas al ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Andrés Gómez-Lobo.

El año pasado la autoridad repitió insistentemente que la aprobación del proyecto de ley que entonces se tramitaba en el Congreso, y que inyectaba US$1.300 millones al deficitario Transantiago, evitaría futuras alzas en el pasaje del transporte público.

Así lo prometió Gómez-Lobo, entre otras entrevistas, en el canal CNN Chile el 25 de agosto pasado cuando dijo que  el Gobierno va a “inyectar recursos para no subir las tarifas“, y detalló que el transporte metropolitano tuvo un déficit de US$ 665 millones durante el 2014, donde incidieron factores como el alto número de evasión y la ampliación del beneficio escolar durante enero y febrero, implementado por el actual Gobierno.

Dicho proyecto de ley se aprobó en noviembre pasado y fue promulgada como la ley 20.887, que incrementa el subsidio en $60 mil millones para el transporte público en Santiago, Puente Alto y San Bernardo y para el resto del país por otro monto equivalente entre 2015 y 2017. Adicionalmente, entre 2018 y 2022 contempla otros $130  mil millones para la capital y el mismo monto para las regiones del país, lo que es llamado “fondos espejo”.

Especialistas piden explicaciones al ministro Gómez-Lobo

Foto-Louis-de-Grange-2012El doctor en transportes y académico de la Universidad Diego Portales, Louis de Grange, es enfático en señalar que “el compromiso del ministro Andrés Gómez-Lobo fue que el subsidio impediría nuevas alzas de tarifas y no ha cumplido”.

El profesional agrega que es “súper evidente” que el millonario subsidio solicitado hace apenas tres meses no alcanza para cubrir los gastos del trasporte público capitalino, y calcula que el alza de $20 en las horas punta del Metro afectará a entre 200 mil y 300 mil personas y recaudará alrededor de US$3 millones al año.

De Grange explica que el tren subterráneo cuesta apenas un 20% de los costos operacionales del Transantiago, mientras los buses significan el 70% de los gastos operativos, y el restante 10% del costo es del administrador financiero.

cruzatEn la misma línea, el ex coordinar de Transantiago durante el Gobierno de Sebastián Piñera, Raimundo Cruzat, dice que el alza es “un engaño abiertamente. Se dijo que la plata del subsidio iba a ser suficiente para no subir la tarifa. Se repitió la promesa hasta que se aprobó el subsidio”.

Cruzat agrega que el panel de expertos, establecido por ley para determinar las alzas, no respaldó la medida, lo que muestra que la decisión la adoptó el Ministerio de Transportes de manera inconsulta.

“Esta es una decisión del ministerio porque metro no sube las tarifas por sí solo. El ministro Gómez-Lobo debe dar una explicación de por qué cambió su versión. La ciudadanía se merece esa explicación”, afirma la ex autoridad.

A las críticas se sumó el presidente de la UDI, Hernán Larraín, quien reiteró que el Gobierno pidió más recursos para el Transantiago “aduciendo que de esta forma no se iban a subir las tarifas para los ciudadanos”, y calificó dicho sistema de una fracasada “política socialista y un botadero de plata”.

De acuerdo a cálculos de su coalición, con los cerca de US$ 20.000 millones invertidos en el Transantiago se pudieron haber construido más de medio millón de viviendas sociales, 41 hospitales de 400 camas, 13.750 comisarías o 825 estadios.

Las razones de Metro para subir la tarifa

El Ministerio de Transportes justificó el alza del pasaje en hora punta, que quedó en $740 -de lunes a viernes entre las 07:00 y las 08:59 horas, y entre las 18:00 y las 19:59 horas-, en que financiará la rebaja de la tarifa para los adultos mayores, que quedó en $210 durante todo el día, incluyendo los horarios punta que antes no se incluía.

El incremento también se debe al aumento de los costos de operación y mantenimiento del servicio, principalmente en los horarios de mayor afluencia de público, según la explicación de dicha cartera.

El fisco subsidia el 40% de los costos de Transantiago

El subsidio estatal financia cerca de un 40% de los costos de Transantiago (el subsidio permanente un 20,5% y el transitorio un 19,5%), por tanto, la recaudación por concepto de pago de tarifa cubre un 60% de los costos totales de operación del transporte público, incluyendo el pago al Metro para financiar un tercio de sus inversiones en infraestructura.

La última de las polémicas que ha gatillado Transantiago es lo revelado por una serie de auditorías realizadas por la Contraloría en cinco regiones, que  detectó que $26 mil millones que debían destinarse por ley al transporte público se utilizaron para otros gastos. Ello llevó a la comisión de Transportes de la Cámara de Diputados a pedir explicaciones al ministro Gómez-Lobo.