La Junta Nacional DC deberá votar durante esta jornada si autoriza o no la repostulación del diputado Ricardo Rincón, a lo que se ha opuesto la presidenta del partido. El desenlace de esta decisión marcará el futuro de su candidatura presidencial.
Publicado el 29.07.2017
Comparte:

Esta tarde la timonel y abanderada presidencial de la DC, Carolina Goic, se juega el todo por el todo. Si bien la Junta Nacional -que sesiona desde ayer- tomará decisiones en cuanto a pactos parlamentarios, también lo hará sobre los nombres que competirán por un cupo al Congreso.

Entre los postulantes se encuentra el actual diputado Ricardo Rincón, que quiere ir a la reelección por la región de O’Higgins, pero que además ha sido vinculado a un caso de violencia intrafamiliar. Pese a que los hechos no fueron acreditados en tribunales, y posteriormente -en abril de este año-, el tribunal supremo de la falange desestimara expulsar a Rincón de sus filas, Goic dijo que “si de mí hubiera dependido, sí (lo expulsaría), pero no tengo la facultad. Me parece que esto no es jurídico, es ético, y ahí no podemos tener dos discursos”.

Pero esa no fue la única vez que la candidata se ha referido al episodio, sino que ha insistido en que se debe respetar la decisión de la Junta anterior sobre que no pueden postular quienes hayan sido sancionados por violencia intrafamiliar o por delitos graves de probidad.

Es por eso que la prueba de fuego de esta tarde para Goic será cómo se votan las candidaturas al Congreso: si se hace en bloque -se aprueba o no se aprueba la lista de nombres completa-, o se vota región por región. Si se hace de la primera forma -opción que fue avalada por el consejo nacional de la tienda este lunes-, sería la primera derrota de la candidata, dado que de esta forma el tema de Rincón quedaría diluido y pasaría “colado” entre los demás nombres, ya que nadie se referiría particularmente a él. Y lo segundo es que se vote nombre por nombre, de manera que la Junta tenga que de manera obligada tomar posición sobre el diputado. Esta última opción es la que más le acomoda a Goic. “El mecanismo será clave”, dice un parlamentario DC.

El problema es que si la instancia de este sábado vota a favor de la candidatura de Rincón, no sólo sería un revés para Goic porque podría quedar “sumamente debilitado su liderazgo” frente al partido que dirige, sino que también -dicen en la tienda-, podría ser un detonante para que desista de su postulación a La Moneda.

El ambiente está tenso dentro del partido, ya que además de que no existe ninguna noción sobre las votaciones -el diputado también cuenta con gran apoyo dentro de la colectividad-, existe la idea de que el partido está cada vez más fraccionado en su interior. Además, comentan a este medio, la abanderada siente que es fundamental que su colectividad le dé apoyo en su posición, ya que sería también una muestra de respaldo en momentos que su candidatura no ha podido despegar en las encuestas. “Sería malo para la candidatura que se realizara esa decisión (ratificar a Rincón). Si se llega a realizar es una mala noticia. Es un golpe duro, qué duda cabe”, dijo a T13 el coordinador político de la campaña, Jorge Burgos.

Sin duda es un tema que genera preocupación en el entorno de Goic, por eso ella no perdería la oportunidad de tomar la palabra esta tarde y expresar a sus camaradas la importancia de cumplir con los que ella misma llamó un “estándar ético”.

En tanto, su coordinador de contenidos, Eduardo Saffirio, sostuvo a El Mercurio que “cualquier traspié en materia de listas parlamentarias, con candidatos que no cumplan con el deber de ejemplaridad, que no estén formalizados por investigaciones vinculadas con financiamiento ilegal de la política, no digamos violencia contra las mujeres, hace pagar un altísimo costo a las candidaturas presidenciales. Significaría ponerle un lastre muy grande a una candidatura a la que ya le ha costado mucho despegar por falta de colaboración orgánica dentro de la DC”.

Un quiebre interno

La principal preocupación de los parlamentarios es que el tema lleve a la falange a un quiebre interno insalvable, ya que en cualquier de los dos escenarios, quedarán los ánimos heridos.

Es más, aquellos que están a favor de la repostulación del diputado tienen “serias sospechas” de que la abanderada y su círculo cercano esté usando esté tema para no hacerse cargo de los problemas de fondo como el bajo apoyo que tiene la candidatura y el hecho de no haber podido concretar un pacto parlamentario con la Nueva Mayoría y que hoy se vean obligados a estar conversando con otras fuerzas como Ciudadanos de Andrés Velasco o el PRO de Marco Enríquez-Ominami, y que incluso exista la posibilidad de tener que competir solos. 

Incluso, hay algunos que sostienen que esta podría ser su “puerta de salida” de la carrera presidencial bajo el argumento de que si no es respaldada por su propio partido, en un tema que ella considera fundamental, cómo lo va a hacer un país entero.

De concretarse una “bajada” se abre un escenario demoledor para la falange, dicen en la interna, ya que no sólo se quedarían sin una figura presidencial, sino que además -comentan a este medio- se harían más evidentes todos los costos que ha pagado el partido para poder llevarla adelante. “El tema parlamentario ya generó opiniones distintas y roces importantes dentro del partido, esto no dejará de tener repercusiones. Si no se produce un quiebre ahora, es muy probable que ocurra en noviembre”, dice un parlamentario de la tienda.

Es por eso que en la tienda piensan que hay dos opciones: Goic “mata” a Rincón, logrando que no postule, o posiblemente él, si es que consigue su objetivo, le dé una muerte electoral a ella.