En el oficialismo los llaman los "recaudadores". El empresario conocería a Martelli hace más de diez años, según explican en la Nueva Mayoría.
Publicado el 05.04.2015
Comparte:

Fue en  2005, durante la primera campaña presidencial de Michelle Bachelet, en que el empresario y actual presidente de Enersis, Jorge Rosenblut, se sumó al comando de la entonces candidata PS como la “cabeza” del equipo recaudador, a cargo de conseguir recursos para financiar la campaña. Rosenblut, quien es PPD, habría conocido a la Mandataria por medio de un senador del partido, quien lo habría recomendado como un gran empresario del sector capaz de tender puentes para conseguir el dinero de la campaña. Sin embargo, Rosenblut no “gestionaba” solo. Bachelet contaba con un segundo hombre a cargo del control de los gastos: Giorgio Martelli (PPD), geógrafo y experto en la Ley de Gasto Electoral y quien, según informó El Mostrador, emitió facturas a Soquimich -minera perteneciente a Julio Ponce Lerou- entre 2012 y 2013, durante la segunda campaña de Bachelet, donde también fue un “hombre clave”, dicen en el oficialismo.

“Los recaudadores”. Así definen en la Nueva Mayoría a Rosenblut y Martelli frente al rol que jugaron en las dos campañas de Bachelet. Durante la primera, Rosenblut, habría sido el “líder” del equipo recaudador de Bachelet y Martelli el “segundo hombre” a cargo del control de gastos. Mientras que para la segunda campaña durante 2012 y 2013, Martelli, habría tenido un “rol aún más relevante” y habría estado liderando este equipo, junto a a la ex subsecretaria, María Carolina Echeverría.En el oficialismo comentan que “nadie podía definir algún tema relacionado con los gastos de la campaña sin consultarle a Martelli“, convirtiéndose en uno de los hombres de confianza de Bachelet.

De hecho, en la Nueva Mayoría comentan que Martelli se “paseaba libremente” por los pasillos de los comandos de la entonces candidata.  Y durante la segunda campaña, habría generado una “cercana relación” con el entonces jefe de campaña, y actual ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo.

“Giorgio Martelli ha estado en varias campañas (…) Siempre ha estado vinculado cuando se le pide ayuda y no la niega (…) era un tipo muy ordenado en el control de los gastos durante la primera campaña de Bachelet, él es bueno para eso”, explica a “El Líbero“, el ex ministro Sergio Bitar, quien trabajó con Martelli el año 2005 en el comando de la entonces candidata.

Martelli, según explican en el oficialismo, conocería a Rosenblut desde hace diez años. De hecho, afirman que habría sido el empresario quien llevó a Martelli al comando de Bachelet el año 2005. Además, durante la segunda campaña de la Mandataria cuando el geógrafo estaba a la cabeza del equipo recaudador, habría continuando consultándole a Rosenblut en algunas oportunidades.

La revista Qué Pasa, informó en octubre de 2013 que “sin  más lejos, en 2005 el equipo recaudador de la candidata PS estaba encabezado por los PPD Jorge Rosenblut e Ingrid Antonijevic. Pero esta vez -aunque a Rosenblut se lo consulta esporádicamente como asesor- el bacheletismo se limitó a operar con un pequeño staff  financiero liderado por la ex subsecretaria Echeverría, quien posee una sencilla oficina en la antigua casona del comando de calle Tegualda”.

Rosenblut “cercano” a Girardi y Martelli ex Izquierda Cristiana

Rosenblut -quien además fue subsecretario de la Presidencia de Frei Ruiz Tagle– mantiene una amistad de años con el senador del PPD, Guido Girardi. Según explican en el oficialismo, mantienen permanente contacto y en algunas oportunidades se visitan en sus respectivas casas.  Además, sería cercano al ex ministro Sergio Bitar y a otras personalidades del PPD.

De hecho, Bitar afirma que “Jorge siempre ha sido una persona de confianza de los comités financieros de las campañas (…) es del PPD y siempre ha sido consultado sobre materias que tienen que ver con la política económica y financiera, él es un hombre que ha sido leal a sus ideas, pero con independencia”, explica Bitar a “El Líbero”.

En tanto, Martelli, quien además participó en la campaña de Frei Ruiz Tagle en el año 2009 en su rol de “recaudador” y “hombre clave en el control de los gastos”-perteneció a la ex Izquierda Cristiana y en su minuto, habría sido cercano al senador Carlos Montes (PS) y al diputado y presidente de la Cámara, Marco Antonio Nuñez.  En el PS lo consideran como un “hombre muy talentoso” en su rol como recaudador.

martelliMartelli: “No soy un político, tampoco un empresario, soy un operador”

Martelli ha mantenido un “bajo perfil” ante la opinión pública, sin embargo, a fines de 2014 asistió a un seminario organizado por Chile 21, donde explicó su visión sobre el financiamiento de campañas políticas y afirmó ser un “operador” de ellas.

“No no soy un político, tampoco un empresario; soy un operador. Lo digo sin ningún pudor: si me metí en este tema, es porque creo que uno de los aportes que se deben hacer en la política es no tener pudor con el dinero, lo que es un estigma de la centroizquierda. Eso es lo que pienso(…)las campañas se hacen con dinero. Por eso, hay que ser claro, transparente y honesto. No me gusta y no estoy de acuerdo con el comentario de que es indigno conseguir dinero. ¿Qué tiene de indigno conseguir plata? ¡Por favor, saquémonos el estigma! Esto es totalmente digno y necesario. Ahí es donde empiezan los problemas” (Estractos de su intervención en revista Qué Pasa, octubre de 2014)

Además, en su intervención, explicó  que “mi impresión es que si el aporte es transparente, las empresas no van a colaborar. Eso es lo que yo creo que ocurriría”. 

FOTO: AGENCIA UNO