Marisol Touraine, ministra de Salud francesa, a “El Líbero”: “Quienes han pensado desafiar a Francia han sido siempre los perdedores de la historia”

Quien es hija de la investigadora chilena Adriana Arenas -fallecida en 1990- y del sociólogo francés Alain Touraine, entrega detalles sobre la situación que se vive en Francia a cinco días del atentado. Además, explica que se activó el "Plan Blanco" en los hospitales de París, un dispositivo de movilización máxima prevista para enfrentar...
Quien es hija de la investigadora chilena Adriana Arenas -fallecida en 1990- y del sociólogo francés Alain Touraine, entrega detalles sobre la situación que se vive en Francia a cinco días del atentado. Además, explica que se activó el "Plan Blanco" en los hospitales de París, un dispositivo de movilización máxima prevista para enfrentar situaciones sanitarias de emergencia y de crisis.
Publicado el 18.11.2015
Comparte:

A cinco días de los atentados en Francia que causaron más de 120 muertos la ministra de Asuntos Sociales y Salud de Francia, Marisol Touraine, hace un alto en medio de su agitada labor organizando y visitando a los heridos de los hospitales de París, para conversar con “El Líbero”. Touraine es hija de la investigadora chilena Adriana Arenas -fallecida en 1990- y del sociólogo francés Alain Touraine. En 1997 comenzó su carrera política cuando fue electa diputada en una región de Francia que lleva su mismo apellido. Está casada con el diplomático francés Michel Reveyrand de Menthon.

Desde la madrugada del atentado, Touraine afirma que  ha estado dedicada a visitar los hospitales de París y los equipos de urgencia que se encontraban en el lugar de los hechos. Además, explica que ante las circunstancias se activó en Francia el “Plan Blanco”, el cual consiste en un dispositivo de movilización máxima prevista para las situaciones sanitarias de emergencia y de crisis.

“Este moviliza y organiza inmediatamente los recursos humanos y materiales para enfrentar el flujo de pacientes o de víctimas. Sin contabilizar las decenas y decenas de voluntarios (médicos, enfermeras) que no estaban considerados por los poderes públicos ese día y que quisieron dirigirse a los hospitales a prestar ayuda”, comenta Touraine.

Además, la secretaria de Estado, entrega detalles de cómo está el ambiente en Francia tras los atentados, se refiere a la estrategia del gobierno francés y valora la reacción del Presidente François Hollande.

“La respuesta del Presidente y del Gobierno ha sido decidida: tanto en el plano interior como en el plano internacional”, afirma, y agrega que “Francia ha dado a conocer su determinación de luchar contra el terrorismo. Los acontecimientos así lo han demostrado, puesto que, principalmente, las fuerzas francesas han lanzado una importante ofensiva militar en contra del Estado Islámico”, dice.

-¿Cuál es el ambiente que se vive en Francia a cinco días del atentado?

-Los atentados que causaron 129 muertos y centenares de heridos (entre ellos 56 todavía en reanimación) han sido de una violencia inédita. Francia entera era el objetivo de los terroristas. Francia, que ama la vida, la cultura, el deporte, los festejos, compartir la vida. Francia abierta al mundo. Hoy, estamos golpeados, perturbados, heridos. Pero también estamos decididos. La República está siempre ahí, muy viva. Quienes han pensado desafiarla han sido siempre los perdedores de la historia. Esta vez acontecerá lo mismo.

-¿Cómo ha visto la actuación y la reacción del presidente Hollande?

-François Hollande ha reaccionado con sangre fría, lucidez y dignidad. De inmediato se puso en acción: un Consejo de Ministros se reunió en la noche y el Presidente se dirigió inmediatamente a los franceses para comunicarles sus decisiones. Enseguida, el Presidente se dirigió al lugar de los ataques para estar entre todos quienes vivieron esos terribles momentos.

-¿Cuál será el plan del gobierno francés para enfrentar esta situación? ¿Cuál es el análisis que hace el gobierno sobre este tema?

-La respuesta del Presidente y del Gobierno ha sido decidida: tanto en el plano interior como en el plano internacional. En el aspecto nacional, se tomaron inmediatamente las medidas que permitan garantizar la seguridad de los franceses: pienso especialmente en el Estado de Emergencia en todo el territorio, al restablecimiento inmediato de los controles en las fronteras y el despliegue de 1.500 militares suplementarios. En lo que respecta al plano internacional, Francia ha dado a conocer su determinación de luchar contra el terrorismo. Los acontecimientos así lo han demostrado, puesto que, principalmente, las fuerzas francesas han lanzado una importante ofensiva militar en contra del Estado Islámico.

-¿En qué ha consistido su labor como ministra de Asuntos Sociales y Salud tras el atentado?

-En circunstancias en que los ataques simultáneos aún se presentaban, el «Plan Blanco» fue activado en los Hospitales de París. Se trata de un dispositivo de movilización máxima prevista para las situaciones sanitarias de emergencia y de crisis. Este moviliza y organiza inmediatamente los recursos humanos y materiales para enfrentar el flujo de pacientes o de víctimas. Sin contabilizar las decenas y decenas de voluntarios (médicos, enfermeras) que no estaban considerados por los poderes públicos ese día y que quisieron dirigirse a los hospitales a prestar ayuda. En estas trágicas circunstancias, los médicos, los profesionales de la salud y el personal administrativo, demostraron un profesionalismo ejemplar y de un admirable compromiso para tratar a los heridos; acompañar a las personas choqueadas; apoyar a las familias y responder, de manera adecuada todos los llamados.

-¿Cómo ha sido su trabajo en los hospitales?

-La reacción de todos estos profesionales de la salud provocan la admiración de los franceses y la mía. Por otra parte, desde el sábado por la mañana me dirigí a los hospitales parisinos, para ver a las víctimas y sus familias, para quienes dediqué mis primeros pensamientos pero también para saludar la devoción de los respectivos equipos. Esa misma mañana visité los equipos de urgencia que se encontraban en el lugar de los hechos al momento de los atentados. Su profesionalismo es el orgullo de Francia.

 

FOTO:MARISOLTOURAINE.FR