El prestigioso arquitecto chileno y premio nacional de Urbanismo del Reino Unido advierte sobre graves consecuencias que tendrá la salida de dicho país de la Unión Europea.
Publicado el 25.06.2016
Comparte:

Marcial Echenique, ex decano de arquitectura de la Universidad de Cambridge, y Premio Nacional de Urbanismo del Reino Unido, es uno de los chilenos que mejor conoce el isleño país que decidió salirse de la Unión Europea en el referéndum realizado el pasado jueves.

Echenique aborda para “El Líbero” las implicancias políticas y económicas que tendrá para el Reino Unido y Europa dicha decisión, que ayer remeció las bolsas mundiales y que se podría tomar la agenda política europea durante los próximos años. De hecho, políticos nacionalistas de Francia y Holanda anunciaron también su intención de salirse de la Unión Europea.

-¿Fue sorpresiva la victoria del Brexit?

-Fue bastante chocante, porque la mayoría esperaba que iba a mantenerse en la Unión Europea, Aunque estaba muy balanceado, el mercado y las probabilidades de las apuestas decían que se iban a quedar en Europa. Ha sido un shock bastante fuerte.

Echenique: “Está bien claro, los jóvenes, educados, sureños votaron a favor de quedarse en la Unión Europea, mientras las personas mayores, poco educadas y del norte a favor de irse”

-¿Por qué la mayoría de los votantes decidió salirse?

-Si uno analiza los resultados, está bastante claro. Los jóvenes y las personas bajo 50 años votaron  a favor de mantenerse, la gente mayor al revés, sobre todo los de más de 60 años, una proporción bastante alta. La gente del norte del país, la parte más industrial, a favor de salir, y la gente del sur, especialmente Londres, en mantenerse. Todas las comunas de Londres votaron a favor de mantenerse. Lo otro bastante interesante es que la gente con educación universitaria estuvo a favor de quedarse, y la gente sin educación, sobre todo los obreros manuales, a salir. Está bien claro, los jóvenes, educados, sureños votaron a favor de quedarse en la Unión Europea, mientras las personas mayores, poco educadas y del norte a favor de irse.

-¿Qué razones esgrimieron los obreros industriales para salirse?

-Los obreros votaron a favor de salirse porque han estado muy afectados por la inmigración. Ese ha sido el punto fundamental. Ha habido una inmigración muy grande de los países del este, Polonia, Hungría, Rumania, Estonia, del orden de 300 mil obreros al año. Ellos compiten muy fuertemente con la clase obrera. Son jóvenes que han salido de sus países decididos a ganar plata y a trabajar como diablos y les han quitado los trabajos manuales a los ingleses. Ellos resienten mucho eso.

-¿Este fenómeno de salirse de la UE es más reciente o el Reino Unido siempre ha tenido una postura más distante de la integración comunitaria?

-Creo que siempre los ingleses se han sentido distintos a lo que ellos llaman “el continente” por varias razones. Históricamente, Inglaterra nunca fue invadida por Napoleón, que impuso una serie de condicionantes al resto de Europa que más o menos se sigue. Por ejemplo, Napoleón impuso circular por la derecha, también el sistema métrico, de kilos y los ingleses no. Ellos no tienen constitución y Napoleón instauró el derecho romano, que es el mismo que hay en Chile. Los sistemas universitarios ingleses son totalmente distintos. Napoleón impuso el código de universidades, que es el que se aplica en Chile, Francia, España, en cambio Inglaterra se quedó con el que tenía, que es muy superior al europeo que domina el mundo porque Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelandia siguen el sistema inglés. Tienen más afinidad cultural y lingüística con esos países que con Francia o Alemania. Siempre han sido un poco distintos. Ahora, tienen cosas buenas y malas. Las buenas es que las universidades han sido muy superiores. Si uno ve las 50 mejores universidades del mundo, las inglesas, americanas y australianas están ahí y no vemos ninguna europea o continental. El sistema legal es distinto, se basa en la precedencia, no en las leyes escritas.

-¿Cuál es el impacto económico para el Reino Unido de salir de la Unión Europea?

– Creo que es un gran error. Se han pegado un balazo en el pie porque evidentemente el mercado inglés es muy pequeño y el europeo son 500 millones de personas con un per cápita muy alto. Los autos ingleses se venden en su mayoría en Europa, la City de Londres es el polo dominante muy superior a ninguna otra ciudad europea en transacciones financieras, seguros y bancos. Van a sufrir mucho porque las empresas internacionales van a pensarlo dos veces antes de invertir en Inglaterra porque es mejor irse a Frankfurt, que no tendrán dificultades de Aduanas o controles de todo tipo que se les impondrá. Inglaterra es de los países grandes el más exitoso de Europa y estaba trayendo mucha inmigración. Solo en Londres hay más de 200 mil franceses. Ha sido muy atractivo para los europeos venir a Inglaterra porque ha tenido mucho éxito económico, pero desgraciadamente ese éxito puede estar cuestionado. Van a tener preocupación grande al restringirse el mercado, aunque algunos dicen que no importa, porque se abrirán más al resto del mundo sin las restricciones europeas, pero yo no lo creo tanto, porque es difícil soltarse de la proximidad con el continente. Los autos alemanes se hacen con piezas inglesas y los ingleses con motores alemanes. Es todo mezclado. Es bien complejo.

-¿Qué pasará con el tema interno? La mayoría de Escocia eligió quedarse en la Unión Europea. ¿Se puede empezar a desmembrar el Reino Unido?

-Claro, las dos regiones importantes, Irlanda del norte y Escocia, votaron a favor de quedarse y Escocia quiere independizarse y será una buena excusa para ambos países. Eso potencialmente puede ser un peligro para desmembrar el Reino Unido. Gran Bretaña es Inglaterra, Gales y Escocia y Reino Unido es Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Tiene muchos peligros que terminen siendo más que Bretaña porque se le irán los escoceses. No sé qué pasará porque tendrán que negociar. El 75% de los miembros del Parlamento inglés están a favor de quedarse en la Unión Europea, tanto del partido Conservador y Laborista. Van a tener que respetar el referéndum pero no se sabe cómo se hará.

Echenique: “Que Inglaterra va a sufrir no cabe la menor duda, pero lo que es mucho peor es que se desmembre la Comunidad Europea. Eso sería trágico”

-¿Quién podría quedar de primer ministro tras la salida de David Cameron?

-El candidato fuerte conservador es el ex alcalde Boris Johnson. Es un tipo bien pintoresco, muy inteligente y divertido, con mucha chispa pero un peligro humano. No creo que los conservadores lo elijan a él, pero puede ser Theresa May, la ministra del Interior, quien se ha mantenido al margen y es más respetada. Van a tener que llamar a elecciones generales y si los conservadores se presentan divididos van a perder las elecciones.

-¿Este fenómeno del nacionalismo lo ve in crescendo en Europa?

-Sí. Creo que esto no sólo es malo para Inglaterra. En Cambridge están  muy preocupados porque tenemos cantidad enorme de recursos que vienen de Europa y nos van a afectar mucho. Tenemos muchos estudiantes de Alemania y Francia que pagan lo mismo que los ingleses. Que Inglaterra va a sufrir no cabe la menor duda, pero lo que es mucho peor es que se desmembre la Comunidad Europea. Eso sería trágico. Lo veo posible porque los franceses con Marie Le Pen pueden salirse también. Lo peor es que ahora Francia se va  a sentir bastante complicada ante Alemania, que es un peso pesado. Con Inglaterra le hacía un contrapeso pero Francia sola no es contrapeso para los 80 millones de Alemania, que son más ricos. Los holandeses también quieren referéndum. Los daneses también podrían salir con algo similar. Puede llegar a desmembrarse toda la comunidad europea. Los líderes de la Unión Europea tienen que pensar rápidamente cuál será la respuesta. Una podría ser más reunificación, como la unión fiscal porque el euro no funciona porque no hay unión fiscal, pero no sé si eso  lanzará más petróleo al fuego.

Echenique: “Los referéndums son un arma de doble filo que es muy difícil de manejar. Para eso están los representantes del pueblo, que estudian las cosas a fondo, balanceen las opiniones y lleguen a una conclusión. Si uno va a los referéndum se expone a los populismos y eso ha sido el resultado: populismo”

-¿Qué conclusión Ud. saca de esta compleja situación?

-Que los referéndums son un arma de doble filo que es muy difícil de manejar. Para eso están los representantes del pueblo, que estudian las cosas a fondo, balanceen las opiniones y lleguen a una conclusión. Si uno va a los referéndum se expone a los populismos y eso ha sido el resultado: populismo, porque los grupos de ultraderecha han generado esta desconfianza hacia los extranjeros. Eso es una demostración de que los referéndums no se deben hacer para cosas tan de largo plazo. El pueblo no tiene la conciencia de que les afectará  peor de lo que creen.