El experto en transportes explica que fallas como estas van a volver a ocurrir en el futuro, por lo que "es fundamental disponer de nuevas líneas alternativas".
Publicado el 14.11.2014
Comparte:

Tras una falla de corto circuito, las líneas 1, 2 y 5 del Metro debieron cancelar sus operaciones durante esta mañana. El problema afecta a cientos de miles de usuarios que utilizan este medio como única vía de transporte. Cerca de las 08.00 hrs. las líneas 1 y 2 comenzaron a ser parcialmente reestablecidas y, al mismo tiempo, la empresa responsable ha señalado que se investiga para saber qué fue lo que originó el corte.

El doctor en Transportes, Louis de Grange, explica a “El Líbero” que esta crisis demuestra una vez más que no se puede depender de un sólo medio de transporte.

– ¿Qué demuestra este nuevo colapso en el Metro?

– Primero, demuestra una vez más, aunque de manera dolorosa, lo fundamental que es el Metro de Santiago para la ciudad. Sin duda, no existe otra  alternativa de transporte que sea capaz de mover la cantidad de gente con la capacidad que lo hace Metro. Segundo, estos eventos, que yo prefiero creer que no tienen correlación con los anteriores, que son eventos independientes y aleatorios que no hay una causualidad entre ellos, van a volver a ocurrir a futuro. Por lo tanto, lo fundamental es disponer de nuevas líneas alternativas tal como ocurre en Londres, ciudad donde al menos todas las semanas hay una línea que falla, pero como tienen tantas alternativas el impacto es mucho menor. Acá debiéramos apuntar en la misma dirección, los buses definitivamente no son capaces de trasladar los niveles de pasajeros que debe trasladar Metro.

– ¿Hay relación con los otros dos últimos colapsos?

– No es que haya un patrón que explique la consecuencia. Yo no quiero creer que haya una negligencia ni una intencionalidad.

– ¿Qué le parece el plan de contingencia?

– Es que acá de contingencia operacional no hay nada, no se puede hacer absolutamente nada. Sí puedes hacer algo en contingencia comunicacional y las autoridades de transporte tienen que estar preparadas 24/7. Acá lo fundamental es transmitir tranquilidad a los pasajeros, ya no vas a poder resolver el problema operativo, pero los usuarios tienen que estar informados, mantener la calma y ayudar a que no tomen decisiones incorrectas.

– ¿Aprendió la lección Metro?

– Sí hubo una mejora comunicacional. La última vez se demoraron una hora y 45 minutos en informar y ahora sólo 45 minutos, ya hubo un progreso, pero todavía falta un poco.

 

FOTO: AGENCIA UNO