En agosto de 2010, cuando la actual jefa de gabinete de Bachelet y ex ministra de Medio Ambiente estaba cesante, el penalista Ciro Colombara la llevó a trabajar como especialista ambiental a su bufete privado.
Publicado el 20.01.2016
Comparte:

El caso Caval trajo de vuelta al tapete público a dos abogados que han tenido una estrecha relación laboral desde hace varios años: la influyente jefa de gabinete y ex ministra de Medio Ambiente de la Presidenta Michelle Bachelet, Ana Lya Uriarte (PS), y el destacado penalista Ciro Colombara (ex PPD).

La abogada socialista ha sido cuestionada luego de que Natalia Compagnon declara ante el fiscal Luis Toledo que Caval le pagó $20 millones por realizar asesorías ambientales por el negocio de una termoeléctrica a diésel que quería comprar el empresario Gonzalo Vial en Biobío; mientras Colombara también está vinculado al caso Caval pero como abogado defensor del síndico de quiebras, Herman Chadwick, imputado por supuestas ventajas indebidas y quien apeló a la formalización presentando un requerimiento de inaplicabilidad.

Los vínculos de Uriarte y Colombara

Con el término del primer gobierno de Bachelet, Uriarte quedó desempleada y en agosto de 2010 su colega Colombara se la llevó al estudio del que es socio, “Rivadeneria, Colombara Zegers”, para encargarse de los temas ambientales.

La ex ministra comenzó sus labores profesionales el 2 de agosto en la oficina de Santa Lucía, antes de los seis meses de inhabilidad que establece el artículo 56 de la Ley Orgánica Constitucional de Bases Generales del Estado (ley 18.575) para autoridades y funcionarios públicos.

La firma destacó la incorporación de la abogada de la Universidad de Chile subrayando que había sido la primera ministra de medio ambiente del país, que rediseñó la institucionalidad ambiental a través de la ley 20.147, que lideró el proceso de ingreso de Chile a la Organización para el Desarrollo Económico (OCDE) en materia ambiental, y destacó sus anteriores cargos como directora ejecutiva de la Conama, abogada de la Unidad Ambiental del Consejo de Defensa del Estado y del Servicio Metropolitano del Ambiente (Sesma).

Colombara dijo a “El Mercurio” que la contratación de la ex ministra “no  tiene ninguna lectura política. Nosotros somos pluralistas. Lo que se produjo con posterioridad al cambio de gobierno fue la grúa con la gente que había estado implementado estos cambios”.

La propia Ana Lya Uriarte defendió su fichaje al señalar que hace “más de 10 años que me he dedicado exclusivamente al área medioambiental”, y que  no se “limitará a la litigación en tribunales, sino que a ser capaces de acompañar la gestión de los actores ambientales”.

Uriarte, la emprendedora que asesoró por $20 millones a Caval

Tras su experiencia en el bufete, Uriarte junto a tres amigas, entre ellas la ex subsecretaria de Vivienda y Urbanismo, Teresa Rey, creó en abril de 2012 la consultora “Sustentabogados” con un capital de $1 millón.

La sociedad tenía por objeto la “prestación de servicios y asesorías jurídicas o legales de todo tipo, capacitaciones y asesorías diversas, especialmente y a modo de ejemplo, en temas de medio ambiente, sustentabilidad, certificaciones de desarrollo organizacional  y coaching, formulación de proyectos, alianzas público-privadas, asesorías de imagen”, entre otros.

Precisamente con esa consultora la actual jefa de gabinete de Bachelet asesoró en 2012 a Caval por $20 millones en informes ambientales para el empresario Gonzalo Vial sobre la conveniencia de comprar o no “en verde” la termoeléctrica Los Guindos, en la Región de Biobío, que había sido aprobada en 2008 mientras era ministra de Medio Ambiente.

El proyecto “Turbina de Respaldo Los Guindos”, actualmente en construcción,  contempla una inversión de US$65 millones y la generación de 132 megawats, lo que es considerado una termoeléctrica de tamaño mediano a grande.

Colombara, el abogado de la elite política

El ex empleador de Ana Lya Uriarte, Ciro Colombara estudió en el colegio San Ignacio de Alonso Ovalle, en Santiago centro, y derecho en la Universidad Católica, donde cimentó su exitoso desempeño como penalista y una amplia red de contactos de todo el espectro político.

Como militante del PPD durante 20 años, siempre fue muy cercano al senador Guido Girardi, a quien visitó en su domicilio particular con el entonces candidato a fiscal nacional, Jorge Abbott, lo que fue cuestionado porque Colombara es abogado de Marco Enríquez Ominami, quien está siendo investigado precisamente por la Fiscalía en el financiamiento irregular de la política en el caso SQM.

Con Girardi también estuvo mencionado en el caso Spiniak, ya que se reunió con el testigo falso LZ, quien en una entrevista con Chilevisión implicó falsamente al entonces senador UDI Jovino Novoa. Luego defendió al senador PPD en una querella por injurias presentada por ejecutivos de AFP después que Girardi los calificara de ladrones de cuello y corbata.

La relación de Ciro Colombara, de 47 años, con MEO se remonta hace más de una década cuando defendió al entonces diputado en una investigación por el financiamiento irregular a través de los programas de generación de empleos, asesoría que incluyó también a su padre Carlos Ominami. Coincidentemente, en ambas causas el fiscal jefe de la Región de Valparaíso era Jorge Abbott, el actual fiscal nacional elegido por Bachelet.

Luego, en las dos campañas presidenciales de MEO Colombara ha sido parte de su equipo de campaña, liderando los temas legales.

Definido como liberal de izquierda, el abogado no tiene problemas para defender al Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh) en la demanda internacional para que se permita el matrimonio homosexual, y a la senadora conservadora Jacqueline van Rysselberghe en una acusación constitucional.

Otro de sus clientes, el síndico de Caval, Herman Chadwick, pertenece a su misma generación de derecho en la UC, y en su extensa lista de representados están la senadora Lily Pérez, Francisco Javier Cuadra, Miguel Bauzá, Daniel Jadue y Joaquín Godoy.