Los casos SQM y Penta, el futuro judicial de ME-O, los "caudillismos", las filtraciones, el nombramiento en la fiscalía metropolitana oriente, la continuidad de Toledo en el caso Caval y las cifras rojas en delincuencia, son los principales desafíos inmediatos de Abbott.
Publicado el 22.10.2015
Comparte:

“Su exposición fue clave”. Esa frase comentaban ayer los senadores de la UDI y RN en la Sala minutos después de entregar su apoyo a la nominación de Jorge Abbott como Fiscal Nacional, en reemplazo de Sabas Chahuán, quien deja su cargo el 1 de diciembre. Y es que hasta antes de la exposición de Abbott ante la comisión de Constitución del Senado, el gobierno no contaba con los 25 votos necesarios para su aprobación, sólo contaba con 21, pero todo indicaba que el panorama sería favorable para el fiscal. Y así fue. Abbott obtuvo 32 votos a favor y 2 abstenciones, un voto más que Sabas Chahuán en octubre de 2007.

Tras la exposición de Abbott los senadores de RN y la UDI se reunieron por algunos minutos para tomar una determinación. Les interesaba contar con medidas concretas en seguridad y que el nuevo fiscal garantizara un cambio en la Fiscalía. Esto, debido a que en la oposición Abbott era visto como un “continuador de la línea de Sabas Chahuán”.

“El análisis y su exposición en el Senado nos hizo tomar la decisión de apoyar”, explica a “El Líbero” el senador de la UDI, Juan Antonio Coloma.

Asimismo, el senador RN y miembro de la comisión de Constitución del Senado, Alberto Espina, afirma a “El Líbero” que “el cambio en la metodología de investigación del caso a caso a los focos de delitos, mejorar el sistema de calificación de los fiscales, escuela o academia de formación de fiscales y principios de objetividad, fueron propuestas clave a la hora de tomar la decisión de apoyarlo”.

Sin embargo, tanto en en el oficialismo como en la oposición, coinciden en que la tarea de Abbott será “difícil” y “compleja”, principalmente porque la salida de Chahuán deja siete “nudos” que tendrá que resolver. Los casos SQM y Penta, el futuro judicial de ME-O, los “caudillismos”, las filtraciones, el nombramiento en la fiscalía metropolitana oriente, la continuidad de Toledo en el caso Caval y las cifras rojas en delincuencia, son los desafíos inmediatos para Abbott.

De hecho, el senador independiente Pedro Araya, le preguntó al nuevo fiscal durante su exposición en la comisión de Constitución, sobre el estándar ético de los fiscales. “¿Cómo se compatibiliza ese estándar con las filtraciones de las investigaciones que puede terminar afectando el principio de inocencia?”. Ante esta inquietud, Abbott explicó que “quiero hacer una definición: la prudencia de los fiscales. Algunas decisiones generan efectos y afectan la presunción de inocencia”.

“Uno de sus mayores desafíos será fijar como política criminal del Ministerio Público, la persecución penal eficiente de los delitos de mayor concurrencia”, comenta a “El Líbero” el senador PPD y miembro de la comisión de Constitución, Felipe Harboe.

La postura de Abbott dejó tranquilos a los senadores, según dicen en el oficialismo. Sin embargo, destacan que tiene en sus manos desafíos clave que marcarán su sello propio en la Fiscalía, diferenciándose de Sabas Chahuán.

Los casos SQM y Penta

Fue el pasado 9 de septiembre, días antes de inscribirse como candidato a Fiscal Nacional, en que Jorge Abbott participó en un seminario de la Universidad Diego Portales sobre los desafíos de la Fiscalía.

En ese momento, Abbott se refirió a los efectos de las investigaciones que lleva a cabo la Fiscalía por los denominados casos Penta y SQM. Sobre este tema, el reemplazante de Chahuán relativizó, de cierta manera, la gravedad penal que tendrían los casos de financiamiento a la política. Abbott explicó que, “si se hubiese reconocido al comienzo, se habría alcanzado una solución”, según informó La Tercera.

“El control ciudadano y lo está demostrando esta investigación (…) no es posible simplemente manejar las investigaciones de carácter penal, ni menos manipularlas, porque los costos que terminan asumiendo son mucho mayores que aquellos costos que hubiera significado, a lo mejor, sincerar una situación que si uno la mira definitivamente no es desde el punto de vista del reproche penal, al margen del tema político, particularmente relevante”, afirmó Abbott.

De esta manera, el fiscal dejó en evidencia que las penas para los involucrados en estos casos no serán muy altas, postura similar a la que expresó Chahuán algunos días atrás. Ésta será una de las importantes decisiones que tendrá Abbott en sus manos. Hasta el momento, los imputados por estos casos son Patricio Contesse, Giorgio Martelli –quien están con arresto domiciliario total -, Claudio Eguiliz, Alejandro Sule, Clara Bensán y David Flores.

Sus cercanos comentan que, a pesar de que se le conoce como un “continuador de Sabas Chahuán”, sí tendrá acciones que lo diferenciarán, sobre todo, en el manejo de estos casos. Según explican, Abbott no concentraría él mismo estas causas, sino que pondría a cargo de cada una a fiscales regionales, de manera de involucrarlos más en estas investigaciones.

Sin embargo, Abbott anunció ayer en la comisión de Constitución que se inhabilitará en el caso Penta. Esto, debido a su parentesco con el ex canciller Alfredo Moreno Charme, presidente del holding de empresas Penta. “Si me ratifican como fiscal, evidentemente que tendré que inhabilitarme”, afirmó.

El futuro judicial de ME-O por sus vínculos con SQM

Fue a fines de junio cuando se conocieron correos que vinculaban al ex candidato presidencial y líder del PRO, Marco Enríquez Ominami (ME-O) con dineros de SQM. Los correos estaban escritos por su ex mano derecha, Cristián Warner.

Según informó La Tercera, el intercambio de correos era entre el periodista y la ex secretaria del ex gerente general Patricio Contesse, Katherine Bischof, quien le explica durante enero de 2012, acerca de un aporte de US$ 250 mil y además le solicita modificar un contrato de servicios. Warner, dejó en evidencia en diferente mails que ME-O habría acordado esa cifra con Contesse.

Dos meses después de este hecho, el pasado 25 de septiembre, la revista Qué Pasa dio a conocer un mail que confirmaría el vínculo del ex candidato presidencial del PRO con SQM. Según se publicó, la Fiscalía tiene en sus manos dos correos electrónicos entre la ex secretaria de Contesse y Warner, donde se hace alusión directa a los aportes para la candidatura de ME-O.

Ante este escenario, es que la Fiscalía decidió citar en calidad de imputado al ex candidato presidencial. La notificación fue despachada los primeros días de octubre por el Fiscal Nacional Sabas Chahuán. La citación se suma a la de Warner, quien compareció ante la Fiscalía en septiembre pasado.

Durante este proceso, ME-O ha reconocido que sí se ha reunido con Contesse mientras era candidato presidencial, pero ha negado haber emitido boletas falsas.

ME-O está citado para mañana 23 de octubre, sin embargo, aún no ha sido notificado porque se encuentra fuera de Chile. Si bien, comparecería ante Chahuán, será Jorge Abbott, quien a partir de diciembre dirija el equipo de fiscales designados para esta causa, mientras dure la investigación. De esta manera, el futuro de esta investigación lo tendrá que enfrentar el nuevo fiscal.

A esto se suma, las eventuales penas que podría recibir ME-O. En este ámbito, Sabas Chahuán ha intentado bajar expectativas. Sin embargo, uno de los fiscales de los equipos que investigan, Carlos Gajardo, ha afirmado que sí se pueden llevar a cabo penas de cárcel en este tipo de casos.

De esta manera, la declaración de ME-O será clave para la determinación que tenga que tomar la Fiscalía con respecto a su eventual formalización. Esta decisión estará en manos de Abbott.

Las cifras rojas en delincuencia

La impunidad en los delitos, especialmente en los que se cometen contra la propiedad, es una de las tareas pendientes que tiene la Fiscalía a nivel nacional.

En el 54,7%% de los delitos que se denuncian ni siquiera se logra identificar a los autores, por lo que las causas se archivan. Sólo el año pasado esa suma superó los 742 mil delitos. También en 2014 hubo 1 millón 407 personas imputadas por diferentes delitos, pero sólo el 16% recibió una condena.

De las 228 mil sentencias, 101 mil terminaron con pena de privación de libertad, lo que significa que sólo el 7,2% de los 1,4 millones de imputados terminó en la cárcel.

Esta problemática llevó al fiscal regional de Rancagua, Luis Toledo, a plantear en su discurso ante la Corte Suprema que dicha tarea es “difícil pero posible y es un deber. Hoy existen regiones en el país en que el archivo provisional supere el 50% de todos los ingresos”.

Las autoridades de gobierno han dado señales de tranquilidad por la caída de los delitos de mayor connotación social para el primer semestre de 2015, que según cifras oficiales cayeron en 1,3%, lo que representa 3.393 delitos menos para este año. Sin embargo, la baja se da en los de menor impacto en las personas como los hurtos (-3.108) y lesiones (-3.189), pero en paralelo los que crecen son los de carácter más violento como el robo con violencia o intimidación (+1.349).

Definir la continuidad del fiscal Luis Toledo en el caso Caval

Junto a las investigaciones de SQM y Penta, el caso Caval es uno de los de mayor relevancia pública y política que investiga el Ministerio Público.

Desde febrero pasado el fiscal regional de Rancagua, Luis Toledo, investiga eventuales delitos de cohecho, tráfico de influencias, violación de secreto y negociación incompatible en un millonario negocio inmobiliario realizado por la empresa Caval, propiedad de la nuera de la Presidenta Michelle Bachelet, Natalia Compagnon, y en la que fue gerente de proyectos Sebastián Dávalos.

Toledo ha desplegado una amplia investigación e interrogado a decenas de involucrados, realizado diversas diligencias de incautación y tiene varios archivos de documentos, pero salió voluntaria y temporalmente del caso en septiembre para postular a fiscal nacional. El fiscal nacional Sabas Chahuán nombró a cargo de la causa Caval al fiscal regional de Temuco, Cristián Paredes.

Si bien el fiscal de Rancagua obtuvo la mayor votación de la Corte Suprema en la quina que le presentó a la Mandataria, ésta optó por elegir a Jorge Abbott, considerado como el “heredero” de Sabas Chahuán.

Tras la nominación de Abbot, Toledo señaló públicamente que no tiene ninguna “inhabilidad en absoluto. El fiscal nacional deberá determinar si se mantiene ahí (el fiscal Paredes), si es que va a cambiar de decisión en orden a que esta causa vuelva o no a mis manos”.

Al ser consultado Chahuán si Toledo volvería al caso, dijo que “Lo tengo que decidir, no hago política judicial de ficción, pero es probable, no quiero quitarle posibilidades tampoco, porque se puede pensar que me estoy inmiscuyendo en las atribuciones exclusivas del Senado”.

Y es que la causa tiene todavía varias aristas que investigar y relevantes decisiones que tomar, como las primeras formalizaciones, que había anunciado Toledo para este mes, pero que se postergaron por su nominación. También está pendiente saber el contenido del computador que utilizó Sebastián Dávalos en La Moneda, que borró pero fue recuperado por la PDI.

Nominación del fiscal regional metropolitano oriente y la relación con Carlos Gajardo

Elegir al fiscal regional metropolitano oriente es una de las más importantes designaciones que están pendientes en el Ministerio Público.

A este importante cargo que fue dejado vacante por Alberto Ayala, quien asumió en Rancagua, postulan el fiscal de los mediáticos casos de financiamiento político de Penta y SQM, Carlos Gajardo; la directora de la unidad especializada en Delitos Sexuales de la Fiscalía Nacional, Patricia Muñoz, y  Tufit Bufadel, jefe de la Fiscalía de Maipú.

En una entrevista en la revista Sábado de El Mercurio en agosto, ante la consulta de si renunciaría de llegar un fiscal nacional que no fuera de su agrado, Gajardo señaló que “Chahuán ha investigado de manera decidida los delitos. Sería una lástima un sucesor con otros criterios. Tomaré las acciones cuando eso pase”.

En junio, Gajardo había amenazado con renunciar luego de que su jefe lo sacara del caso Corpesca, donde se indagan presuntos delitos de cohecho de la ex diputada independiente Marta Isasi y del senador UDI Jaime Orpis, pero se desistió luego de reunirse con Chahuán.

Fiscalía fracturada con “caudillismos inexplicables”

El enrarecido ambiente que se vive al interior del Ministerio Público fue graficado por el fiscal Toledo en su discurso en la C. Suprema, al señalar que está “fracturado, dividido y con formas diferentes de actuación, que no contribuye a la necesaria credibilidad que demanda la ciudadanía y, al contrario, da lugar a caudillismos inexplicables que sólo alimentan el ego de algunos pero que en definitiva merman la confianza pública en la función social de enorme importancia que debemos desarrollar quienes trabajamos en la Fiscalía”.

Poner coto a las filtraciones de las investigaciones

Las filtraciones que se han producido en las investigaciones de SQM y Penta llevaron al fiscal Abbott a afirmar ayer en la comisión de Constitución del Senado que ve “como algunas decisiones generan efecto y eso afecta la presunción de inocencia.  La gran deuda que tiene el sistema procesal es la valoración de la presunción de inocencia. Basta que una persona sea citada a declarar para que el sistema entienda que prácticamente está involucrada en un hecho de carácter delictivo y se le atribuyan responsabilidades que no corresponden”.

Incluso, el fiscal Chahuán realizó una investigación penal en contra del fiscal Ayala por eventuales filtraciones de información desde la fiscalía hacia La Moneda, en temas que involucraba a la empresa AyN, vinculada al ex ministro Rodrigo Peñailillo, pero finalmente se cerró la investigación por falta de participación de Ayala.