Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 04 de diciembre, 2015

Los seis nudos entre Argentina y Chile que marcarán la relación Bachelet-Macri

Autor:

Uziel Gomez

Los principales temas entre ambas naciones son el comercio bilateral, que está en su peor nivel en una década; la integración fronteriza; las relaciones Mercosur-Alianza del Pacífico; la situación de los derechos humanos en Venezuela; la extradición del ex frentista Apablaza y las negociaciones limítrofes por Campo de Hielo sur.
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Hoy a las 20 horas, con una cena en La Moneda, comenzará oficialmente la relación entre los presidentes de Chile, Michelle Bachelet, y de Argentina, Mauricio Macri, que terminará el 11 de marzo de 2017 cuando la Mandataria entregue el poder.

En ese lapso de poco más de dos años, los gobernantes tendrán una intensa agenda que marcarán la relación entre ambos países en, al menos, seis grandes temas en materia comercial, limítrofe, de infraestructura, derechos humanos y relaciones internacionales.

  1. Los derechos humanos en Venezuela

nicolas-maduroEn lo inmediato, la cumbre del Mercosur del próximo 21 de diciembre marcará un hito para Macri porque ese día invocará la cláusula democrática en contra del régimen de Nicolás Maduro por sus sistemáticas violaciones a los derechos humanos, constatadas por diversas organizaciones internacionales y denunciadas por varios países y mandatarios, entre ellos los ex presidentes Eduardo Frei Ruiz-Tagle, Ricardo Lagos y Sebastián Piñera.

“Me comprometí y vamos a invocar la cláusula democrática. Es lo que corresponde por los abusos que hace en la persecución de los opositores y la libertad de expresión”, dijo Mauricio Macri el 23 de noviembre pasado, pocas horas después de su triunfo electoral.

Este miércoles, su canciller Susana Malcorra reafirmó esa postura al afirmar que “es evidente que el principio es volver a la centralidad los derechos humanos, que es lo que Macri ha manifestado”.

Sin embargo, la mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, envuelta en una severa crisis política y económica, dijo que para invocar dicha cláusula se “requiere de hechos determinados. No puede ser usado en base a hipótesis, tiene que tener hechos calificados”.

En este contexto, se desconoce cuál será la postura de Chile respecto de la situación de los DD.HH. en Venezuela, dado que ni la Presidenta Bachelet ni su canciller, Heraldo Muñoz, han pronunciado crítica alguna al régimen, y tampoco han condenado la pena de 13 años de cárcel al líder opositor Leopoldo López ni han recibido a su señora Lilian Tintori.

2- El comercio bilateral en su peor momento

argentina-chileLas restricciones aduaneras e impositivas que la Presidenta Cristina Fernández ha impuesto en Argentina para las exportaciones e importaciones de bienes y servicios, según explicó a este diario el embajador chileno en Buenos Aires, José Antonio Viera-Gallo, han llevado a que este año sea el peor en intercambio comercial entre ambos países desde 2003.

A octubre pasado, las importaciones de bienes trasandinos registraron US$2.131 millones, la cifra más baja desde 2003. Respecto del año pasado es una caída de -3,6%, según las estadísticas del Banco Central de Chile. En cambio, las exportaciones de Chile a Argentina fueron US$667 millones, una baja de -17%. (ver infografía al final de la nota)

La relación comercial, además, tiene una balanza desequilibrada en favor de Argentina, dado que exporta a nuestro país cuatro veces más que los productos que nos compra.

El principal producto comprado a Argentina es el aceite crudo de petróleo o mineral bituminoso, seguido por la carne de bobino deshuesada, fresca o refrigerada, mezclas de aceites vegetales y propano licuado. En tanto, Chile exporta a Buenos Aires cátodos y secciones de cátodo de cobre refinado, cajas de cambio para automóviles de turismo y salmones.

El embajador Viera-Gallo dijo a este diario que Macri “va a tratar de ir liberalizando el comercio exterior. En la medida que eso vaya ocurriendo eso favorece el intercambio comercial, las inversiones”.

Un proyecto que podría reanimar el comercio entre ambas naciones es el proyecto de recibir gas en el puerto de Mejillones, en la Región de Antofagasta, proveniente de Asia y enviarlo por tierra a Argentina, lo que sería más barato que comprarle el producto a Bolivia, país del que depende el 80% del consumo trasandino.

De hecho, el embajador argentino saliente en La Paz señaló que el  ministro de Energía de Macri planteó que “el gas que hay que comprar, y el precio que hay que buscar, debe ser menor (al de Bolivia), lo cual (crea) un escenario de conflictividad en lo inmediato”, admitiendo que Argentina paga un sobreprecio por razones políticas.

Por ello Evo Morales intervino durante las elecciones en favor del candidato oficialista Daniel Scioli, pero esta semana dijo que “al margen de las diferencias ideológicas y programáticas, tenemos la obligación de trabajar de manera conjunta por nuestros pueblos”.

3- Implementar los tratados de integración territorial, comercial y defensa

presidentas Bachelet y Fernandez en el abrazo de MaipúMejorar la infraestructura fronteriza entre Chile y Argentina, facilitando el transporte de pasajeros y de carga, es un compromiso de larga data que recurrentemente destacan las autoridades de ambos países, pero que ha mostrado muy escasos avances en las últimas décadas.

El  proyecto Túnel Internacional Paso de Agua Negra es una vía de comunicación interoceánica que conectará los puertos del Pacífico (Coquimbo, Chile) y del Atlántico (Porto Alegre, Brasil) pasando por la región centro de Argentina, por ciudades como Santa Fe y Córdoba. El Ente Binacional del Túnel de Agua Negra (EBITAN) es el organismo encargado del proceso de licitación y las definiciones básicas de los contratos, y está entrampado porque no existen estudios sobre su rentabilidad y el financiamiento es demasiado oneroso.

Otro de los emblemáticos proyectos en carpeta es la millonaria concesión de un tren entre Los Andes y Mendoza, pero que ha tenido varias licitaciones desiertas ante el desinterés de los inversionistas, principalmente por el alto riesgo financiero argentino y la falta de reglas claras para la inversión extranjera.

Dichas iniciativas se enmarcan dentro del Tratado de Maipú de Integración y Cooperación que firmaron las presidentas Bachelet y Fernández en octubre de 2009,  y que fue ratificado por ambos Congresos en enero de 2010. Los compromisos derivados de este tratado y de sus protocolos complementarios se refieren a materias de conectividad física y facilitación fronteriza, comerciales, de defensa y consulares, entre otros.

“Siento, Michelle, que  con el abrazo que nosotras nos hemos dado, pero también con las cosas que hemos acordado, estamos protagonizando otro cruce de los Andes”, expresó la mandataria argentina tras la firma del tratado, que es complementario al de Paz y Amistad de 1984.

4- Fortalecer el Mercosur e integrarse a la Alianza del Pacífico

alianza del pacificoInstalar a Argentina en la Alianza  del Pacífico, que integran México, Colombia, Perú y Chile, es uno de los declarados intereses del Presidente electo Mauricio Macri: “Tenemos que avanzar en convenios con la Unión Europea y avanzar en la Alianza del Pacífico. Cuando más posibilidades tengamos de vender productos hechos por latinoamericanos más oportunidades vamos a tener de progresar. Necesitamos estar en el mundo. Necesitamos ingresar en el siglo XXI con toda la fuerza que los argentinos somos capaces de tener”.

Juan Salazar,  ex embajador chileno y diplomático de extensa  carrera en el servicio exterior, plantea que al perder el Mercosur su carácter como motor de desarrollo de sus miembros originales, “se convirtió en un mercado ampliado dominado por fuerzas proteccionistas y en una instancia más política que económica. Las adhesiones posteriores de Venezuela y Bolivia sólo agudizaron el proceso de decadencia y, sin perjuicio del acuerdo de asociación entre Mercosur y Chile (AAPCE 35), nuestras exportaciones al grupo han bajado sustancialmente en los últimos años (Argentina en particular). Por eso, el que se incentive ahora la apertura económica del Mercosur es una buena noticia para Chile”.

5- La extradición del ex frentista Galvarino Apablaza

Galvarino ApablazaEl ex líder del FPMR, acusado de ser el autor intelectual de la muerte del senador UDI, Jaime Guzmán, está requerido por la justicia chilena desde hace varios años, pero el gobierno de Cristina Fernández le otorgó refugio político en 2010, luego de que la Corte Suprema de ese país acogiera la petición de extradición de su par chilena.

Desde entonces, Apablaza ha sido una espina en las relaciones de ambos países, pero su situación podría cambiar en caso de que el gobierno de Macri le quite su condición de refugiado y acceda a entregarlo a la justicia chilena, como pide, la UDI y varios parlamentarios chilenos.

Hernán Larraín, presidente gremialista, espera que se “cumplan los mandatos de la justicia chilena de la justicia argentina, que han planteado la extradición de Galvarino Apablaza para que pueda ser juzgado en Chile, y así poder hacer justicia respecto de una persona que aparece como responsable del asesinato del senador Guzmán”.

En la misma línea, el presidente del Senado, Patricio Walker (DC) dijo que  “todo lo que contribuya a hacer verdad y justicia respecto al crimen del ex senador Guzmán sería muy bienvenido y ojalá que el Presidente Macri ayude a que ello ocurra”.

Sin embargo, el vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, dijo que la extradición “no es un asunto que esté radicado en sede gubernamental, sino que está sujeto a decisiones del poder judicial argentino. En consecuencia, no es algo que dependa de la voluntad de los gobiernos”.

6- Demarcación pendiente en Campo de Hielo sur

campo de hielo surEl campo de hielo Patagónico Sur es una gran extensión de hielos continentales (la tercera más extensa del mundo tras las de la Antártida y Groenlandia), situada en la frontera entre Argentina y Chile.

A pesar de que el límite entre ambos países fue establecido por el tratado de 1881, la frontera en una parte del campo de hielo no se encuentra demarcada. Es el área correspondiente a un territorio rectangular que va desde pocos kilómetros al norte de la cumbre del monte Fitz Roy hasta el cerro Murallón, según se estableció en un acuerdo firmado en Buenos Aires el 16 de diciembre de 1998 por los entonces presidentes Carlos Menen y Eduardo Frei Ruiz-Tagle. Ambos países deben confeccionar una carta como requisito previo para realizar la demarcación dentro de ese rectángulo de coordenadas.

Desde entonces es una demarcación que ha estado pendiente, lo que de hacerse, según algunos analistas, significaría que Chile perdería gran parte de esa reserva de agua dulce, por lo que le conviene mantener la situación actual de indefinición.

comercio Chile-Argentina 1993-2015

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: