En el último año los valores de dichos bienes y servcios han oscilado entre 20,9% y 8,6%, cifras que superan con creces el 4,6% del alza acumulada de la inflación. En cambio, la gasolina y el gas licuado han caído -12%.
Publicado el 10.10.2015
Comparte:

La inflación de septiembre de 0,5% dada a conocer por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) llevó a un IPC  acumulado durante los últimos 12 meses a 4,6%, cifra que está por sobre la meta del Banco Central de 3%.

Pero ese indicador promedio de los precios de una canasta de bienes y servicios que consumen los más de 17 millones de chilenos contiene diversos impactos según los grupos socioeconómicos del país.

La clase media, agrupada en los quintiles II, II y IV –descontando a los de menores y mayores ingresos- tiene gastos mensuales por hogar entre $416 mil y $870 mil, según los resultados de la Encuesta de Presupuestos Familiares de 2013, con la que se realiza el cálculo del IPC.

Electricidad se dispara a 21%

Del total de lo que gastan en consumo los sectores medios, los alimentos representan el 24,3%, los gastos en vivienda y servicios básicos el 15,2%, transporte 14,2%, educación y salud el 7% y 5,8%, respectivamente.

Con los  datos provistos por el INE el economista de Clapes UC,  Luis E. Gonzales, analizó las variaciones de precios de los 10 productos y servicios que estarían en la estructura de consumo de la clase media, y concluyó que los mayores incrementos en el último año lo han sufrido la electricidad, con el 20,9%, la carne de vacuno 10,4%, Bebidas gaseosas 10.2%,  los automóviles nuevos 8,6%, servicios de enseñanza universitaria 5.9%, el agua potable 5,6%, arriendo 5.0% y el transporte público 3,1%.

En cambio, en el mismo período de un año las mayores caídas en los precios han sido la gasolina con -12,4% y el gas licuado con -12,9%.

Luis Gonzales, economista de Clapes UC“Si bien el dato del IPC de septiembre se encuentra por debajo de los esperado en el mercado, es necesario hacer un seguimiento de la evolución de los precios en los siguientes meses para ver que opciones de política monetaria tiene el Banco Central, y controlar los precios que afectan de manera distinta a grandes grupos de la población”, explica el investigador de Clapes-UC, Luis E. Gonzales.

El fuerte costo de la vida para los adultos mayores

La alta inflación que afecta al país ha repercutido de manera directa en los 2,5 millones de adultos mayores, quienes desde hace cinco meses consecutivos registran una inflación anual mayor  (4,9%) al promedio nacional de 4,6%. Peor situación aún tienen los 216 mil adultos mayores vulnerables que han visto caer su poder de consumo en 5,9%, según el IPC-AMV.

El aumento de los precios en ambos grupos socioeconómicos de los adultos mayores se ha dado en los alimentos, bebidas no alcohólicas, vivienda y servicios básicos,  explica el economista de Clapes-UC, al exponer el informe número 17 del IPC del Adulto mayor (IPC-AM) y el IPC del adulto mayor Vulnerable (IPC-AMV).

FOTO: NELSON ARANCIBIA/AGENCIA UNO

Productos clase media