La Dirección de Obras Hidráulicas del ministerio definió los planes de manejo y contingencia en el río, y estableció el diámetro que debía tener el canal y que sus profesionales debían monitorear la crecida del cauce.
Publicado el 24.04.2016
Comparte:

La peor inundación del río Mapocho en tres décadas dejó millonarias pérdidas, cientos de vecinos y comerciantes afectados y una estela de cuestionamientos sobre quién es el responsable.

El ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, salió de inmediato a culpar a la concesionaria de la Costanera Norte y a multarla con $36 millones por la interrupción del servicio y por incumplir normas de construcción, y $21,7 millones por cada día que demore en indemnizar a los afectados.

Undurraga calificó de “impresentable” la defensa de la concesionaria, y afirmó que si se hubiese cumplido el plan de contingencia establecido “se habría puesto un enrocado correspondiente y no habríamos tenido este problema (…) No podemos caer en que se privatizan las ganancias y se socializan las pérdidas”.

alberto undurragaEl ex alcalde de Maipú agregó que está “acreditado que funcionarios del MOP, tanto de Concesiones como de la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH), estuvieron posterior a las exigencias en terreno”, pero admitió que se hará sumario para determinar qué tipo de fiscalización se hizo en terreno.

Los  oficios del MOP que autorizaron los insuficientes planes de manejo y contingencia

Precisamente la DOH a la que hace referencia el ministro Undurraga fue la que emitió los oficios 2358 del 30 de abril de 2015 y 4757 del 1 de septiembre del mismo año, que autorizaron el plan de manejo y contingencia del río Mapocho para la constructora Sacyr, y que resultó ser insuficiente ante las lluvias caídas en la capital.

Los documentos,  a los que tuvo acceso “El Líbero”, fueron firmados por Marcia Agurto Cabona, ingeniero jefe del Departamento de Obras Fluviales de la Dirección de Obras Hidráulicas del MOP. (Resolución 2538Resolución 0990)

El  plan de contingencia establece que la “canalización será evaluada en terreno”, y que si bien las “obras no son invasoras del cauce, igualmente no se deberá dejar grandes acopios de material ni instalaciones dentro del cauce”.

plan de mitigacion del MapochoAdemás, exige que se deben coordinar visitas con profesionales  de la DOH cada dos semanas o previo a un pronóstico de alerta “para ver el estado de las obras y actividades establecidas”.

La resolución señala que en atención a los niveles de alerta, el contratista (la constructora Sacyr) deberá aplicar las medidas de mitigación concebidas, y debe contar con 300m3 de enrocados acopiados, a disposición de instrucciones de la DOH.

El oficio 4757 sobre el plan de manejo establece en su punto 4 que “en relación al plan mencionado, en líneas generales, éste se considera adecuado y permitirá desarrollar las actividades informadas por el concesionario, acotando los riesgos para ese sector del cauce del río Mapocho”.

Dicha resolución establece en el inciso d) del punto tres que el diseño de crecida del  caudal, establecido en 79 m3 por el registro de los últimos 20 años, permite “escurrir sin desbordes”.

La resolución concluye en su punto siete que “es posible autorizar la ejecución de las faenas dentro del cauce correspondiente al período septiembre 2015 a abril 2016 (ambos meses incluidos). Sin perjuicio de lo anterior, cualquier daño ocasionado a las defensas fluviales o revestimientos existentes deberá ser reparado y costeado íntegramente por el concesionario. Así también las obras que fuesen afectas en el caso de existir crecida extraordinaria mayor a las contempladas para estos diseños provisorios”.

Ex jefa de contratistas del MOP: “El ministerio es  el primer responsable de la obra y  no puede deslindar responsabilidades solo en la empresa”

Sin embargo, Claudia Alvarado, ex jefe del Registro de Contratista y Consultores  del MOP entre 2012 y 2014, que es quien evalúa a las constructoras y consultoras que pueden trabajar con dicho ministerio, cuestiona al ministro Undurraga por desligar sus responsabilidades y apuntar hacia la Costanera Norte.

puente cau cau“El ministro dice que la causa del desborde es porque el túnel era insuficiente, pero el mismo MOP fue el que autorizó hacer un túnel de 79m3. Por tanto, debe sincerar de que el primer responsable es el ministerio que mandata la obra, independiente de que la Costanera Norte asuma los costos del seguro”.

La profesional agrega que  en el puente Cau Cau el ministro Undurraga también se desligó de responsabilidades y las traspasó al sector privado, pese a que cada proyecto concesionado tiene un inspector fiscal, que es un funcionario público del MOP.

Alvarado advierte que la empresa asesora de la inspección fiscal, Zañartu, es la misma que asesoró al ministerio en el puente Cau Cau, en Valdivia. “En el Cau Cau y acá hubo fallas graves y millonarias, y se repitió el mismo patrón de comportamiento en que el ministro se desliga del asunto”, afirmó.

En esa línea, agrega que el ministro sacó al entonces director de Vialidad, Mario Fernández, un profesional de destacada y extensa trayectoria, por la falla del puente Cau Cau pero no asumió ninguna responsabilidad política.

gloria huttGloria Hutt, ex subsecretaria de Transportes y coordinadora de Evópoli, pide que se aclaren las responsabilidades porque no se ve “nítidamente que la concesionaria tenga toda la responsabilidad. Independiente de que pueda tener problemas, aparentemente el MOP tenía toda la información, los datos de la cantidad de agua, de la capacidad del desvío, de los permisos entregados, de manera que es importante saber hasta qué punto analizó la información a la que tenía acceso para anticipar el problema”.

Los oficios “gemelos” que utilizó el MOP contra la concesionaria

Las autoridades del MOP han invocado el oficio 416 del 12 de abril pasado como la prueba de que ellos advirtieron a la concesionaria de que debían aplicar un plan de contingencia ante las lluvias que se pronosticaban.

El texto, firmado por el inspector fiscal Enzo Estrada, señala que en la obra había “acopio de materiales pétreos y movimientos de tierra” y que “ante precipitaciones de consideración” podrían escurrir a la cota más baja, “con riesgo de obstrucción de alcantarillas y sumideros”.

Sin embargo, dicho documento es exactamente igual al oficio 0572 del 5 de junio de 2015, firmado por Mirko Ivanovic, que pide las mismas medidas.

“Se ha detectado presencia de acopio de materiales pétreos y movimiento de tierra” y que “eventualmente ante precipitaciones de consideración podrían evacuar la cota más baja, como lo son pasos inferiores y la vía con riesgo de obstrucción de alcantarillas, sumideros de la vía troncal o bien generando zonas resbaladizas”.