Durante este gobierno se han asignado 15 licitaciones por $214 millones a la fundación ICAL, del Partido Comunista, y a Cenda, de Manuel Riesco, para formar líderes sindicales y realizar diálogos con trabajadores agrícolas. Además, la Superintendencia de Previsión Social le adjudicó otros $130 millones a Riesco para capacitación previsional.
Publicado el 11.10.2016
Comparte:

Veinte días después de asumir la Presidenta Michelle Bachelet, el Ministerio del Trabajo licitó recursos para implementar “mesas de diálogo social” que habían sido aprobados en la ley de presupuesto de 2014.

Una de la veintena de fundaciones que se ganó el concurso público fue el Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo (Cenda), que recibió $12 millones por realizar el proyecto de “diálogo social acerca del trabajo de temporada agrícola”.

El informe final debía contemplar los acuerdos y conclusiones a las que se llegaron en la sesión realizada y especificar el lugar, día y hora. La adjudicación la firmaron la entonces ministra del Trabajo, Javiera Blanco, y el subsecretario Francisco Díaz.

Este contrato fue el primero de los nueve que se ha adjudicado Cenda durante este gobierno, por un total de $110 millones, y que dicen relación con temas sociales, como la “salud y seguridad en el sector forestal en el contexto del trabajo decente”.

La fundación del líder de “No+AFP” ha recibido $240 millones del gobierno

Manuel RiescoCenda fue creado en 1995 por el economista y ex militante comunista, Manuel Riesco, quien es uno de los líderes del movimiento “No+AFP” y que califica el sistema de capitalización individual de pensiones como “canalla”.

La organización, de derecho privado sin fines de lucro, promueve propuestas e ideas con un “profundo contenido social, democrático y participativo para la sociedad chilena”.

Además, durante esta administración, Cenda se ganó otros $130 millones del “Fondo para la educación previsional” (FEP) que creó Bachelet en 2008 para “apoyar financieramente proyectos, programas, actividades, medidas de promoción, educación previsional y difusión del sistema de pensiones”. Las adjudicaciones las realizaron los subsecretarios de Previsión Social, Marcos Barraza -hoy ministro de Desarrollo Social- y Julia Urquieta, ambos comunistas.

En uno de los videos pagados con recursos fiscales, Cenda arremete contra el sistema de AFP, y afirma que la pensión promedio de las AFP es de $119 mil para los hombres, sin hacer distinciones por los años de cotización respectivos. En otros videos acusan a las AFP de discriminar, de mentir y falsear la “realidad”, y piden su término.

ICAL, el centro de estudios del PC que dirigió el ministro Barraza y que ha recibido $104 millones

Marcos Barraza, ministro de Desarrollo SocialLa fundación ICAL, creada por el Partido Comunista, es otra de las beneficiadas con las adjudicaciones de Ministerio del Trabajo, ya que se ha ganado seis contratos por casi $104 millones para capacitar a los “nuevos líderes sindicales”.

El ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, fue su director durante varios años, y renunció para asumir como subsecretario de Previsión Social de Bachelet en 2014.

El objetivo de las licitaciones fue ofrecer una “formación comprensiva de los desafíos que un mundo globalizado demanda a los dirigentes sindicales”, requiriéndose que se capaciten en aspectos teóricos y prácticos que le permitan “adquirir las habilidades necesarias para el ejercicio de su labor sindical”.

En algunas de las licitaciones, ICAL fue la única ONG que ganó el concurso público, autorizado por el subsecretario del Trabajo, Francisco Díaz, porque el resto de las instituciones que se adjudicaron contratos fueron las universidades Católica de Temuco, la Austral, Universidad del Desarrollo, de Concepción, de Valparaíso, la Católica Cardenal Raúl Silva Henríquez, de Viña del Mar, la USACh y la Vicaría de la Iglesia Católica.

ICAL fue fundada en diciembre de 1983 con el objetivo de “contribuir a la defensa y desarrollo de una cultura y pensamiento crítico” y actualmente se define como un centro de estudio “en vinculación permanente con el marxismo y la izquierda, particularmente con el Partido Comunista, pero desde un quehacer autónomo y plural que contribuya a articular a los intelectuales de izquierda y de pensamiento crítico”.

El director ejecutivo es César Bunster Ariztía, ex miembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez y líder del atentado al general Pinochet en septiembre de 1986, y quien se convirtió en el frentista más buscado del país durante años.

los-millonarios-contratos-de-trabajo-a-ical-y-cenda