“La nostalgia por la Concertación no le hace bien a nadie, ni siquiera a los que vienen de la Concertación, porque por alguna razón desapareció”, dijo hace algunas semanas Juan Andrés Lagos, encargado de comunicaciones del comando del senador.
Publicado el 14.11.2017
Comparte:

“La nostalgia por la Concertación no le hace bien a nadie, ni siquiera a los que vienen de la Concertación, porque por alguna razón desapareció”. La frase es del encargado de comunicaciones del comando de Alejandro Guillier, Juan Andrés Lagos, quien la semana pasada, en una serie de entrevistas, habló sobre su posición con respecto a la coalición que gobernó el país durante 20 años. “Yo creo que la Concertación no suma en lo electoral, porque la Concertación ya dejó de existir”, agregó.

La postura fue compartida por la diputada comunista y en un principio vocera del comando, Karol Cariola, quien dijo que “la Concertación está enterrada hace harto rato, creo que seguir levantando muertos no es el objetivo de este proceso, nosotros estamos mirando el futuro”. En ese sentido, agregó que “si el ex Presidente Lagos tiene algo que aportar en este proceso, lo puede hacer, pero lo importante de eso es que lo haga, porque hasta ahora hay algunos actores que lo que han hecho es inhibirse”.

Pero en algunas personas del comando, las palabras de ambos dirigentes comunistas no cayeron bien, pues en el “guillerismo” habitan dos almas disonantes. Por ejemplo, el generalísimo de la campaña, Osvaldo Correa, señaló que la declaración de Juan Andrés Lagos fue “a título personal” y que para la segunda vuelta “se requiere absolutamente de todas y todos”. Lo mismo dijo el presidente del PPD, Gonzalo Navarrete, quien destacó el legado de los 20 años concertacionistas: “lo que significó la Concertación fue un tremendo avance en crecimiento económico e inclusión, en disminución de desigualdad y de la pobreza”.

Así las cosas, la preocupación se ha tomado el comando por estos días, dado que mientras unos buscan sin cesar acuerdos de cara a una eventual segunda vuelta, otros se han dedicado a denostar lo que fue la Concertación, aún cuando saben que la unidad de toda la centroizquierda es la única fórmula posible para intentar pelearle el sillón presidencial al ex Presidente Sebastián Piñera, quien por estos días lidera ampliamente en las encuestas.

En ese sentido, no son pocos los que creen que debido a esta suerte de ninguneo constante, algunos concertacionistas históricos -sobre todo los de la DC y los “laguistas”- podrían restarse de dar señales de apoyo a Guillier en un eventual balotaje, anular el voto o incluso, en el secreto de la urna, apoyar al abanderado de Chile Vamos.

De hecho, una de las dificultades que ha tenido el comando de Guillier es justamente lograr convocar a personeros históricos de la Concertación -Sergio Bitar asoma como uno de los pocos-, pues la mayoría ha dado públicamente su apoyo a la abanderada de la DC, Carolina Goic.

Así lo han hecho figuras como Vivianne Blanlot, José Joaquín Brunner y Karen Poniachik, y ayer, en entrevista con “El Líbero“, el empresario y ex Mapu Óscar Guillermo Garretón, si bien no dio un apoyo explícito, dijo sentir simpatía por la candidata de la falange.

En una posición distinta está el ex generalísimo de Lagos, Máximo Pacheco, quien sostuvo en la revista Capital que iba a votar por Guillier. 

Pero la sensación de alarma en el “guillerismo” se agudizó cuando en redes sociales comenzó a circular un video en el que el columnista y miembro del equipo de Goic, Cristián Warnken, entrevistaba al ex Presidente Ricardo Lagos.

Si bien el ex Mandatario dijo que no le “correspondía” señalar a quién de los candidatos oficialistas -Goic y Guillier- iba a respaldar, sí dijo a los electores qué tomar en cuenta a la hora de elegir. “Lo único que tiene que hacer es, de las opciones que usted tiene, ver cuál programa es el que usted cree que le interpreta mejor, cuál es la capacidad de llevarlo a cabo y cuáles son los equipos que hay”, dijo. Pero además catalogó de “fundamental” llegar a un entendimiento con la DC argumentando que “afectivamente, a algunos yo creo que no les gustaría que estuviera con nosotros la Democracia Cristiana y creo que es el más profundo de los errores, porque en ese camino, usted termina siendo una fuerza testimonial”.

Los dichos de Lagos fueron considerados entre los adherentes de Goic como un guiño a la abanderada, ya que si bien no fue explícito, sí concedió la entrevista a uno de los rostros de la candidatura y habló sobre considerar el programa, cuando la abanderada ha sido clara en decir que el suyo tiene mucho más contenido que el de Guillier.

En el comando del senador, en tanto, decidieron bajarle el perfil al tema. Osvaldo Correa dijo que “la verdad es que no nos puede molestar algo que no existe. El Presidente Ricardo Lagos ha sido bastante claro, no ha señalado una posición”.