Pese a que en las últimas semanas se han ido tendiendo puentes de conversación en el bloque, todavía hay algunos temas que podrían poner en riesgo los acercamientos.
Publicado el 23.06.2017
Comparte:

“Ha habido bastante pololeo en las últimas semanas”, dijo el senador Alejandro Guillier el miércoles refiriéndose a los acercamientos entre la DC y la Nueva Mayoría; pero además al ser consultado por su relación con Carolina Goic sostuvo que es “un romance apasionado”.

Si bien sus dichos provocaron la molestia de la candidata DC -“la única persona con quien yo tengo un romance es mi marido”, manifestó molesta-, Guillier revelaba las tratativas que se están generado hace alrededor de dos semanas dentro del bloque oficialista.

Pese a que en la esfera pública las mesas directivas de los partidos habían señalado que dos candidaturas presidenciales hacían inviable un pacto parlamentario, las colectividades ya habían comenzado con una ronda de conversaciones -una vez que el propio Guillier manifestó su disposición de llegar a acuerdos-, y que ayer se selló con una declaración pública -redactada por el diputado Sergio Espejo (DC)- y a la que adhieren 43 parlamentarios de la Nueva Mayoría. “La existencia de dos candidaturas presidenciales y dos listas parlamentarias sin relación entre sí en la centroizquierda es el resultado de nuestras debilidades pasadas. Hoy podemos, desde nuestras candidaturas presidenciales, recrear la unidad en la diversidad”, se lee en uno de los párrafos.

Los acercamientos -explican en la DC- se comenzaron a dar una vez que los socios de la NM vieron como una realidad la candidatura de Carolina Goic. “La única incertidumbre que hay en la DC hoy es el acuerdo parlamentario, en ningún caso el tema presidencial. El partido eligió a Carolina como su presidenta, después como su candidata y luego tomó la decisión, a través de una votación, que compitiera en primera vuelta. No hay forma de que esto se ponga en cuestión en la Junta Nacional”, dice una influyente fuente de la DC, refiriéndose a la instancia programada para el próximo 28 y 29 de julio, y agrega que “ahora la preocupación está puesta en llegar a un acuerdo parlamentario”.

Esto, sumado a la disposición del abanderado del PR, PS, PPD, PC, IC y el MAS a sentarse a dialogar, a las conversaciones de pasillo entre los parlamentarios de los distintos partidos del oficialismo proclives a un acuerdo y “a la fuerza con la que ha entrado el comando de Guillier. Ellos se han encargado de iniciar conversaciones, porque saben que para ganar nos necesitamos unos a otros”, dice un parlamentario de la falange.

Ahora, pese a que en las últimas semanas los puentes se han ido construyendo con fluidez y el término “unidad” se ha transformado en la base para conversar, hay problemas técnicos que podrían poner en riesgo los acuerdos. “Esto no es sólo voluntad política, sino que también hay dificultades técnicas que podrían entrampar las cosas”, sostiene quien ha participado de las reuniones.

Las trabas de un acuerdo parlamentario

Pese a las últimas conversaciones y buena disposición, el hecho de que los partidos tengan que cumplir con una ley de cuotas -incorporar a un mínimo de mujeres como candidatas-, pone nuevamente en peligro las tratativas. Esto, porque son muchos candidatos de sexo masculino y “a eso hay que sumarle un 40% de nombres de mujeres; ese total, es mucho mayor al número límite que permitiría una lista única, que es la aspiración de la mayoría de los partidos”, comenta un parlamentario PPD y agrega que “este es el punto técnico más complicado, que puede generar incluso que pese a la voluntad de llegar a un acuerdo, por espacio no se pueda concretar”.

Es más, es justamente el PPD el que tendría este problema con sus senadores. Si bien a ellos no les molesta pactar con la DC, sí les genera ruido hacerlo en una única lista. “No cabemos”, dice un parlamentario de la colectividad liderada por Gonzalo Navarrete, ya que tienen sólo candidatos hombres: Jaime Quintana, Eugenio Tuma, Jorge Tarud, Ricardo Lagos Weber y Marco Antonio Núñez. Es por eso que, en el caso de que se incorpore a la DC, sugieren la posibilidad de ir en dos listas, donde podrían ser socios con algunos de los otros partidos y sumar mujeres a la contienda.

Pero la anterior, no es la única traba que tienen los partidos para cerrar un pacto -según quienes han estado en las conversaciones-, la directiva del Partido Socialista, encabezada por Álvaro Elizalde se ha mostrado reacia a incorporar a la DC. La razón de fondo tiene que ver con los resultados adversos que obtendría la tienda en la elección senatorial si es que la falange entra en la misma lista parlamentaria. Considerando eso, al interior del PS reconocen que postergar el ingreso de la DC resulta “muy tentador”, ya que en la quinta región podría perderse Isabel Allende, ya que también compiten los decé Aldo Cornejo e Ignacio Walker, y el PPD Ricardo Lagos Weber. Otro ejemplo es lo que les ocurre en el Maule, donde competirán los DC Andrés Zaldivar y la ex ministra Ximena Rincón, y las posibilidades para Elizalde serían casi nulas, considerando además que el diputado Jorge Tarud -según sus cercanos- tendría buenas posibilidades. En la Araucanía no tienen candidato y en Aysén, se dará la competencia entre Camilo Escalona y Patricio Walker.