Gutenberg Martínez, por un lado, y Mariano Ruiz-Esquide, por el otro, lideraron las posturas antagónicas, que incluso pusieron en riesgo que la declaración final fuese unánime.
Publicado el 04.11.2014
Comparte:

“No es lo mismo la Nueva Mayoría que el Gobierno, son cosas diferentes”.  Esa frase marcó el debate durante el Consejo Nacional extraordinario de la DC, realizado ayer en la sede del partido y que duró cerca de cinco horas. La afirmación la realizó el ex presidente de la DC, Gutenberg Martínez, quien en el encuentro, según explican en el partido, enfatizó que había que diferenciar lo que significa el Gobierno y la Nueva Mayoría, ya que, “perfectamente se puede seguir apoyando al Gobierno sin estar en la Nueva Mayoría”.  El planteamiento implícito es que de continuar las “agresiones” hacia el partido, podría evaluarse la permanencia de la DC en la Nueva Mayoría cuando se realice la próxima Junta Nacional.

El debate no fue fácil, explican al interior del partido. Hubo dos posturas que se enfrentaron durante la discusión. Por un lado, estaba el tradicional grupo de la DC llamados “chascones”, entre ellos, el ex senador Mariano Ruiz-Esquide, que era de la idea de “bajar el perfil” a la situación e incluso habrían criticado que se haya autoconvocado el Consejo Nacional. Los “chascones” habrían planteado que con este encuentro “se ponía en duda a la Nueva Mayoría” y se generaba un panorama de tensión dentro del oficialismo.

En tanto, el otro grupo, conformado por los “guatones” y “colorines” de la DC, entre ellos, Gutenberg Martínez y Fuad Chahín, fue “más duro”, comentan en el partido. Comprometieron su apoyo al Gobierno, pero explicitaron que la Nueva Mayoría es “sólo un instrumento”. Plantearon, además, que la Nueva Mayoría debía consolidarse sobre la base de un “respeto interno”. Gutenberg Martínez habría sido muy crítico, además, con la conducción política del Gobierno y con el PC.

De hecho, esta mañana, Martínez afirmó en Radio Cooperativa que “creo que tenemos que estar mucho más activos en lo que es el seguimiento de los problemas que se están dando en Chile; y más activos desde el punto de vista del partido y del Gobierno. El rol de los partidos es articular y agregar los intereses de las situaciones que se van dando en la sociedad” y agregó que “a ratos sí me siento incómodo en la Nueva Mayoría. Cuando hay declaraciones destempladas e injuriosas respecto al presidente de mi partido, injuriosas respecto a mi bancada parlamentaria; me siento incómodo”.

Los cambios a la declaración pública

Cuando ya llevaban cerca de cuatro horas de debate, se dio paso a la redacción de la declaración pública. Fue la mesa directiva la que se encargó de redactar el documento y luego lo presentó al resto de los asistentes. En ese momento la directiva dio un margen de algunos minutos para que los consejeros y parlamentarios presentes pudieran realizar  los cambios que creían pertinentes.

La nueva redacción del documento estuvo a cargo de Gutenberg Martínez, del diputado Fuad Chahín, del senador Jorge Pizarro y del secretario general de la DC, Víctor Maldonado. Después de unos minutos de discusión decidieron incorporar nuevos elementos como la “rectificación” de las conductas, que no estaba descrita en la declaración original. El objetivo habría sido realizar una declaración “más firme” y “más contundente”.  Sin embargo, fue considerada “fuerte” por algunos de los asistentes, quienes incluso no habrían querido votarla a favor.

Martínez además reconoció en Radio Cooperativa que “el sólo hecho de auto convocarse fue una señal. El sacar esta declaración es otra señal. La política requiere señales y creo que hemos dado una buena señal”.

 

FOTO: RODRIGO SÁENZ/AGENCIAUNO

 

 

 

.