En el equipo constitucional de la Segpres se han evidenciado dos posturas. Por un lado, un grupo que defiende la asamblea constituyente y, por otro, asesores que defienden la vía institucional para cambiar la Carta Magna.
Publicado el 11.11.2015
Comparte:

A fines de abril, tras el anuncio de la Presidenta Michelle Bachelet sobre el proceso constituyente, el abogado Tomás Jordán jefe del equipo de asesores en materias constitucionales de la Segpres, entregó a la Mandataria una carpeta con diferentes fórmulas para redactar una nueva Constitución. Entre las opciones habrían estado incluidas la alternativas de someter a plebiscito una reforma total creada en base a un proceso de diálogo ciudadano y modificar la actual constitución con la posibilidad de convocar a una asamblea constituyente, entre otras.

Sin embargo, la elaboración de esta propuesta no estuvo exenta de problemas y diferencias al interior del equipo de la Segpres -ministerio liderado por Nicolás Eyzaguirre (PPD)- las que perdurarían hasta el día de hoy, según comentan altas fuentes del oficialismo a “El Líbero”.

El grupo constitucional -compuesto por más de 10 personas- es dirigido por la Jefa de Estudios de la Segpres, Pamela Figueroa, quien está casada con el presidente de la Cámara, Marco Antonio Nuñez (PPD). Además, lo integran Tomás JordánSantiago Edwards, Bernardo Navarrete (DC), el publicista argentino Martín Vinacur, entre otros.

Fue a medidados de 2014 en que en la Segpres se constituyó el grupo encargado de preparar la ruta hacia una nueva Constitución. El equipo de trabajo dirigido por Jordán, optó por dos vías para iniciar el trabajo en este tema. Una de ellas, fue la realización de varios encuentros con expertos constitucionalistas, partidos políticos e institutos y fundaciones. Esto, con el objetivo de observar y recoger las diferentes propuestas e impresiones sobre una nueva Carta Magna.

Uno de ellos se realizó el pasado 8 de mayo en la sede del ex Congreso Nacional. El encuentro llamado “Comienza el camino hacia la nueva Constitución”,  fue organizado por el PS y contó con la presencia del ex Presidente Ricardo Lagos y senadores como Alfonso De Urresti, presidente de la comisión de Constitución del Senado. En esa oportunidad, asistieron algunos abogados de la Segpres, quienes sólo fueron espectadores del seminario.

Otro de los caminos que tomó el equipo constitucional de la Segpres, fue la recopilación de experiencias de participación ciudadana en el ámbito público y privado, con el objetivo de comprobar el interés de las personas en participar en instancias deliberativas como un plebiscito.

Fue durante ese período, mientras el gobierno realizaba las primeras gestiones concretas para avanzar hacia una nueva Constitución, en que se comenzaron a evidenciar las primeras diferencias al interior del equipo constitucional de la Segpres. En el oficialismo explican que las diferencias tienen que ver con el mecanismo para crear una nueva Constitución.

Por un lado, Figueroa y otros asesores clave han estado promoviendo la asamblea constituyente. Y  en la otra vereda Navarrete y Jordán, apuestan por una nueva Constitución mediante vía institucional, según afirman influyentes fuentes de la Nueva Mayoría.

Los dos bloques y sus principales discrepancias

En el oficialismo explican que la postura de Figueroa es compartida también por otros asesores como Santiago Edwards, cientista político de la Universidad Diego Portales. Edwards es considerado “hombre de confianza” de Figueroa, según dicen en el oficialismo.

En tanto, la postura de Jordán es respaldada por Bernardo Navarrete, quien es el “segundo hombre” de la División de Estudios de la Segpres y militante de la DC.

Ambos bloques se han enfrentado, principalmente, por el mecanismo. Jordán ha manifestado su interés de avanzar en una reforma constitucional para que exista la herramienta del plebiscito, según informó El Mercurio hace algunos meses. Propone convocar a un plebiscito para que se le pregunte a la gente cómo prefieren que se realice una nueva Constitución, a través de una asamblea o de una reforma. Su opción busca un vía más “institucional”, según comentan desde el Ejecutivo.  Además, en este proceso Jordán es partidario de integrar a todos los sectores políticos, de manera de dar garantías trasversales. “La nueva Constitución necesita a los sectores más liberales de la derecha”, escribió en su cuenta de twitter hace algunos meses.

Además, tanto Navarrete como Jordán, coinciden en que el Congreso debe tener un rol clave en este proceso, lo que sería compartido por Figueroa.

Sin embargo, desde el entorno de Jordán explican que sí se ha avanzando en torno a un consenso, más allá de las diferencias. “Las propuestas son el resultado de un trabajo interno”, comentan fuentes cercanas al abogado consultados por “El Líbero”.

Las críticas hacia Figueroa y hacia el proceso constituyente de la Segpres

Sumado a este diferencias, han surgido paralelamente algunas críticas hacia cómo la Segpres ha llevado adelante este proceso. Influyentes senadores del PPD afirman a “El Líbero”, que el equipo constitucional ha llevado con demasiado hermetismo este tema y que hay poca comunicación tanto con Figueroa como con los abogados expertos. De hecho, el ministro Nicolás Eyzaguirre ha sido muy “escueto” al informar sobre los detalles del proceso a los partidos, según indican desde el oficialismo. También se ha cuestionado que el equipo de Figueroa esté compuesto por publicistas y diseñadores; se espera que la redacción sea tarea sólo de los abogados.

FOTO: AGENCIA UNO