El reemplazo interno, la negociación interempresas, la extensión de los beneficios sindicales, el quórum requerido para formar sindicados y los reemplazos en las empresas subcontratadas son los principales conflictos que persisten entre el mundo privado y el Gobierno.
Publicado el 07.03.2016
Comparte:

Un año y dos meses de tramitación en el Congreso lleva la reforma laboral (o sindical, según los detractores) del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet sin que logre alinear a los actores públicos y privados que serán directamente  impactados por dicha legislación.

El proyecto de ley ingresó al Senado el 29 de diciembre de 2014 por el Ministerio del Trabajo, y desde entonces ha sido sometido a decenas de modificaciones, la última fue la semana pasada cuando recibió 40 indicaciones, 26 de ellas del Ministerio del Trabajo que dirige Ximena Rincón.

Sergio Morales y Bernardo Fontaine¿Cuáles siguen siendo los principales focos de conflicto? “El Líbero” conversó con dos especialistas que han seguido desde el primer día el debate parlamentario, el economista y líder del movimiento “reforma a la reforma” Bernardo Fontaine, y Sergio Morales, abogado e investigador del Instituto de Libertad y Desarrollo, quienes definen los cinco nudos que aún persisten y que afectarían, principalmente, a las pequeñas y medianas empresas del país y, por consiguiente, a la gran mayoría de los trabajadores.

 1- Reemplazo interno

El proyecto establece la prohibición del reemplazo de trabajadores durante la huelga, tanto internos como externos.  En la discusión en particular en la comisión de Trabajo del Senado se establece que esta prohibición no dice relación con los puestos de trabajo, sino con la persona del trabajador, reconociendo a su vez la libertad de trabajo de aquellos trabajadores no involucrados en la huelga para poder ejecutar las funciones convenidas en sus contratos de trabajo.

El Ejecutivo en este punto repone con una redacción distinta la posibilidad de establecer un reemplazo extremadamente acotado, que mal podría decirse que es una suerte de reemplazo interno, toda vez que permite al empleador en el ejercicio de sus facultades legales, efectuar modificaciones de turnos y horarios de los trabajadores que no estén en huelga, y efectuar adecuaciones necesarias sólo con los trabajadores de la empresa para que ejecuten las funciones ya convenidas con anterioridad en sus contratos de trabajo, pero sin que implique el cambio de establecimiento en que se deban prestar los servicios.

“Al no haber reemplazo en huelga, la Pyme no tiene espalda financiera para resistir una paralización, no es capaz de resistir la huelga y cierra, porque no hay reemplazo”, dice Fontaine, y agrega que “en el tema de las adecuaciones necesarias, permite que un empleador pueda acomodar los turnos o los horarios para que los trabajadores que no estén en huelga puedan sustituir a los trabajadores en huelga, siempre y cuando, estos realicen una labor que está en su contrato, y siempre y cuando no se muevan de una sucursal a otra. Las adecuaciones necesarias son totalmente inútiles, porque en un restorán, va a tener pocos trabajadores, y por lo tanto, no va a tener dos recepcionistas disponibles, de forma que si uno está en huelga lo pueda reemplazar por otro. Las adecuaciones necesarias no le funcionan a las Pymes, sirven para las grandes empresas”.

Sergio Morales explica que con la legislación del Gobierno el empleador, además de no poder contratar nuevos trabajadores para desempeñar especialidades de los trabajadores en huelga, tampoco podría trasladar, por ejemplo, a cajeros de un establecimiento a otro, aunque se encuentren en la misma ciudad.

2- Negociación interempresa

El proyecto innova en esta materia en relación a la legislación vigente  reconociendo la titularidad sindical al sindicato interempresa para negociar regladamente dentro de la empresa, en cuyo caso resulta obligatorio para el empleador. Ello, sin perjuicio que la entidad sindical puede optar por negociar por medio de tratos directos, siendo voluntario para el empleador acogerse al procedimiento en ese último caso. “Conocidas las presiones legítimas por parte de empresas de menor tamaño, el Ejecutivo en vez de volver a la norma actual que permite la negociación con sindicatos interempresas a nivel empresa sólo de manera voluntaria, tanto por sindicatos como por empleadores, optó por establecer una norma un tanto confusa#, explica Morales.

De este modo, en las empresas de 49 trabajadores o menos existirá una posibilidad para que el empleador se excuse de negociar, lo cual dice relación con la existencia de afiliados al sindicato interempresa que pertenezcan a empresas de mayor tamaño, debiendo en todo caso manifestar en forma expresa dentro de los 10 días siguientes a la presentación del proyecto dicha circunstancia.

“Un negocio pequeño de una galería del centro que tenga que negociar con una empresa grande  es profundamente injusto, porque el sindicato de la empresa grande puede obligar a la pequeña empresa a aceptar condiciones que no es capaz de soportar, como aumentar las remuneraciones. Esto sucede porque la reforma laboral establece la obligatoriedad de la negociación inter empresa, versus hoy día que es voluntaria”, dice el economista Bernardo Fontaine.

3- Extensión de beneficios

El proyecto en esta materia dispone que el sindicato tiene la titularidad para extender los beneficios de un instrumento colectivo. De este modo, se dispone la extensión automática de beneficios a los nuevos afilados a la organización sindical, bastando sólo el acto de comunicación al empleador para que éste sea obligatorio. Asimismo, para aquellos trabajadores no sindicalizados sólo podrá extenderse todo o parte de los beneficios si cuenta con el consentimiento del sindicato, debiendo  en dicho caso el beneficiado pagar la totalidad de la cuota sindical ordinaria.

La indicación del Ejecutivo mantiene la misma lógica sin alterar en nada el sistema de extensión de beneficios donde la decisión de extender es propia del sindicato, no quedando posibilidad para que el empleador por aplicación de sus facultades de administración y mando pueda disponer algo distinto. Sin embargo, introduce una pequeña modificación al sistema, disponiendo que en caso de extensión a trabajadores no afiliados, es posible convenir el pago por parte del beneficiado de todo o parte de la cuota sindical ordinaria en retribución a la extensión.

4- Cambio de quórum mínimos de constitución de sindicatos

El gobierno redujo el quórum mínimo de constitución de sindicatos en empresas de 50 o menos trabajadores, a 8 trabajadores, siempre que representen al menos 45% del total de trabajadores. Con la indicación se aumenta el porcentaje mínimo de representatividad a 50% de los trabajadores, pero agregando que para dicho cómputo se descontarán aquellos impedidos de negociar colectivamente, vale decir, trabajadores que tengan facultades de representación del empleador y que estén dotados de facultades generales de administración, tales como gerentes y subgerentes. Para el caso de las micro y pequeñas empresas, se extiende además al personal de confianza que ejerzan cargos superiores de mando.

“Esta norma propuesta no soluciona el problema de fondo de  permitir la coexistencia de sindicatos y /o grupos negociadores, a decisión de los mismos trabajadores, independientemente del tamaño de la empresa”, afirma Sergio Morales, investigador del Instituto de Libertad y Desarrollo.

5- Subcontratación y reemplazo

El ejecutivo insiste con una indicación, que en su oportunidad fue rechazada por la Comisión de Trabajo del Senado, que dispone que en caso de huelga de una empresa contratista o subcontratista, la mandante mantendrá sus facultades de administración, lo que implica que podrá ejecutar las obras o los servicios contratados o subcontratados por medio de un tercero.

Con esta indicación, toda vez que la empresa mandante frente a la negociación colectiva, que está llevando la empresa contratista o subcontratista con sus trabajadores, es un tercero ajeno a la misma, por lo que no debiera limitarse en caso alguno sus facultades de administración por motivos que no le son propios.