Desde un "Frente parlamentario por la vida" hasta la respuesta directa a un elector: las ocasiones en que legisladores que hoy apoyan parte del proyecto del gobierno se han manifestado en contra.
Publicado el 10.02.2015
Comparte:

El 17 de noviembre de 2006, un grupo de parlamentarios chilenos creó el “Frente parlamentario por la vida”, que contó con la firma de 61 diputados: 12 de la Democracia Cristiana, dos del Partido Radical, 14 de Renovación Nacional, 32 de la UDI y la del entonces diputado independiente, Alberto Cardemil.

La declaración de los firmantes establecía en su punto número uno que “el primer derecho humano es el derecho a la vida, sin ningún tipo de discriminación por sexo, edad, raza, credo, situación socio-económica, estado de salud, origen o circunstancia en que la vida se hubiere concebido o cualquier otra condición”. Además, el texto hacía presente el compromiso de los adherentes a “rechazar todo proyecto de ley que acepte o suponga cualquier tipo de práctica abortiva, eugenésica, eutanásica, de encarnizamiento terapéutico, mutilante, clonizante o que manipule la vida humana, cualesquiera sean los medios utilizados para ellos u objetivos que pretendan justificarlo” (ver documento aquí).

Hoy, a poco más de una semana de que el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet presentara su proyecto para despenalizar el aborto bajo las causales de riesgo de vida de la madre, inviabilidad del feto y violación, son varios los parlamentarios oficialistas que firmaron ese documento que han cambiado su visión al respecto.

De los DC, figuran los actuales diputados Pablo Lorenzini, Mario Venegas, Sergio Ojeda y Jorge Sabag. También los actuales senadores Patricio Walker y Carolina Goic. Del PRSD aparece el diputado Fernando Meza y de los actuales independientes, la diputada Alejandra Sepúlveda y el senador Pedro Araya.

Bancada de Senadores de la InfanciaSi bien en el pasado estuvo por rechazar todo proyecto al respecto, hoy la senadora Goic mantiene una postura favorable en dos de las tres causales debatidas. En una declaración hecha el 31 de mayo pasado a “Emol”, señaló que “nunca he sido partidaria del aborto, pero en el caso de peligro de vida de la madre eso está resuelto”. En el caso de inviabilidad fetal, en tanto, sostuvo que “también es razonable dar el espacio para la decisión, con todos los resguardos médicos. No así en el caso de violación, ahí sí hay una vida y tenemos que buscar formas de protegerla y asumirla”.

Algo similar ocurre con Pablo Lorenzini. En su polémica entrevista a “Radio Sonar” de la semana pasada, señaló que “en el caso del peligro de vida de la mamá yo no tengo mayor problema si lo hacemos bien, lo mismo que en el caso de posibilidades ciertas de no concretar su vida”. Respecto de la violación dijo que “Si tú me preguntas hoy día, ese tema yo no lo votaría a favor”.

Por su parte, Mario Venegas, tras ser contactado por “El Líbero“, señaló que “me arrepentí un poco de firmar ese documento”, en alusión a la declaración del Frente parlamentario por la vida. “En el minuto en que firmé no logré visualizar el fin que se le dio posteriormente”, agrega, sosteniendo que la organización habría avanzado hacia “posiciones muy integristas”.

El diputado explica que hasta el momento apoyaría las dos primeras causales (riesgo de vida de la madre e inviabilidad del feto) “y tengo dudas sobre la violación”, argumentando que “hay una vida de por medio que no podemos hacer responsable del acto terrible que es la violación”.

Cámara de DiputadosEn tanto, el diputado Sergio Ojeda señaló a “El Líbero” que “el aborto en los términos presentados en el proyecto de ley no es contrario a la vida”. En ese sentido, adelanta que aprobará las tres causales y respecto de la violación dice que “es un derecho humano de la mujer liberarse del producto de esta”.

“El Líbero” intentó contactar a los otros parlamentarios oficialistas que figuran como firmantes para que dieran su versión, pero no fue posible comunicarse con ellos.

Gabriel Silber y el recurso de inadmisibilidad

El 17 de noviembre de 2006 los diputados DC Patricio Walker y Gabriel Silber pidieron al entonces presidente de la Cámara, Antonio Leal (PPD), que declarara inadmisible el proyecto de ley sobre aborto presentado por Marco Enríquez Ominami (PS) y René Alinco (PPD).

Según detalla una nota de “La Nación”, Walker llegó a decir que “si un día se llega a aprobar esta ley del aborto con los votos del PS y el PPD, no quedaría otra alternativa que retirarse de la Concertación”. Posteriormente Silber agregó que la propuesta de despenalización del aborto habría transgredido el límite del ejercicio de la soberanía, y aseguró que “algunos (diputados) han planteado que en democracia se puede plantear todo, la verdad que creemos que existe libertad para plantearlo, pero dentro de un marco que es el respeto de los derechos esenciales de las personas; eso lo dice la Constitución”.

Diputados Daniel Farcas y Gabriel Silber dan conferencia en ConadecusSilber profundizó: “nuestro país de una vez por todas debe ponerse pantalones largos en esta materia”, por lo que reiteró el llamado a Leal para que declarara inadmisible la moción por motivos formales y no de fondo, “porque en nuestro país debemos respetar los derechos en serio de una vez por todas y respetar los Derechos Humanos de todos”.

Sin embargo, el 7 de mayo de 2013 el diputado patrocinó un proyecto de ley que buscaba la “legalización de la interrupción del embarazo” en tres causales: patologías relevantes de la mujer que hagan peligrar su vida y salud; malformaciones fetales incompatibles con la vida extrauterina y agresión sexual, moción similar al mensaje presentado por el Ejecutivo.

De hecho, el pasado domingo Silber reaccionó por Twitter frente a quienes pidieron la expulsión de los parlamentarios DC que aprueben el proyecto de aborto: “La Inquisición se instala en la DC, expulsión a los Parlamentarios q votemos despenalización del aborto en tres causales! Qué ridículo”, dijo.

El mail de Karla Rubilar

El 7 de julio de 2009 un elector de Huechuraba envió un correo electrónico a la diputada Karla Rubilar (Amplitud), entonces candidata por el distrito 17 (Huechuraba, Conchalí y Renca).

En la misiva -a la que tuvo acceso “El Líbero”– el votante le decía que “en la elección en la cual usted fue candidata (2005), mi familia ha apoyado su proyecto por la forma de hacer política que representa”, para luego agregar que “no obstante esto, sistemáticamente nos ha impresionado su postura a la hora de debatir temas valóricos”.

El correo continúa: “Nos gustaría que nos respondiera un par de preguntas cruciales. ¿Está usted a favor del aborto? ¿Está usted a favor del aborto terapéutico?”, para finalmente señalar que el pronunciamiento definiría su voto en las elecciones parlamentarias de ese año.

Parlamentarios AmplitudLa respuesta de Rubilar fue enviada el mismo día: “Estimado, estoy en contra del aborto incluso en caso de violación (…) Para eso existe la Píldora del Día Después que no lo es. Es un anticonceptivo”. Luego la actual diputada de Amplitud agregó que “respecto del aborto terapéutico cuando está en riesgo la vida de la madre, como médico debo aclararle que está mal puesto el nombre, pues lo que se intenta es salvar la vida de ambos que lamentablemente en ese intento termina a veces con la vida del feto. En esos casos también estoy de acuerdo”. Posteriormente aludió a la complejidad del tema, agregando que era para mucho más que “un par de líneas o a través de un medio electrónico”.

La diputada finalizó la respuesta diciendo que “mis posturas las mantengo firmes, porque gracias a Dios soy médico, no necesito vivir de esto y si el día de mañana ya no debo seguir siendo diputada por esto, me voy tranquila, con la conciencia limpia y la frente en alto”.

Al ser consultada por “El Líbero” sobre este tema, expresó que “siempre he dicho que estoy a favor del aborto terapéutico, incluso estuve dispuesta a renunciar a RN con tal de poder aprobar la idea de legislar sobre este tema”.

Luego expresó: “Siempre he tenido dudas en el caso de violación. A mí no me gusta la interrupción del embarazo en ese caso porque creo que hay un ser humano en gestación que tiene todas las posibilidades de desarrollar su vida hacia adelante. En ese caso, como Amplitud tomaremos una decisión después de escuchar el debate. Amplitud no tiene posición en violación, pero sí estamos abiertos a discutirlo”.

FOTO:NADIA PEREZ/AGENCIAUNO