Desde marzo los casos "quemados", "degollados", "Víctor Jara", "Operación Colombo", "Frei Montalva", "Gervasio" y "Lavandero" han tenido una visible reactivación a nivel judicial o mediático.
Publicado el 24.07.2015
Comparte:

En los últimos cuatro meses varias de las causas más emblemáticas de violaciones a los DDHH ocurridas en el régimen militar se han reactivado en la justicia. Si bien algunas de ellas han tenido movimiento constante en los últimos años, ha sido durante 2015 que los medios les han dado amplia cobertura a las últimas diligencias de las investigaciones.

Esta semana, por ejemplo, ocurrió con los casos “quemados”, “degollados”, “Víctor Jara” y “Operación Colombo”. Semanas antes fue el turno de los casos “Frei Montalva”, “Gervasio” y “Lavandero”.

Caso quemados

El año 1986, en una protesta contra el régimen de Augusto Pinochet, el fotógrafo de 19 años Rodrigo Rojas de Negri y la estudiante de 18 años, Carmen Gloria Quintana, fueron quemados luego de ser detenidos por militares. Quintana logró sobrevivir luego de quedar con más del 60% de su cuerpo quemado. De Negri, en cambio, falleció producto de las lesiones.

El oficial a cargo de la patrulla militar, Pedro Fernández, fue condenado a 600 días de presidio el año 1993. Siete años más tarde, Carmen Gloria Quintana recibió una indemnización de alrededor de USD$ 500.000.

Este martes 21 de julio, el juez Mario Carroza ordenó la detención de siete ex oficiales y ex suboficiales en retiro del Ejército vinculados al caso: Luis Zúñiga, Francisco Vásquez, Sergio Hernández, Julio Castañer, Iván Figueroa, Nélson Medina y Jorge Astengo. Carroza emitió la orden luego del testimonio del ex conscripto Fernando Guzmán, quien habría presenciado el homicidio y roto un “pacto de silencio” acordado entre los militares involucrados.

Cinco de los detenidos luego de declarar fueron trasladados al Batallón Militar, en Peñalolén. Castañer y Hernández fueron detenidos en Punta Arenas y Valdivia, respectivamente, por lo que serán interrogados cuando lleguen a la capital.

Caso Víctor Jara

El cantautor Víctor Jara fue asesinado con 44 disparos el 16 de septiembre de 1973 mientras se encontraba detenido en el Estadio Chile, cinco días después del golpe de Estado.

El 23 de enero de este año, diversas organizaciones sociales y culturales pidieron a una serie de parlamentarios de la Nueva Mayoría que el lugar donde fue encontrado el cuerpo sin vida de Jara -en las inmediaciones del Cementerio Metropolitano- fuese declarado “Sitio de la Memoria”.

Sólo un mes después el cantante nuevamente volvía a ser noticia, esta vez tras la decisión de la justicia de Estados Unidos que decidió postergar el juicio civil contra el teniente en retiro Pedro Barrientos –uno de los supuestos autores del asesinato- para fines de este año después de que éste decidiera defenderse pidiendo desestimar la demanda.

La demanda civil fue presentada por el Center for Justice and Acoountability (CJA) apoyada por abogados que representaron a la familia del intérprete y a la Fundación Víctor Jara. Lo anterior dado que Barrientos se encuentra viviendo en el país norteamericano.

En marzo, el magistrado Miguel Vázquez terminó la etapa de investigación sobre el homicidio de Jara cerrando el sumario con 12 personas procesadas por el crimen.

Los últimos antecedentes de este caso se dieron a conocer esta semana, cuando el ministro en visita dictó acusación contra 10 funcionarios en retiro del ejército.

Caso Frei Montalva

El 25 de enero de 1982, semanas después de haber sido operado de una hernia al hiato, el ex Presidente Eduardo Frei Montalva falleció en la Clínica Santa María. Si bien en un principio se determinó que su muerte había sido provocada por un shock séptico, la familia del ex Mandatario siempre abrazó la tesis de que se trataba de un asesinato ideado por el gobierno militar debido al rol opositor que ejercía Frei, sobre todo después de su discurso en el “caupolicanazo” de 1980.

En 2006, la justicia ordenó la exhumación del cuerpo del ex jefe de Estado y tras las pericias se encontraron restos de gas mostaza y talio en el cadáver, lo que dio pie para que el juez Alejandro Madrid estableciera que Frei Montalva había sido víctima de magnicidio.

El 7 de diciembre de 2009, seis días antes de las elecciones presidenciales en que participaría Eduardo Frei Ruiz-Tagle, Madrid procesó a seis personas por este caso, entre ellas a los doctores Patricio Silva Garín, Pedro Valdivia, Helmar Rosenberg y Sergio González; y también a Raúl Lillo y al chofer del ex mandatario, Luis Becerra.

Tras más de 10 años de investigación el ministro en visita dictó el cierre de esta en octubre de 2014, pero el 19 de mayo de 2015 la Corte de Apelaciones de Santiago ordenó reabrirla tras acoger las solicitudes presentadas por la defensa del doctor Valdivia, y los querellantes en la causa: Carmen Frei y el Consejo de Defensa del Estado (CDE). La investigación se cerró nuevamente el 3 de julio de 2015 y ahora el juez está en condiciones de presentar una acusación contra los procesados por el presunto asesinato.

Caso degollados

Los días 28 y 29 de marzo de 1985 los profesionales opositores al régimen de Pinochet José Manuel Parada, Manuel Guerrero y Santiago Nattino fueron secuestrados en la calle por agentes de la Dirección de Comunicaciones de Carabineros (Dicomcar), y el día 30 de marzo sus cuerpos fueron encontrados degollados y con signos de tortura. El episodio desató la salida del general César Mendoza de la Junta de Gobierno.

En abril de ese año la Corte Suprema designó a José Cánovas como ministro en visita para investigar el caso. Ya en 1989 asume la causa Milton Juica, quien en 1992 sometió a proceso a 17 personas por el delito. En octubre de 1995 la Corte Suprema dicta un fallo definitivo en el que condenó a 16 implicados en lo que se llamó el “caso degollados”.

En las últimas semanas el caso ha vuelto a reflotar luego de que la Corte de Apelaciones otorgara libertad condicional a Alejandro Sáez, uno de los condenados a cadena perpetua por los asesinatos. Familiares de las víctimas han denunciado el hecho y han presentado recursos para que se revoque el beneficio. Lo mismo han hecho parlamentarios del Partido Comunista y la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos. Asimismo, hace tres días la justicia rechazó la libertad condicional para el ex jefe de la Dicomcar, Guillermo González Betancourt.

Operación Colombo, episodio Sergio Arturo Flores Ponce

La tarde del 24 de julio de 1974, hace exactamente 41 años, el militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), Sergio Arturo Flores Ponce, fue detenido en la esquina de Diagonal Paraguay con Portugal por agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) y posteriormente trasladado al cuartel “Londres 38”. La última vez que el estudiante de filosofía de 23 años fue visto por otros detenidos fue en agosto del mismo año y, hasta hoy, no hay antecedentes de su paradero.

Hernán Crisosto, ministro en visita extraordinaria para causas por violaciones a los DDHH de la Corte de Apelaciones de Santiago, condenó este miércoles a 76 ex miembros de la DINA por el secuestro calificado de Flores, víctima de la denominada “Operación Colombo”.

El ministro dictó una condena de 13 años de presidio, en calidad de autores, a Manuel Contreras, César Manríquez, Pedro Espinoza, Marcelo Moren, Miguel Krassnoff y Raúl Iturriaga. Otros 38 agentes, también en calidad de autores, fueron condenados a 10 años de presidio y 32 a 4 años de presidio en calidad de cómplices. Los agentes Luis René Torres y Fernando Adrián Roa fueron absueltos por falta de antecedentes de participación.

Caso Gervasio

El 28 de octubre de 1990 el artista uruguayo Gervasio fue encontrado colgando de una viga en una casa abandonada en Talagante, en el kilómetro 42 de la carretera entre Santiago y San Antonio. Dos días después debía presentarse ante la Corte de Apelaciones tras ser acusado de abuso sexual.

En noviembre de 2013, la Corte de Apelaciones de San Miguel ordenó la reapertura del caso después de que Leandro Viera, hijo del artista, solicitara que se investigaran las causas de la muerte después de que peritajes descartan que se tratara de un suicido y se reavivara la tesis de que habría sido asesinado por agentes del gobierno militar. Luego, en octubre de 2014, nuevamente Viera se querelló contra los presuntos autores del asesinato de su padre.

Sin embargo, fue el 18 de marzo de este año cuando el fallecimiento de Gervasio volvió a tomarse la agenda noticiosa. La Corte de Apelaciones ordenó exhumar el cuerpo del intérprete para establecer si se trató de un crimen o un suicidio, tras petición de su hermana Blanca Viera.

Durante marzo, la autopsia del cuerpo de Gervasio fue noticia en varios medios de comunicación en el país. Y esto continuó a través de varias aristas del caso. Por ejemplo, en abril, la Sociedad Chilena del Derecho de Autor decidió costear los gastos de la pericia.

Finalmente, el 28 de mayo a las 10 am el Servicio Médico Legal exhumó el cuerpo del cantautor en presencia de sus familiares en el cementerio Parque del Sendero de Maipú.

Caso Lavandero

El 10 de mayo de 1984, agentes del régimen militar golpearon al ex senador Jorge Lavandero, en ese entonces presidente de la opositora Proden. Lavandero fue encajonado en su vehículo y recibió una golpiza que le significó una fractura en el cráneo y 17 días internado en la clínica.

Hace unas semanas, Lavanderos presentó una querella por Crímenes de Lesa Humanidad con el propósito de reabrir la investigación. En respuesta, el ministro Mario Carroza decidió instruir las primeras diligencias.