Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 21 de diciembre, 2017

Legado de Bachelet en salud: Aumento en listas de espera, multiplicación de la deuda hospitalaria y atraso en infraestructura

Autor:

Uziel Gomez

2,1 millones de pacientes esperando una consulta y 232 mil por una cirugía, deuda hospitalaria de $320 mil millones, apenas 252 nuevas camas construidas en cuatro años es la pesada mochila que le dejará la Mandataria al Presidente Piñera.
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Durante los últimos meses de mandato, la Presidenta Michelle Bachelet ha puesto especial énfasis en dejar establecido su “legado” político, como las reformas educacional, tributaria y laboral, pese a su derrota en las elecciones presidenciales y parlamentarias.

Bachelet traspasará el gobierno a Sebastián Piñera el 11 de marzo de 2018, pero junto a las reformas mencionadas también heredará una pesada mochila en materias sensibles para la ciudadanía, como la salud.

Según la encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP), la salud aparece en todos los gobiernos como uno de los tres principales problemas del país, pero durante el mandato de Bachelet el tema ha sufrido una merma importante.

La enferma salud pública que deja Bachelet

Es lo que se desprende al revisar diversos indicadores de gestión. Por ejemplo, la lista de espera de pacientes AUGE pasó de 2.300 casos a 12 mil actualmente, además, se duplicó el número de quienes esperan una cirugía no AUGE, ya que pasó de 108 mil a 232 mil actualmente.

La lista de espera de consultas médicas de pacientes no AUGE está en 2,1 millones, cifra muy superior a los 1,5 millones que había en 2014 cuando Bachelet asumió el gobierno junto a la Nueva Mayoría.

La deuda hospitalaria es otro indicador que se ha disparado en forma alarmante, ya que actualmente es de $650 mil millones y se reducirá a $360 mil millones en enero gracias a un aporte extraordinario de $320 mil millones que hará Hacienda al Ministerio de Salud. En febrero de 2014, dicha deuda era de $65 mil millones.

Respecto de la infraestructura hospitalaria, en este gobierno se han sumado apenas 252 camas hospitalarias de las dos mil prometidas, y se han construido 17 hospitales comunitarios, que son de menor tamaño y complejidad, y otros tres recintos de alta y mediana complejidad.

El doctor Manuel Inostroza, director de campos clínicos del Instituto de Salud Pública de la Universidad Andrés Bello, detalló los problemas más acuciantes que tiene la salud pública hoy, varios de los cuales son crónicos: Mala calidad de los servicios, bajos niveles de eficiencia en la gestión, no se incrementan los niveles de producción en forma sustancial en relación al incremento del gasto, no se cumplen metas de inversión en hospitales, baja satisfacción usuaria en las diversas encuestas, escasez de especialistas, crecimiento del endeudamiento, crisis del sector privado, baja legitimidad, judicialización al alza, marcos regulatorios agotados y caída de las inversiones.

“La polarización lleva a plantear y defender soluciones cerradas que dificultan los acuerdos, ya que el sector ha estado virtualmente viviendo ‘una pre-reforma’ por cerca de cinco años, generando altos niveles de inestabilidad”, sostiene Inostroza en un informe sobre la reforma que requiere la salud chilena.

Además, el ex superintendente de isapres durante los gobiernos de Ricardo Lagos y Bachelet explica que ha habido tres comisiones presidenciales y dos de ellas sin acuerdos, y visiones polarizadas que han impedido implementar dichas reformas.

Entre los escenarios de reformas que se requieren, Manuel Inostroza plantea que las isapres deben transformarse en entidades de seguridad social en salud, sin reformar FONASA simultáneamente o sin un buen diseño se pueden producir externalidades negativas en el sistema privado.

Los desafíos del sistema de salud que enfrentará Piñera

Según la misma presentación de Inostroza, los desafíos del sistema de salud chileno están marcados por el envejecimiento de la población, que se ha duplicado en 20 años y el índice de dependencia ha aumentado 43% en el mismo período. Ello tiene como consecuencia mayor grado de dependencia económica, cada vez con mayor subsidio fiscal, sobre todo en salud y seguridad social.

También hay un cambio del perfil epidemiológico, con un fuerte crecimiento de las principales enfermedades crónicas prevenibles, lo que aumenta la demanda de servicios de salud con aumento de los costos, generando desajustes entre los modelos de financiamiento y atención existentes y las necesidades de la población.

Se requiere reducir la morbilidad y mortalidad asociada a enfermedades crónicas cardiovasculares, cánceres y de salud mental, ampliando las atenciones promocionales, preventivas, curativas y de rehabilitación, particularmente asociadas a la diabetes, hipertensión y depresión.

Además, se debe aumentar la prevalencia de los principales factores protectores de la salud y reducir los principales factores de riesgo de la población chilena, como malnutrición, sedentarismo y tabaquismo, a través de acciones intersectoriales dirigidas a modificar las conductas, incluyendo las de consumo y productivas, con énfasis en incentivos económicos y cambios culturales.

Otro aspecto es mejorar la calidad de vida de los adultos mayores, extendiendo la cobertura de la atención a la población de adultos mayores, particularmente de aquellas acciones más costo-efectivas, y desarrollar las capacidades para entregar cuidados de largo plazo a la población más añosa.

Las prioridades de Piñera en Salud

En su programa de salud, que contó con la participación del doctor Enrique Paris, ex presidente del Colegio Médico, el Presidente electo tiene como prioridad en salud pública fortalecer los consultorios de atención primaria, aumentar las competencias y estimular la carrera para médicos de atención primaria, aumentar el gasto por persona para la atención pública y mantener un diálogo permanente con asociaciones, gremios y municipios.

También propone crear unidades de especialidades en otorrinolaringología, traumatología, oftalmología y odontología y fortalecer los programas de salud oral en Chile, crear el portal ciudadano www.misalud.cl para agendar consultas, exámenes en línea, telemedicina y ficha clínica online.

Piñera propone crear un registro unificado de listas de espera, definir límites máximos de espera con la colaboración de sociedades científicas, priorizar la atención del adulto mayor creando un AUGE para ellos e incrementar el uso y eficacia de pabellones quirúrgicos de hospitales.

Respecto del sistema privado de salud, defiende el principio de “complementariedad” entre los sistemas público y privado, propone terminar las discriminaciones en las isapres, avanzar hacia esquema integrado en seguros sociales en salud, premiar a aquellas instituciones que reciban pacientes con mayores riesgos de salud y pacientes crónicos y subsidiar vacunas que no están en el Plan Nacional de Vacunación.

Además, el Presidente Piñera implementará una política para reducir los precios de los medicamentos a través de mayor competencia en la industria farmacéutica, potenciar el desarrollo de medicamentos genéricos bioequivalentes y potenciar el rol de los químicos farmacéuticos en atención primaria, generales de zona y farmacias clínicas.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: