Si bien ambos testimonios coinciden en varios aspectos, también hay temas donde presentan puntos de vista no del todo coincidentes.
Publicado el 03.07.2015
Comparte:

Esta semana se hizo pública la declaración que dio como testigo el 15 de mayo pasado el empresario Andrónico Luksic ante el fiscal regional de Rancagua, Luis Toledo, quien investiga eventuales delitos por tráfico de influencia, cohecho, enriquecimiento ilícito, negociación incompatible y violación de secretos en el denominado “caso Caval”, que es la empresa de Natalia Compagnon, nuera de la Presidenta de la República Michelle Bachelet.

La sociedad, que se fundó en 2012 con un capital de $6 millones, consiguió un préstamo del Banco de Chile por $6.500 millones en 2013 que le permitió comprar 44 hectáreas en la comuna de Machalí, Región de O’Higgins, que luego revendió en $9 mil millones al empresario de Rancagua, Hugo Silva, quien luego se querelló por presunta estafa, denuncia que posteriormente retiró.

Como parte de la extensa investigación del fiscal Toledo, en la que han declarado decenas de personas, funcionarios públicos y Sebastián Davalos, entre otros, también lo hizo Natalia Compagnon el 9 de abril pasado.

Las indagatorias a Luksic y Compagnon se centraron, principalmente, en la reunión que sostuvieron el 6 de noviembre de 2013 en medio de las negociaciones para obtener el crédito hipotecario, reunión que también contó con el hijo de la Mandataria.

“El Líbero” contrasta a continuación dichas versiones, según las informaciones sobre el testimonio de Luksic publicado ayer por El Mercurio  y el de Compagnon en La Tercera el 12 de abril de 2015.

declaraciones Compagnon y Luksic