En Cancillería, Defensa, Agricultura, Vivienda, Desarrollo Social y Trabajo, el Presidente combinó equipos de ministros y subsecretarios con distintas habilidades. Además, en otras cuatro carteras eligió duplas que se complementan en experiencia.
Publicado el 22.02.2018
Comparte:

El Presidente Sebastián Piñera anunció ayer los 35 subsecretarios ministeriales, con lo que terminó de configurar su segundo gabinete político, que debutará el próximo 11 de marzo.

El Mandatario optó por nombrar subsecretarios con experiencia en su anterior gobierno, y seis de ellos se repetirán en el mismo puesto, como Rodrigo Ubilla en Interior, Claudio Alvarado en Segpres, Lucas Palacios en el MOP, Alfonso Silva en Cancillería, Fernando Arab en Trabajo y Rodrigo Benítez en Medio Ambiente.

Pero Piñera también utilizó la estrategia de formar duplas de ministros y subsecretarios que se complementaran, ya sea porque compaginarán experiencia política y técnica, o porque juntó a quienes tenían más o menos experiencia en sus respectivas áreas.

Las seis duplas político-técnicas

En Defensa, el Presidente nombró como ministro al senador Alberto Espina, quien se ha especializado en temas de seguridad pública, Constitución y justicia durante su extensa carrera parlamentaria. Por ello le puso de subsecretario a Cristián de La Maza, vicealmirante en retiro de la Armada, quien completó 38 años de servicio como oficial el año 2016.

De La Maza desarrolló una carrera profesional con más de 15 años de servicio en buques de combate, y fue comandante en jefe de la Escuadra en 2010. El próximo subsecretario es especialista en ingeniería naval electrónica y Estado Mayor, con estudios de posgrado en las Armadas del Reino Unido y de EEUU.

En Cancillería, el sorpresivo nominado como ministro fue el escritor y ex embajador, Roberto Ampuero.

Ex ministro de Cultura, Ampuero tiene una atractiva historia personal, ya que vivió en regímenes totalitarios, como la RDA y Cuba, e hizo un peregrinaje desde el comunismo al liberalismo.

Como subsecretario, en tanto, Piñera nombró a Alfonso Silva, quien tiene una dilatada trayectoria diplomática desde 1976, y fue subsecretario de Relaciones Exteriores y director general de política exterior en su anterior gobierno.

El 23 de noviembre de 2016, fue nombrado coagente ante la demanda marítima boliviana en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

En la cartera de Desarrollo Social también se combina lo político con lo técnico, ya que el ministro Alfredo Moreno tiene experiencia política como ex canciller, pero no en los temas propios de su nueva cartera, como pobreza, protección social, familia y programas sociales. Su actividad profesional anterior fue como presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC).

En contraste, la subsecretaria será Alejandra Candia, quien lleva muchos años dedicada precisamente a los temas de Desarrollo Social. De hecho, desde 2014 es la directora del programa social en Libertad y Desarrollo (LyD). También fue jefa de la unidad de estudios previsionales de la Subsecretaría de Previsión Social entre 2013 y 2014 y coordinadora jefe de la política social del Ministerio de Hacienda.

En el Ministerio del Trabajo, la dupla estará conformada por el diputado Nicolás Monckeberg y el abogado Fernando Arab, quienes combinan lo político y lo técnico. Ello, porque Monckeberg, militante RN, ha sido un activo parlamentario desde 2002, y Arab tuvo ese mismo puesto en el anterior gobierno de Piñera.

Arab es egresado de derecho de la Universidad Católica de Chile, diplomado en derecho del trabajo y seguridad social en la empresa, y magíster en derecho.

El mismo perfil técnico tiene la subsecretaria de Previsión Social, María José Zaldívar, quien fue superintendenta de Seguridad Social durante la anterior administración de Piñera.

Zaldívar es licenciada en Historia y abogada de la Universidad Católica, y tiene un Magister en derecho público.

En el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) se repitió la misma fórmula entre el presidente de RN y diputado, Cristián Monckeberg, y Guillermo Rolando, subsecretario. Monckeberg no ha tenido mayor acercamiento a los temas de su nueva cartera, pero Rolando lo complementa ya que tiene una amplia experiencia en dicha materia, ya que fue jefe de la estratégica División de Política Habitacional (DPH) del Minvu en el anterior gobierno de Piñera.

Rolando, además, ha asesorado a diversos países en políticas habitacionales y en proyectos de superación de la pobreza, como Haití, Argentina, Colombia, Perú y República Dominicana, y ha sido consultor del Banco Mundial y del BID.

El ingeniero civil de la Universidad Católica y máster en políticas públicas de la Universidad de Harvard fue parte del equipo que diseñó el plan de reconstrucción tras el 27F, el subsidio para la clase media y el primer programa de arriendo habitacional en Chile. Su fichaje al primer gobierno lo hizo la entonces ministra Magdalena Matte, y continuó su función con el ministro Rodrigo Pérez Mackenna.

Desde el emprendimiento social, Guillermo Rolando fue cofundador y director ejecutivo de América Solidaria, participó del equipo que armó el agua purificada LATE y también fue cofundador de Fútbol Más, donde actualmente es el director ejecutivo. Anteriormente participó en el Hogar de Cristo y en la fundación TECHO.

El nombramiento del subsecretario de Agricultura, Alfonso Vargas, tres veces diputado en la Región de Valparaíso, complementa la falta de experiencia política del ministro Antonio Walker, empresario agrícola y especialista en fruticultura.

Vargas integró las comisiones de Agricultura, Silvicultura y Desarrollo Rural, es militante de Renovación Nacional, partido del cual fue vicepresidente. Durante el primer gobierno del Presidente Piñera ejerció el cargo de subsecretario de Defensa.

Las otras duplas complementarias del futuro gabinete de Piñera

Educación: Si bien el futuro ministro Gerardo Varela ha formado parte de directorios de entidades ligadas a la educación, la experiencia técnica en políticas públicas relacionadas con esta materia la entrega el futuro subsecretario, Raúl Figueroa. El abogado de la Universidad Católica fundó y es el actual director ejecutivo de Acción Educar, un centro de estudios que durante los últimos cuatro años ha sido protagonista del debate en torno a las políticas en materia educacional. Además, en el anterior gobierno de Sebastián Piñera, primero fue jefe de la dirección jurídica y luego jefe de asesores del Mineduc.

Por su parte, la futura subsecretaria de Educación Parvularia, María José Castro, también tiene experiencia técnica en la materia. Es profesora de educación básica de la Universidad Católica y tiene un magíster en filosofía aplicada de la Universidad de los Andes. Y de sus 25 años de carrera, 15 de ellos se ha desempeñado como docente y más de diez años en dirección de colegios.

Segpres: El futuro ministro Secretario General de la Presidencia, Gonzalo Blumel, tendrá un gran aliado como subsecretario. Al igual que el ingeniero, Claudio Alvarado también trabajó en el mismo ministerio durante el anterior gobierno de Sebastián Piñera. Mientras Blumel se desempeñaba como jefe de la División de Estudios -donde también trabajaban la futura ministra de la Mujer, Isabel Pla, y la nueva subsecretaria de DD.HH., Lorena Recabarren– Alvarado era el subsecretario del mismo ministerio. En su labor de gestionar la agenda legislativa del gobierno, Blumel trabajará con una persona de amplia experiencia en la materia, que además fue diputado durante cuatro períodos consecutivos. Pero Alvarado tras el fin del primer gobierno de Piñera, siguió ligado al parlamento: desde 2014 es consejero en el Consejo Resolutivo de Asignaciones Parlamentarias en representación de la Cámara de Diputados.

MOP: El economista Juan Andrés Fontaine también tendrá un gran apoyo técnico y sectorial en la labor que desempeñará Lucas Palacios, uno de los seis subsecretarios que volverán a los mismos ministerios donde cumplieron este rol en el anterior gobierno de Sebastián Piñera. El ingeniero comercial de la Universidad Católica fue subsecretario de Obras Públicas desde el mes de noviembre de 2012, hasta marzo de 2014.

Juan Andrés Fontaine y Lucas Palacios coincidieron sólo unos meses en el primer gobierno de Piñera. El futuro ministro del MOP estuvo a cargo de Economía hasta julio de 2011, mientras que Palacios antes de ser subsecretario trabajó como asesor en la dirección de Presupuestos desde marzo del mismo año. Y antes había sido concejal en Puente Alto desde 2004 hasta 2012, cuando entró a trabajar al MOP.

Cultura: La futura ministra del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Alejandra Pérez, también trabajará junto a un subsecretario que conoce bastante la gestión de esta secretaría de Estado. Durante todo el período del primer gobierno de Piñera, el abogado Juan Carlos Silva fue el coordinador legislativo del ministerio. Además, el actual director de la ANFP ha participado en dos proyectos de gestión cultural: en 2007 fundó junto a otros socios el Espacio Cultural Salón Tudor que está ubicado en el Cerro San Cristóbal y, luego, tras dejar el ministerio, formó la agencia de asuntos culturales Territorio Cultura, junto al ex ministro Luciano Cruz-Coke y al ex subsecretario Carlos Lobos.