La aprobación de la Mandataria en regiones, según la última encuesta Adimark, es de 21%, a diferencia de Santiago que es de 30%. La brecha es la más amplia que se produce desde abril de este año. Expertos asocian el fenómeno al desempleo en las regiones, a que aún no se apruebe el proyecto de elección de intendentes y a la fallida construcción de hospitales, entre otros temas.
Publicado el 02.12.2016
Comparte:

15 de diciembre de 2013. Michelle Bachelet se consagraba como la nueva Presidenta de Chile, con un 62,17% de los votos, contra los 37,83% que logró Evelyn Matthei. Pero no sólo eso, sino que las regiones jugaron un rol importante, ya que consiguió la mayoría en cada una de ellas a lo largo de Chile. Tres años después el escenario es distinto. Ayer se publicó la encuesta Adimark en donde la Mandataria bajó cinco puntos, con respecto al mes de octubre en su aprobación en las regiones, de un 26% a un 21%, mostrando una diferencia de nueve puntos porcentuales con respecto a Santiago -obtuvo un 30% de aprobación-, brecha que no era tan alta desde abril de este año. La muestra contempla un total de 1045 casos, de los cuales 511 son en Santiago y 534 de regiones. Además los datos son ponderados por ciudad, sexo, edad y NSE, según datos del Censo 2002.

Pero, ¿qué provocó que quienes fueron parte importante del avasallador triunfo de Bachelet hoy desaprueben su gestión? Son varias las razones. “Me da la impresión que tiene un efecto que se haya quedado estancada la elección de intendentes, porque eso no va a pasar, falta menos de un año para la elección de 2017 y si bien en Santiago no ha sido un tema, en regiones sí querían tener elecciones. Entonces es de nuevo olvidarse de las regiones”, dice el cientista político y miembro del #ForoLíbero, Patricio Navia.

naviaClaro, y es que la idea de La Moneda se ve cada vez más distante debido a la falta de acuerdo al interior del parlamento, e incluso de la misma Nueva Mayoría.

Es por eso que para el analista político, Max Colodro, el hecho de que aún no se concrete el proyecto ha provocado que se generen más críticas de los parlamentarios regionalistas al gobierno. “Creo que eso puede estar pesando”, sostiene. Justamente lo anterior estaría trayéndole réditos positivos al senador y precandidato presidencial Alejandro Guillier, quien ha usado el tema de la descentralización como una de sus banderas de lucha. “Ha sido muy importante para su posicionamiento político, que es el tema de la crítica al centralismo de Santiago y del gobierno. Yo creo que esos factores eventualmente pueden estar incidiendo; dentro del clima de desafección que hay hacia la política en general, puede que se perciba a nivel regional, en el sentido de una cierta discriminación y abandono de parte del gobierno central”, agrega.

max-colodroPero otra de las razones que destacan tiene que ver con los proyectos que no se han podido llevar a cabo y que tienen que ver con políticas públicas. Un hecho en particular puede haber sido fundamental: la construcción de hospitales. Sólo hace algunas semanas la Contraloría General de la República decidió no tomar razón de las adjudicaciones del hospital Barros Luco, pero también de tres en regiones, en Linares, Ñuble y de la tercera etapa de Las Higueras, en Talcahuano, alegando falencias en el proceso de adjudicaciones. “Es muy probable que las regiones se sientan más postergadas porque hay muchos proyectos que tienen que ver con desarrollo regional que no se han podido llevar adelante, entre otros, como el de los hospitales, ha sido bien emblemático; la gente en regiones, en general, se ve afectada cuando las políticas públicas tienen problemas de gestión, cosas que los habitantes de Santiago perciben menos en su vida cotidiana”, dice Colodro.

La Presidenta Bachelet, en los últimos tres meses, sólo visitó tres ciudades fuera de la Región Metropolitana. El 12 y 13 de octubre estuvo en Valparaíso, el 14 de octubre en Arica y el 7 de noviembre en Punta Arenas y Puerto Williams. Esto se contrasta con los viajes al extranjero del mismo periodo, en donde fue a Marruecos, dos veces a Colombia y Estados Unidos. “Ella ha estado menos presente en general, pero no me atrevería a decir… tenemos que seguir viendo este comportamiento”, sostiene Roberto Méndez, presidente de Adimark.

En tanto, según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) conocidos este miércoles, la Región Metropolitana tiene una tasa de desocupación de 6,6%, pero hay seis regiones que la superan. Coquimbo tiene un 8,2%, Antofagasta 8,1%, Atacama 7,8%, Biobío 7,3%, Valparaíso y Tarapacá 6,9%. Esto también podría tener consecuencias en la baja en la aprobación de la Mandataria. “Es probable que en las regiones, particularmente en el norte a raíz de la fuerte baja en la actividad minera, se perciba más. Puede haber regiones particularmente golpeadas por el desempleo donde la sensibilidad sea mayor hacia el gobierno”, comenta Colodro.