Según constata el libro “Los mil días de Allende”, publicado por el CEP en enero de 1997, en el período de la UP se habrían interpuesto querellas al menos contra el diario La Segunda, la revista Sepa y la radio Agricultura.
Publicado el 01.06.2016
Comparte:

Ayer la Presidenta Michelle Bachelet presentó una querella criminal por el delito de “injurias y calumnias” en contra de periodistas de la revista Qué Pasa, revista que publicó el pasado jueves la transcripción de las escuchas telefónicas realizadas al operador de Caval, Juan Díaz. En sus diálogos telefónicos, el ex operador de la UDI señaló que la Mandataria recibiría dinero por el millonario negocio que realizaría la empresa de su nuera, Natalia Compagnon, en Machalí.

Si bien desde la vuelta a la democracia no hay constancia de que un Presidente en ejercicio haya presentado una querella en contra de un medio de comunicación, la situación era usual en el gobierno de Salvador Allende.

Según constata el libro “Los mil días de Allende”, publicado por el CEP en enero de 1997 y que recopila un extenso archivo de prensa escrita de la época, en el gobierno de la UP hubo varias querellas en contra de radios, diarios y revistas de la oposición.

El “panfleto”

Por ejemplo, el 31 de marzo de 1971 el diario oficialista Puro Chile publicó una nota en que detallaba un largo discurso que Allende había pronunciado el día anterior en la Plaza de la Constitución frente a miles de adherentes. En él, el jefe de Estado se refería largamente a la libertad de prensa: “Jamás hubo tanto libertinaje, diría yo, de cierta prensa opositora para injuriarnos (…). He tolerado esto porque quiero enseñar una actitud moral, porque al pueblo no le alcanzan estos epítetos de mercenarios entregados a dinero foráneo”, dijo.

Sin embargo, a renglón seguido advirtió que había dado instrucciones al Ministerio del Interior “para querellarse en contra del diario La Segunda por publicar un panfleto injurioso sin pie de imprenta”.

Ese mismo día, el diario Tribuna (perteneciente a simpatizantes de la oposición) publicó su crónica sobre el discurso de Allende, señalando que la querella contra La Segunda era “por haber publicado un volante del Mapu contra el ex Presidente Frei. Y esto, por supuesto, después de haber él enfatizado que en su gobierno ha habido más libertad de prensa que en toda la historia de Chile”.

El paro de los camioneros y el “pliego de Chile”

El 22 de octubre de 1972, mientras se desarrollaba el histórico paro de los camioneros que finalmente se extendió por casi un mes, El Mercurio publicó un inserto del Comando Nacional de Defensa Gremial, una de las agrupaciones organizadoras de la movilización en contra del gobierno. En el texto, que pasaría a la historia como “El pliego de Chile”, los firmantes exigían una serie de medidas por parte del gobierno, como el respeto a las libertades y el término a la violencia. En una de las múltiples peticiones se pedía el “retiro inmediato de las querellas contra periodistas, iniciadas con motivo del conflicto gremial”.

Las “noticias falsas” 

En tanto, el 5 de junio de 1973, el diario La Tribuna publicó en sus páginas que el día anterior el Ministerio del Interior había presentado una querella en contra del director periodístico responsable de la Radio Sociedad Nacional de Agricultura, “por la difusión de noticias falsas y tendenciosas que provocan alarma en la opinión pública”. La estación radial incluso llegó a ser clausurada por algunos días durante el gobierno de la UP.

En otra sección del libro del CEP que fue editado por Arturo Fontaine y Miguel González, se señala que el gobierno del Presidente Allende también presentó numerosas querellas en contra de la revista Sepa, que semanalmente publicaba una “suplemento satírico” sobre la actualidad política.