En los últimos cinco años el organismo fiscalizador ha detectado falta de controles sobre los activos y propiedades de las casas de estudio estatales, omisión de controles para marginarse de la fiscalización, pagos y compras irregulares, falta de regulación y tratos directos sin la fundamentación legal, entre otras falencias. El diputado Bellolio acusa al Mineduc de tener doble estándar ya que sólo fiscaliza a las privadas.
Publicado el 12.10.2016
Comparte:

La ministra de Educación, Adriana Delpiano, se ha enfrascado en una cruzada fiscalizadora en contra del grupo educacional norteamericano Laureate, -que administra instituciones de educación superior como las universidades De Las Américas y Andrés Bello-, al que acusa que “por algún lado están sacando el lucro”.

La semana pasada acudió a una sesión de la comisión de Educación de la Cámara de Diputados para discutir el proyecto que reforma la educación superior del país, y volvió a emprenderlas contra el grupo. “Resulta pertinente, razonable y necesario ampliar sus investigaciones al conjunto de instituciones universitarias dependientes de la red Laureate, a fin de determinar la configuración de posibles infracciones legales a las normas que rige en el funcionamiento de la educación superior”, afirmó.

El holding rechazó “tajantemente las inapropiadas declaraciones formuladas por la ministra de Educación, ya que de manera desinformada acusa a Laureate Chile de infringir la ley sin tener un sustento legal que la avale”. Además, aseguró que son una “red educacional global que respeta la legislación vigente en cada país donde tiene presencia, lo que también aplica a Chile tanto en materia educacional como de inversiones”.

Sin embargo, mientras la ministra persigue el lucro en las universidades privadas, en la misma comisión de la Cámara de Diputados el contralor general Jorge Bermúdez detalló las irregularidades que han cometido las universidades estatales en los últimos cinco años, y que según el diputado y miembro de dicha comisión, Jaime Bellolio, no han sido siquiera investigadas por el Mineduc.

11 NOVIEMBRE de 2015/SANTIAGO Diputado de Chile Vamos Jaime Bellolio hablo esta mañana y acuso de "falsedades" del Gobierno frente al fallo del Tribunal Constitucional y planteandistintas alternativas para evitar que siga excluyendo a estudiantes vulnerables de la gratuidad. FOTO:PABLO ROJAS MADARIAGA/AGENCIAUNO

“Si el Mineduc tiene conocimiento de hechos como los de fundaciones adosadas a universidades estatales, no podría entenderse que no ejerza su rol. Por qué si un hecho es cometido en instituciones estatales se presume que las reglas eran las malas y que debían eludirlas, mientras que si lo hacen privadas se presume que eran para lucrar. Ese doble estándar simplemente no resiste análisis, se debe exigir el mismo estándar a todas las instituciones”, señala a este medio el diputado Bellolio.

El listado de irregularidades detectados por la Contraloría en las Ues estatales

En su presentación de 29 páginas titulada “Financiamiento Fiscal y Fiscalización a la Educación Superior”, el contralor dijo que se han realizado 156 auditorías e investigaciones especiales a los planteles estatales, al Consejo Nacional de Acreditación, Conicyt y las becas Milenio del Mineduc.

Entre las anomalías detectadas en las casas de estudio, el contralor Bermúdez describió la rendición de cuentas extemporáneas y falta de documentación de respaldo, falta de acreditación de las labores contratadas a honorarios, falta de controles sobre sus activos, propiedades e inventarios, y de resguardo de su patrimonio y tratos directos sin la fundamentación legal.

Además, detalló que hay universidades estatales que constituyeron entidades de derecho privado, omitiendo establecer controles a fin de marginarse de la fiscalización de la Contraloría y de las normas de Derecho Público, se hicieron pagos de diferencias remuneratorias de académicos y financiamiento de gastos improcedentes, a través de entidades relacionadas, falta de regulación en convenios de transferencias de fondos y compras al margen de la ley 19.886.

En su intervención, el contralor dijo que “es necesario ampliar el control” de los recursos públicos que se destinan a las universidades, y ejemplificó que este año se destinarán $518 mil millones sólo por concepto de gratuidad a los plantes públicos y privados.

Entre las instituciones fiscalizadas en los últimos cinco años está la Universidad de Chile, dirigida por el rector Ennio Vivaldi, que registra una treintena de auditorías e informes especiales que detectaron graves irregularidades en diferentes facultades, y que la Contraloría ordenó que se realizarán sumarios administrativos.

universidad-de-chilePor ejemplo, en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas se realizaron contratos de obras por $33 mil millones en 2013 que fueron impugnados por haber dado “anticipos  improcedentes y el pago del 100% de partidas que al momento de ser inspeccionadas se encontraban parcialmente ejecutadas o no se habían iniciado”, por lo que exigió hacer un sumario. También detectó inconsistencias con el control y el registro contable, las pólizas de garantía,  los inspectores técnicos, pagos de facturas, entre otros.

En la Facultad de Medicina se cuestionaron convenios con sus fundaciones dependientes por no rendir cuenta por millonarios aportes, realizar gastos sin documentación de respaldo, por lo que también pide a la universidad abrir un sumario. En la Facultad de Artes la Contraloría detectó el pago de millonarios honorarios por actividades que no se precisaron, falta de antecedentes y compras sin recepción conforme.

A la Facultad de Ciencias  Sociales le impugnaron gastos en infraestructura por $2 mil 615 millones, ya que “efectuó pagos a la empresa Marsino Arquitectos Asociados Ltda durante 2014 sin que existiese un contrato suscrito, como asimismo se comprobó que se solventaron prestaciones en igual período por conceptos que no se encontraban contemplados entre los servicios inicialmente contratados”. También le cuestiona la ausencia de otra cotización independiente ni haber dictado el acto administrativo que aprobara dicha contratación.

La Facultad de Economía y Negocios (FEN), que ha estado involucrada en varias irregularidades con dirigentes políticos y triangulaciones de platas, fue auditada por la Contraloría en octubre de 2015, que detectó graves anomalías en los servicios técnicos y profesionales que ofreció por $5 mil millones. Entre otras falencias, hubo “ausencia de control” en las actividades y contratación por trato directo sin fundamentar requisitos a tres empresas individuales.

Escándalos de sobresueldos, ejecutivos condenados por fraude al fisco, querellas del CDE por negociación incompatible, contratos inflados y asesorías inexistentes son parte del “expediente” judicial que acumula la FEN.

La cruzada contra el lucro en las universidades privadas del rector Vivaldi

ennio-vivaldiPese al historial de irregularidades de la Chile y los escándalos financieros, su rector Vivaldi ha sido muy crítico del supuesto lucro que cometerían algunas universidades privadas.

El también presidente del Consorcio de Universidades Estatales (Cuech) aseguró en mayo que “es evidente que hay lucro en algunas universidades y a lo mejor establecer un sistema privado con regulación para el lucro puede ser la única solución o la mejor solución. Eso requiere de un estudio”.

Vivaldi agregó que “es impensable que venga Laureate y que venga medio mundo a instalar universidades para no lucrar. Habría que pensar cómo pudieron juntarse tantos San Francisco de Asis en una sola vuelta, es difícil que eso pueda ocurrir”.

En agosto, en un viaje a Estados Unidos volvió a arremeter contra dichas universidades, al preguntarse por qué en dicho país “no se puede no reconocer el lucro y por qué en Chile hasta aquí ha sido tan fácil lucrar sin que nadie los pille. Esa no deja de ser una buena tarea para este proyecto”, en referencia a las lagunas que tiene, según él, la reforma a la educación superior que impulsa el Gobierno.