La DC, el PS y el PR, apuestan por "priorizar" las reformas debido al escenario económico. En tanto, en el PPD, PC y MAS, pretenden que se de cumplimiento al programa en su totalidad.
Publicado el 06.07.2015
Comparte:

Fue el pasado lunes 22 de junio cuando los jefes de los partidos de la Nueva Mayoría y los ministros del equipo político de La Moneda sostuvieron un intenso debate acerca del proyecto reformista del Ejecutivo. Esto, a raíz de las declaraciones que había emitido de la presidenta del PS, Isabel Allende, un par de días antes en el comité central del partido, donde planteó que la desaceleración económica afectará el cumplimiento del programa de la Presidenta Michelle Bachelet, por lo que habría que “priorizar y tener gradualidad”.

Los dichos de Allende abrieron un fuerte discusión entre los partidos del oficialismo. Por un lado, la postura de la presidenta del PS fue compartida por su par de la DC, Jorge Pizarro, y el timonel del Partido Radical (PR), Ernesto Velasco, quienes también hicieron un llamado a “priorizar” algunas reformas del programa de Gobierno debido al complejo escenario económico que enfrenta el país. Mientras que el presidente del PPD, Jaime Quintana; el líder del PC, Guillermo Teillier; y el timonel del MAS, Alejandro Navarro, se manifestaron contrarios a esa posición y afirmaron que se debe trabajar para dar cumplimiento total de la agenda del Ejecutivo.

Las diferencias por este tema continuaron durante varios días hasta que el Ejecutivo diseñó una estrategia que permitiera dar por zanjada esta división. “Tenemos un compromiso irrenunciable con las tareas que nos planteamos al iniciar el Gobierno”; con esa frase La Moneda apostaba por dar por finalizado el debate al interior de la Nueva Mayoría, pero en los partidos del oficialismo consideraron que no era suficiente y explicaron que la inquietud sobre esta situación y sobre la marcha económica del país, aún estaba presente.

Ante este escenario y como una manera de generar un debate amplio para resolver esta discusión, surgió la idea de realizar un cónclave con el nuevo equipo político de La Moneda, donde, además, se pedirá mayor coordinación política con el Gobierno y “mejorar las condiciones” para enfrentar el denominado “segundo tiempo” (“tercer tiempo” para algunos) tras el cambio de gabinete y la llegada de Nicolás Eyzaguirre a la Segpres.

De esta manera, en el encuentro -que se realizará el próximo sábado 11 de julio y será encabezado por la Presidenta Michelle Bachelet- se encontrarán estas dos posiciones. Según explican influyentes fuentes de la Nueva Mayoría a “El Líbero”, las dos miradas respecto del proyecto reformista del Gobierno pueden resumirse en dos conceptos: “realistas” e “ideológicos”.

Según explican en la DC, en el partido poseen una postura “más práctica” acerca de las reformas: a pesar de compartir el proyecto reformista,  plantearán en el encuentro la importancia de “priorizar” ciertas reformas, al igual que en el PS y el PR. Además, reconocen que sus socios del PPD, PC y el MAS comparten una visión más “ideológica”.

“Puede ser que tengamos una mirada más práctica. Justamente ese día vamos a compartir los diferentes puntos de vista y adoptar un criterio común y ser eficientes en una gestión, no se trata de una pelea, se trata de ponernos de acuerdo. Estamos bien condicionados a la situación económica, hay que ser realistas en ese sentido”, afirma Pizarro a “El Líbero”, y agrega que “el PPD no quiere que cambien los énfasis, hay un poco de ideología respecto de la importancia que tiene la marcha de la economía en el sector privado”.

Asimismo, el presidente del PR afirma a “El Líbero” que “yo en esto soy práctico, totalmente. Hoy día tenemos que leer lo que está ocurriendo en la sociedad, eso significa que la economía está en una situación de dificultad y con desaceleración, por lo tanto si el ministro de Hacienda dice que vamos a crecer menos, lo que tenemos que hacer es priorizar, y eso significa poner acento en aquellas cosas que realmente son las sustantivas (…) me inclino por el reformismo, pero con gradualidad”.

Entre los temas que tanto a la DC, como el PS y el PR les gustaría que se “priorizaran”, está el crecimiento económico, agenda de probidad, mejorar la gestión y sacar adelante la reforma educacional y laboral. De esta manera, esperan que ese día el Ejecutivo explique cuáles de los otros temas pendientes está en condiciones de enfrentar.

En tanto, desde el PPD explican que se debe contemplar un cumplimiento total de las reformas y para eso hay que buscar las “mejores fórmulas” para resolverlo. “No corresponde perder los énfasis del programa”, comentan en el partido, postura que comparten sus socios del PC y el MAS.

El debate por la jefatura política de La Moneda: ¿Burgos o Eyzaguirre?

En este contexto se estaría generando otra discusión en el oficialismo en la misma línea de las reformas. “En general, en todas las reformas, Eyzaguirre es más leal (que Burgos) a lo que la Presidenta señala”, afirmó el pasado viernes la diputada del PC, Camila Vallejo en una entrevista en Pulso. La frase de la parlamentaria y presidenta de la comisión de Educación de la Cámara, refleja el debate que ha surgido, de cierta manera, al interior de la Nueva Mayoría.

Con la llegada de Eyzaguirre a la Segpres, en el oficialismo comentan que debido a su cercanía con la Presidenta y su visión “más reformista”, habría una fracción de la coalición que le gustaría que fuera él quien se desempeñe como el jefe político del gabinete y no el ministro del Interior, Jorge Burgos (DC).

En la otra vereda, habrían otros que estarían conformes con el papel que ha desempeñado Burgos en Interior desde la salida del ex ministro, Rodrigo Peñailillo, por lo que querrían que continúe en su rol de jefe político de La Moneda. De esta manera, los que optan por “priorizar” estarían más alineados con Burgos y los que abogan por el cumplimiento absoluto del programa, estarían más cerca de Eyzaguirre.

FOTO: AGENCIA UNO