Entre los registros, que tuvo acceso El Líbero, aparecen líquidos acelerantes y bombas molotov, y daños y rayados en gran parte del establecimiento. De la sala de música desaparecieron una guitarra, un bajo y dos amplificadores.
Publicado el 13.06.2017
Comparte:

16 personas, siete de ellas mayores de edad, fueron detenidas por personal de Fuerzas Especiales de Carabineros, tras el desalojo del Colegio Confederación Suiza de la comuna de Santiago, que se encontraba desde hace varios días “tomado” por un grupo de estudiantes.

En el lugar, Carabineros no sólo se encontró con paredes rayadas y muebles dañados. Llamó la atención que al interior del establecimiento de calle General Urriola, había líquidos acelerantes y bombas molotov, como se muestra en las imágenes a las que tuvo acceso exclusivo “El Líbero”.

 

La municipalidad de Santiago –que es la sostenedora del liceo-, está avaluando los daños, para luego entablar una demanda civil en contra de los responsables de la toma, tal como ocurrió con el Liceo Bicentenario Teresa Prat de Sarretea. “Se trata de una demanda civil de indemnización de perjuicios en contra de los padres de los que dirigieron la toma de mayo pasado” explicó Christopher Gotschlich, jefe del Departamento Jurídico de la Dirección de Educación Municipal de Santiago. En el caso de ese liceo, los daños fueron avaluados en cerca de $3 millones.

Esa acción judicial, que se replicará en el caso del Liceo Confederación Suiza, se sustenta en el artículo 2.321 del Código Civil, que indica que los padres serán siempre responsables de los delitos o cuasidelitos cometidos por sus hijos menores, y busca obtener una reparación económica por los daños sufridos. “Vamos a evaluar las responsabilidades, y vamos a interponer tanto una querella penal como una demanda civil. Vamos a iniciar acciones legales, en los colegios que fueron tomados para que los responsables asuman los costos y los daños. En el caso de los alumnos menores, deben ser sus padres”, sostuvo el jefe del Departamento Jurídico de la Dirección de Educación Municipal,  Christopher Gotschlich.  Agregó que “la municipalidad está obligada a interponer estas acciones. Esto porque está obligado como sostenedora mantener el normal funcionamiento de los establecimientos educacionales”.

El estado en que se encontró este lunes del Liceo Confederación Suiza

El “Confe”, como se conoce a este tradicional liceo de Santiago Centro, tiene más de 60 años de historia. Últimamente ha debido soportar decenas de tomas de sus alumnos, quienes reclaman problemas crónicos, fundamentalmente en temas de infraestructura. Sin embargo, producto de estas mismas acciones, el municipio ha debido gastar millones de pesos para reparar los daños y restablecer el mobiliario destruido.

El jueves pasado el colegio ya había sido desalojado y la misma situación ocurrió este lunes. Y como se muestra en las imágenes que acompañan esta nota, el gimnasio fue completamente rayado, al igual que el acceso principal al establecimiento. Y de la sala de música desaparecieron una guitarra, un bajo y dos amplificadores.

Registro fotográfico de los daños