Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 21 de noviembre, 2015

Las cifras de 12 años de gobiernos K: Qué país recibieron y qué país entregan

Autor:

Uziel Gomez

Cuando Néstor Kichner asumió en 2003, el país estaba en una profunda crisis económica con una caída del PIB de -10,9% y un desempleo de 21%. Pero más de una década después Cristina Fernández deja preocupantes cifras rojas con el mayor déficit fiscal en 30 años (-7,2%), una deuda externa de $145 mil millones (+ 110%), una recesión económica (0,4%) y una inflación anual del 38%, similar a la del 2002.
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Argentina acaparará mañana la atención mundial con la segunda vuelta presidencial entre el oficialista Daniel Scioli y el opositor Mauricio Macri, uno de los cuales será electo como el mandatario trasandino número 56 y gobernará durante los próximos cuatro años, poniendo fin a 12 años de administración del matrimonio Kirchner-Fernández.

Cuando el peronista Néstor Kichner asumió el poder en 2003, el país estaba sumido en una profunda crisis financiera, económica y social, con un desempleo del 21%, una caída del PIB de -10,9% y reservas internacionales por apenas US$14 mil millones.

Apenas dos años antes el país había sido sacudido por revueltas populares bajo la consigna  “¡Qué se vayan todos!” en medio del corralito de los bancos. Esa crisis le costó la salida al Presidente Fernando de la Rúa y a varios sucesores en pocos días.

Las luces del legado económico del matrimonio Kirchner-Fernández

Pero, trascurridos 12 años, ¿qué país dejará en diciembre Cristina Fernández, viuda de Néstor Kirchner, quien gobierna Argentina desde 2007?

Al revisar las cifras económicas disponibles, tanto oficiales como internacionales, en más de una década Argentina muestra cifras contundentes en crecimiento del PIB (577%), ya que pasó de US$123 mil millones a US$578 mil millones, ayudado principalmente por el boom de las materias primas, en su caso de la soja. Ello llevó, por ejemplo, a que las exportaciones aumentaran en 153%, desde los US$28 mil millones de 2002 a los US$71 mil millones de este año.

En el plano social, ese sostenido crecimiento económico bajó el desempleo en más de una década de 21% a 6,6%, la pobreza de 57% a 25% (-24%), y disparó el ingreso per cápita de los argentinos de US$ 9 mil en 2002 a US$19 mil este año. Durante ambos gobiernos K aumentó la cobertura educacional, de 62% a 80%, y la desigualdad de ingresos según la medición internacional de Gini, cayó en 22%.

Las sombras del legado económico de Kirchner-Fernández

Sin embargo, las sombras que heredará a Scioli o Macri son más que preocupantes, según varios analistas, porque Cristina Fernández dejará el mayor déficit fiscal desde 1982 de Argentina (-7,2%). Sólo en el primer semestre de este año aumentó un 243,3% con relación al mismo período de 2014, según un informe de la Auditoría General de la Nación.

Esta compleja situación obligaría a una muy probable devaluación de quien sea electo Presidente, dado que, además, las reservas internacionales de Argentina están en apenas US$33 mil millones y la deuda externa supera los US$145 mil millones, una cifra mayor en 110% a la que había en 2002 en plena crisis. De hecho, en los últimos 12 meses la deuda del Estado creció en 4,1 veces más que la de los privados,

Alta inflación y 1,5 millones de funcionarios públicos contratados

La política de nacionalizaciones y la decisión de no pagar lo adeudado por Argentina a los acreedores internacionales ahuyentó la inversión extranjera directa, cayendo del 3,7% de 2002 a 1,2% este año, como porcentaje del PIB.

Adicionalmente, la competitividad económica de Argentina, según el prestigioso ranking del Foro Económico Mundial cayó en 55 lugares en una década, pasando del 49 en 2002 al 104 actual, y en el índice de corrupción de la misma institución está en 140, de los 208 países evaluados. En América Latina sólo es superada por la Venezuela de Nicolás Maduro.

Pese a la polémica política de fijación de precios, la Presidenta Fernández no ha podido controlar la inflación, que se mantiene en cifras cercanas al 40%, la misma que había en 2002.

El tamaño del enorme Estado argentino es otra de las más difíciles “mochilas” de la Mandataria trasandina, ya que durante la administración del matrimonio Kirchner los funcionarios públicos aumentaron en 1,5 millones (+67%).

La inversión en maquinaria y construcción, como porcentaje del PIB, equivale a la que existía en 1998, año en que comenzó la última crisis argentina de 2002. La participación de la industria en el total de la economía se encuentra en la actualidad por debajo del nivel de 1998, cuando alcanzaba el 29% del PIB.

Sin título 2

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: