Este viernes el metal rojo cerró en US$1,95 la libra, mientras que el Presupuesto 2016 se hizo en base a un precio de US$2,50. El ministro Rodrigo Valdés tuvo que salir a explicar la situación y aclaró que con el actual escenario se puede pronosticar que los aportes del cobre al fisco durante 2016 serán “cercanos a cero”.
Publicado el 18.01.2016
Comparte:

Una compleja situación es la que ha generado en las arcas fiscales del país la brutal caída del precio del cobre en los últimos meses. Si en 2015 tanto Hacienda como la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) se la jugaban por cifras cercanas a US$2,5 la libra para 2016, la realidad ha golpeado fuerte en el edificio de Teatinos 120. Y es que tanto el Presupuesto para el presente año como las metas para reducir el déficit fiscal se calcularon en base a ese precio, que a estas alturas parece irreal.

Rodrigo Valdes, ministro de HaciendaEste viernes el metal rojo cerró en US$1,95 la libra y un día antes el ministro Rodrigo Valdés tuvo que salir a explicar la situación: “Nosotros suponíamos que el precio del cobre iba a ser US$2,5 la libra este año, y eso se ve bastante difícil”. Asimismo, el titular de Hacienda aclaró que con el actual escenario se puede pronosticar que los aportes del cobre al fisco durante 2016 serán “cercanos a cero”.

Graficar los efectos del error en la proyección del precio del cobre es simple: por cada centavo que baja, el país deja de ganar US$50 millones en un año, aproximadamente. Y si la falla es de 55 centavos, como es la que se está viendo hasta ahora, son US$2.750 millones los que dejaría de percibir el país en 2016.

Pero en 2015, mientras se fraguaba la Ley de Presupuesto y los expertos del comité consultivo del cobre hablaban de un precio de largo plazo incluso de US$2,98 la libra, hubo varios personajes públicos que prendieron las alarmas advirtiendo que esas cifras eran poco realistas.

Klaus Schmidt-Hebbel, economista UC

Klaus Schmidt-Hebbel“Los US$ 2,98 que pronosticó el comité de expertos del precio de largo plazo del cobre para los próximos seis a siete años está fuera de todo rango razonable. Así como también está fuera de un rango razonable la proyección del crecimiento tendencial del otro comité de expertos. Como el presupuesto fiscal se basa en supuestos irrealistas para las variables de largo plazo y para el 2016, va a ser muy difícil cumplir con las proyecciones de déficit efectivo y estructural que plantea”. La Segunda, 27 de noviembre de 2015.

“La proyección de Hacienda para el precio del cobre de US$ 2,50 en 2016 es muy superior a la proyección de US$ 2,16 de fuentes independientes. La proyección de Hacienda para el precio del cobre de largo plazo de US$ 2,98 excede en muchísimo -¡un 37%!- a la proyección de US$ 2,18 para 2017-20 realizada hoy por fuentes independientes”. El Mercurio, 1 de diciembre de 2015.

Alberto Salas, presidente de la CPC

“El Gobierno debe tener más antecedentes que los nuestros para llegar a esos números, pero efectivamente hay un sesgo de optimismo, y ello tiene una justificación: los supuestos para elaborar el Presupuesto. La proyección de largo plazo del precio del cobre es un ejemplo de ello, pues es mucho mayor a las estimaciones que está usando la industria mundial”. El Mercurio, 25 de octubre de 2015.

Joaquín Vial, consejero del Banco Central

Consultado por el precio de tendencia de US$ 2,98:

“Eso es lo que resultó del comité de expertos del cobre. Yo tengo una visión que no es esa, pero eso es lo que salió del promedio. Es una metodología que está validada (…) En el corto plazo yo soy más pesimista”. Diario Financiero, 26 de octubre de 2015.

Esteban Jadresic, economista jefe de Moneda Asset Management

“El precio del cobre y el PIB -tanto efectivo como estructural- se van a ubicar por debajo de las proyecciones usadas en este Presupuesto”. Diario Financiero, 26 de octubre de 2015.

Cecilia Cifuentes, economista senior LyD

“El actual precio de tendencia está sobreestimado y no refleja los escenario de costos hoy en la minería ni la desaceleración de la economía en China, que es más estructural que coyuntural”. Diario Financiero, 28 de octubre de 2015.