En el caso de los “33”, cuatros horas después del derrumbe el Presidente Piñera decidió enviar una autoridad nacional a la zona. Mientras que frente a la tragedia que mantiene atrapados a dos mineros en la región austral desde el viernes pasado, la Presidenta Bachelet sólo se refirió al caso este lunes y cuatro días después del accidente viajó a la región la ministra de Minería, Aurora Williams.
Publicado el 15.06.2017
Comparte:

Este jueves se cumplen seis días desde que dos mineros se encuentran atrapados al interior de la mina Cerro Bayo en Chile Chico, que pertenece a la empresa canadiense Mandalay Resources. Desde el viernes pasado, el ingreso masivo de agua y barro mantiene sumergidos a más de mil metros de profundidad a los operarios Enrique Ojeda y Jorge Sánchez, de 34 y 26 años, respectivamente.

Este lamentable accidente trae a la memoria lo ocurrido hace ya casi siete años en la mina San José, en la región de Atacama, donde 33 mineros se mantuvieron atrapados durante 66 días, tras lo cual milagrosamente fueron rescatados.

Si bien ambos casos son distintos, al tratarse de 33 mineros atrapados en 2010 versus sólo dos trabajadores sumergidos bajo tierra desde el viernes pasado en la región de Aysén, en las dos situaciones se trata de seres humanos que viven una emergencia de similares características. Así lo dejó en claro el hermano de uno de los mineros atrapados en Chile Chico, Andrés Sánchez, quien reclamó que “esta es una emergencia nacional, al igual que lo que les pasó a los ‘33’, pero que no se le da la misma importancia”.

Al comparar ambos acontecimientos, se aprecian diferencias entre la reacción que tuvo en su momento el gobierno del Presidente Sebastián Piñera, frente a la actuación que  hasta hoy tiene el actual gobierno, a ya seis días de desencadenase la tragedia de Aysén.

Atacama, día 1: jueves 5 de agosto de 2010

Los 33 mineros de Atacama fueron atrapados a las 14.00 horas del jueves 5 de agosto de 2010 en el interior de la mina de cobre y oro “San José”, pero recién pasadas las seis de la tarde las autoridades de gobierno se enteraron del accidente. El Presidente Sebastián Piñera supo de la tragedia mientras se encontraba en Ecuador. Esa misma tarde había viajado a Quito junto al ministro de minería Laurence Golborne, para firmar al día siguiente una serie de acuerdos mineros y petroleros, y luego asistir al cambio de mando en Colombia, donde asumiría Juan Manuel Santos. Piñera ese mismo jueves por la tarde, al enterarse de la tragedia en Atacama,  le ordenó a Golborne viajar de regreso a Chile para tomar control de la delicada situación que se estaba viviendo en el norte del país. Por su parte la intendenta Ximena Matas se constituyó en el lugar durante la tarde del mismo jueves 5 de agosto. Además, desde Ecuador Piñera le ordenó a la ministra del Trabajo, Camila Merino, que viajara a primera hora del viernes a la zona.

Aysén, día 1: viernes 9 de junio de 2017

A las 05:15 de la madrugada dos mineros quedaron atrapados al interior de mina Cerro Bayo en Chile Chico. El ingreso de agua y barro los mantiene a más de mil metros de profundidad al interior del pique Delia 2 de la faena, dejando completamente aislados a los dos operarios, ambos oriundos de la ciudad de Coyhaique. El subdirector nacional de minería de Sernageomin, Hugo Rojas, tomó contacto desde Santiago con el gerente general de la empresa para recibir información oficial, pero no acudió de inmediato al lugar del accidente. “Mandamos a uno de nuestros ingenieros para ver la ocurrencia y participar de la investigación y sobre todo coordinar cualquier apoyo necesario que se requiera por el tema del rescate”, fue lo que señaló Hugo Rojas al Diario de Aysén. Sí se constituyó en el lugar la gobernadora de la provincia de General Carrera, María Rivera. Por su parte la ministra de Minería Aurora Williams ese día encabezó una entrega de $860 millones destinados a los pequeños mineros y pirquineros de la Región de Coquimbo, mientras que la Presidenta Michelle Bachelet, tres horas después del accidente, participó en el Consejo de Subsecretarios y Subsecretarias de su gabinete y luego, a las 10 AM, anuncia la expansión del Programa de Alimentación Complementaria (PNAC) para personas con enfermedades metabólicas. En ninguna de las actividades se pronuncia sobre el accidente de Aysén. Tampoco lo había hecho la ministra Williams.

Atacama, día 2: viernes 6 de agosto de 2010

Tal como se lo ordenó el Presidente, la ministra del Trabajo Camila Merino encabezó la comitiva a la región de Atacama junto al Subsecretario de Minería, Pablo Wagner, y el director nacional de Sernageomin, Pablo Vio. “Esta delegación de gobierno tiene como objeto estar con los trabajadores en estos momentos críticos y vamos a utilizar todos los recursos disponibles para sacarlos con vida tras este accidente”, dijo al diario La Segunda la secretaria de Estado, antes de viajar al norte ese viernes por la mañana. “Se trata de un accidente grave y hasta ahora los intentos por acceder al pique han sido infructuosos”, añadió. Además la ministra Merino declinó hablar de investigaciones y sumarios: “Ahora estamos abocados a rescatar a las personas atrapadas. Ya habrá tiempo de balances y se buscarán los responsables”. Mientras que el Presidente Sebastián Piñera, declaró al llegar a Colombia que el Gobierno hará “todo lo humanamente posible” para rescatar con vida a los 33 mineros atrapados en la mina San José. En tanto y tal como se lo había ordenado el Presidente, el ministro de Minería, Laurence Golborne, retornó al país durante la tarde de ese viernes 6 de agosto y de inmediato se trasladó a Copiapó.

Aysén, día 2: sábado 10 de junio de 2017

El gobierno de la Presidenta Bachelet formó una mesa técnica, con autoridades locales de emergencia, la intendencia de la Región de Aysén y expertos en rescate. Habían pasado 32 horas desde el accidente y las familias de los dos mineros accidentados en Chile Chico publicaron una declaración para pedir que “la empresa minera y el gobierno realicen un esfuerzo mayor que el que hoy vemos”. En el escrito señalaban que “los trabajos a más de 32 horas del accidente ni siquiera llevan un 1% de avance”. Mientras tanto en Santiago la Presidenta Bachelet no realiza actividades públicas ese día y el ministerio de Minería publica un comunicado con la ministra Aurora Williams de viaje en Copiapó, entregando unos fondos a pirquineros damnificados tras los últimos temporales que azotaron la región de Atacama. En dicho comunicado, tampoco se hace referencia al accidente ocurrido en Aysén.

Atacama, día 3: sábado 7 de agosto de 2010

El diario La Nación informa que se encuentran en el Campamento Esperanza más de 100 rescatistas dispuestos a liberar a los mineros. El Presidente Piñera interrumpe abruptamente su visita a Colombia y en la tarde de ese sábado resolvió volar directo desde Bogotá a la región de Atacama, una vez que sus ministros le informaron del derrumbe que clausuró la única vía que existía para llegar a los mineros. Pasadas las 21 horas, la comitiva presidencial llegó al aeropuerto de Copiapó y se trasladó a la mina San José. “Vamos a hacer lo humanamente posible por sacarlos. Que Dios nos ayude”, les dijo el Presidente Sebastián Piñera a los familiares de los trabajadores atrapados en la mina San José.  Piñera habló de “no escatimar recurso alguno en las tareas de auxilio”.

Aysén, día 3: domingo 11 de Junio de 2017

Después de más de 48 horas del accidente en la mina Cerro Bayo en Chile Chico, una autoridad nacional viaja a la región de Aysén. El subsecretario de Minería, Erich Schnacke, llegó para apoyar el trabajo de búsqueda y dijo que si los mineros alcanzaron a protegerse y si el refugio resistió la inundación, podrían permanecer con vida 14 días. Schnacke viajó junto al director Nacional de Sernageomin, Mario Pereira. Mientras eso sucedía, la Presidenta Bachelet aún no se pronunciaba públicamente sobre lo que estaba sucediendo en la zona austral del país.

Atacama, día 4: domingo 8 de agosto de 2010

El Presidente Sebastián Piñera pasa su segundo día en el Campamento Esperanza, se reune nuevamente con los familiares de los mineros atrapados en el pique San José y recalcó que la mina no volverá a funcionar mientras no dé garantías de seguridad. Señaló además que “ahora los sondajes están avanzando bien y estamos acercándonos a 300 metros, pero podemos encontrar nuevas dificultades, por eso mi responsabilidad como Presidente es hacer las cosas con la mayor velocidad posible, pero hacerlo bien”. Piñera anunció además que el gobierno había tomado contacto con países como Estados Unidos, Canadá, Australia y Perú para conseguir tecnología de punta para trabajar en el rescate. Y terminó el día con un mensaje a las familias de los mineros: “Me siento angustiado por lo que está pasando pero tremendamente orgulloso de la fuerza que han demostrado. Espero que podamos terminar este desafío con la alegría de poder rescatar con vida a los compatriotas que están atrapados”. Laurence Golborne, en tanto, confirmó a las familias que ya están trabajando las 10 máquinas de sondaje y un comité de 170 expertos analiza en terreno los trabajos de rescate.

Aysén, día 4: lunes 12 de junio de 2017

Primeras declaraciones de la Presidenta Bachelet: “Quiero expresar a nombre del gobierno nuestra honda preocupación por el accidente ocurrido que ha afectado a dos trabajadores, Enrique Ojeda y Jorge Sánchez, cuya situación aún se desconoce”, señaló la mandataria en la Moneda antes de una actividad oficial. “Sabemos la angustia que deben estar viviendo sus familias, sus amigos, sus compañeros de trabajo, pero Chile entero está pendiente de su situación, no están solos”, dijo la jefa de Estado desde Santiago, a más de tres días del accidente.

Esa misma mañana, la ministra Aurora Williams, también en Santiago, señaló que “las labores de búsqueda de los mineros atrapados son -como corresponde- son de responsabilidad de la empresa. Como Gobierno, estamos desplegando todos los equipos humanos especializados y recursos técnicos para reforzar ese trabajo”. Estas declaraciones distan mucho de lo formulado siete años antes por la ministra del trabajo del gobierno de Sebastián Piñera: “Vamos a utilizar todos los recursos disponibles para sacarlos con vida tras este accidente”.

Finalmente, sólo el martes pasado la ministra Williams viajó a Chile Chico y sostuvo un encuentro con los familiares de los dos trabajadores de la mina Delia 2 que permanecen atrapados en la faena, luego que ésta fuera afectada por un hundimiento y posterior inundación. A su llegada a Aysén insistió que “Cerro Bayo no es una empresa del Estado. Es una minera privada. Y, por lo tanto, las labores de búsqueda de Enrique Ojeda y Jorge Sánchez son -como corresponde- de responsabilidad de la compañía”. Además la ministra Williams reiteró que el Gobierno va a ser implacable en la investigación para determinar las responsabilidades por este accidente: “Las empresas deben dar garantías de seguridad mínima a todos sus trabajadores y en esto el Gobierno es y seguirá siendo estrictamente severo, sin excepciones”, agregó.