Durante el último año el ahorro fue apenas del 19,5% del PIB, la cifra más baja desde 1997 y que explica el bajo crecimiento económico de este gobierno. Los especialistas atribuyen a la reforma tributaria el magro ahorro nacional, ya que eliminó los incentivos de las empresas de reinvertir las utilidades. El ex ministro Arenas había prometido que la reforma generaría mayor ahorro e inversión.
Publicado el 21.11.2016
Comparte:

La noticia económica del pasado viernes fue el crecimiento económico del trimestre julio-septiembre de 1,6% que entregó el Banco Central, y que este año acumula 1,8%.

Sin embargo, hubo un dato muy relevante que pasó “colado” y es que la tasa de ahorro nacional de Chile cayó a su peor registro en los últimos 20 años, 19,5% del Producto Interno Bruto (PIB). Si se mide solo en el trimestre, el ahorro nacional  fue de 16,7%, también el más bajo desde 1997. (ver infografía al final de la nota)

Prácticamente casi todo el ahorro es de empresas nacionales ya que el Estado está fuertemente endeudado debido a un agresivo gasto fiscal, bajo crecimiento y una menor recaudación fiscal.

Según la Dirección de Presupuesto, el ahorro del gobierno central al tercer trimestre es del 1,4% del PIB, cifra tres veces menor al 4,1% que hubo entre 2010 y 2013, y menor también al 2,1% que hubo entre 2014 y 2015.

El ahorro es clave para generar inversión y una de las “tres patas” clave de la economía junto a la creación de empleo y al aumento de la productividad. Para recuperar mejores tasas de crecimiento se requiere tasas de inversión más altas, cercanas al 25% del PIB.

Cecilia Cifuentes, LyD“En el último año la tasa de ahorro promedio llega al 19.5% del PIB, que hace inviable sostener una tasa de inversión de 25%, ya que el ahorro externo no debería superar niveles de 3% – 4% del PIB. La inversión y el ahorro son los determinantes fundamentales del crecimiento de la economía, especialmente en un contexto de crecimiento nulo de la productividad como el actual. La caída en el ahorro, por lo tanto, acentúa la dificultad de recuperar mejores tasas de crecimiento”, afirma Cecilia Cifuentes, investigadora del investigadora del ESSE Business School de la Universidad de Los Andes.

El impacto de la reforma tributaria en el ahorro

A su juicio, la caída en el ahorro se explica en parte por el menor ahorro fiscal, pero también cae el ahorro privado, “probablemente como consecuencia de una reforma tributaria que dañó fuertemente los incentivos a ahorrar. La disminución en la tasa de ahorro generó como resultado un aumento del déficit de cuenta corriente, que llegó a un 4,6% del PIB en ese período”.

La eliminación del polémico Registro Único Tributario (FUT) es señalado por los especialistas como el principal causante de la caída en el ahorro, ya que permitía a las empresas reinvertir utilidades sin pagar impuesto, lo que eliminó la reforma tributaria.

091214 TOMAS FLORES (10)CEl académico de la Universidad Mayor, Tomás Flores, coincide en que la reforma dañó severamente el ahorro de las empresas porque “mató” el incentivo a reinvertir. “Tenemos tan poco ahorro e inversión porque la reforma tributaria cambió los incentivos que tenían las empresas para reinvertir las utilidades que obtenían. Da lo mismo repartir el dinero entre los socios o dejarlo en la empresa y reinvertirlo.  Eso fue lo que se advirtió reiteradamente durante la reforma tributaria y que el ministro Arenas desconoció durante la tramitación”, afirma el ex subsecretario de Economía.

Flores agrega que no es sorpresa que el crecimiento sea solo de 2% durante los cuatro años de este gobierno, y aventura que en la próxima campaña presidencial deberá discutirse un programa de reactivación económica con incentivos tributarios.

La promesa del ex ministro Arenas de que la reforma aumentaría el ahorro y la inversión

Alberto Arenas y Michell JorratEl magro ahorro contradice la promesa del ex ministro de Hacienda, Alberto Arenas, de que la reforma tributaria “también trae ahorro público”.

En plena campaña presidencial, Arenas justificó la eliminación del FUT en que “habrá incentivos modernos para fomentar el ahorro y la inversión, que tienen que ver con el país de hoy día y no de hace 30 años”.

También desestimó las críticas del entonces ministro de Hacienda, Felipe Larraín, de que su reforma afectaría fuertemente la inversión y el ahorro, al igual que decenas de economistas y ex ministros de Hacienda de la Concertación, y replicó que “la misión de un ministro de Hacienda no es generar incertidumbre al mercado y eso es lamentable”.

Cuando Arenas asumió, insistió en su promesa de que la reforma “en el ámbito del crecimiento económico trae consigo incentivos muy concretos, tanto para el ahorro como para la inversión“, y pidió una tramitación “expedita y con celeridad en el Parlamento, para que la reforma tributaria entre en vigencia durante 2014”.

El consumo y la inversión en cifras preocupantes

Otras cifras preocupantes  que dejaron al descubierto las Cuentas Nacionales del Banco Central es que la demanda interna apenas varió 0,8% en el último trimestre y 1,2% en el año, lo que echa por tierra los “brotes primaverales”  a los que se refirió hace apenas un mes el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés.

El consumo de gobierno, en tanto, creció 6,9%, por lo que si se deja fuera, el gasto privado cayó 0,1%, promediando entre enero y septiembre apenas 0,4%.

“Tampoco se ven buenas noticias por el lado de la inversión, que volvió a caer, luego de un esperanzador repunte en el segundo trimestre. La formación bruta de capital fijo se contrajo un 1,2% en el trimestre, acumulando en el año un 0,9% de aumento. El componente de construcción y otras obras cae un 0,2% en el año, luego de una disminución de 1,8% en el tercer trimestre”, concluye la investigadora del ESE.

tasa-de-ahorro-nacional-de-chile-1997-2016