En la falange le cobran al abanderado del PS-PR sus comentarios desafortunados que no hicieron más que acrecentar la disposición a competir en noviembre.
Publicado el 28.04.2017
Comparte:

“Acuérdese de mí, se va a llegar a una solución unitaria. Cualquier cosa que diga va a ser usada como que yo estoy presionando”, dijo el senador Alejandro Guillier ayer -cuando presentó a parte de su equipo de trabajo- refiriéndose a la decisión que tomará este sábado la Junta Nacional de la DC sobre si Carolina Goic competirá en primarias o primera vuelta. Pero además, agregó que “estamos en una etapa donde las cosas parecen oscuras, pero de pronto se ponen todos de acuerdo y terminan abrazados”.

Pero no se quedó ahí y aprovechó de hacerle un “guiño” a los socios que le están complicando la opción de poder medirse en primarias, al señalar que la DC “es el eje de una coalición social y política que le ha dado a Chile la mayor estabilidad en su historia republicana. Por lo tanto, todos asumirán su responsabilidad histórica de cómo logran que esto se renueve, se mejore, se perfeccione, pero tiene momentos de tensión y de negociación, dejémoslos tranquilos y van a salir adelante”.  

El “cariñito” del candidato presidencial del PS y el PR no es porque sí. Guillier sabe que las declaraciones que hizo anteriormente resultaron “desafortunadas” y probablemente generaron que la intención de la DC de competir en primera vuelta se acrecentara.

Después de que Carolina Goic dijera a La Tercera que estaba convencida de competir en la primera vuelta presidencial, y luego de que algunos parlamentarios democratacristianos aclararan que de todas formas buscarían llegar a un acuerdo parlamentario, el senador dijo a “El Mercurio” que el “paquete es completo”, refiriéndose a que si hay pacto parlamentario, también tiene que haber un candidato único elegido en las primarias. Pero no pasó ni un solo día y volvió a lanzar un dardo, diciendo que sospechaba que la actitud de Carolina Goic eran “más bien presiones de negociación. Me late que esto es una manera de presionar y arreglarse a último minuto”.

Para los decé fue un balde de agua fría; el diputado Matías Walker calificó sus dichos como una “falta de respeto inaceptable y una insolencia” y agregó que su postura “hace sino motivarnos a quienes apoyamos lo que ha señalado nuestra candidata presidencial, de que la mejor opción, cuestión que tiene que resolver la Junta Nacional el día 29, es ir a primera vuelta”.

Los dichos de Guillier, sumados a las declaraciones de los líderes de los otros partidos de la Nueva Mayoría (Ernesto Velasco dijo que la DC no podía pedir simultáneamente “chicha y chancho”) comenzaron a generar en la falange un deseo aún más grande de competir en noviembre.

En la tienda explican que el primer error fue que los socios no le creyeron a Carolina Goic en cuanto a que sí había una posibilidad real de optar por la primera vuelta. “La juzgaron por el tono de voz y no por lo que dice. Tiene una voz suave, pero cumple lo que plantea”, dice uno de sus asesores, y agrega que “no han medido cuánto ellos – PS, PPD y PR- necesitan a la DC para diferenciarse del Frente Amplio en la elección”.

Aún así, creen que si bien hay razones concretas para no participar en la primaria -estarán todos contra la DC, hasta noviembre hay más tiempo para crecer, entre otras-,  el hecho de que Guillier no asumiera un rol de “articulador, ni tampoco de líder de coalición, obviamente que ha hecho que nos demos cuenta de que es totalmente necesario tener un candidato presidencial”, dice un parlamentario de la tienda.

Es más, en un sector de la colectividad sostienen que Guillier “sólo ha jugado un rol de comentarista sobre el tema parlamentario, en vez de tomar las riendas del asunto y decir ‘bien, la DC quiere ir a primera vuelta, entonces qué quieres tú y tú, y veamos cómo nos ponemos de acuerdo, porque es fundamental la unidad; entonces quiénes están dispuestos a ceder y quiénes están dispuestos a dar”, comenta un miembro del comando de Goic, que añade que “la costumbre reiterada del candidato -no sólo con la DC, sino que con otros temas- es de hacer comentarios políticos, que es una definición de ineptitud completa, en políticas hay consecuencias. Lo de la DC es una de ellas”.

En la DC incluso recuerdan lo que pasó con Ricardo Lagos en 2009, cuando una vez que se dio cuenta de que no podría ordenar a los partidos en el tema parlamentario, decidió dar un paso al costado y dejar que Eduardo Frei representara a la entonces Concertación. “Ese es un ejemplo que demuestra que el candidato necesita que los partidos se ordenen tras él, a Guillier le hace falta articular más”.

Pero en la tienda advierten que lo que le conviene ahora al senador es esperar el resultado de la Junta de mañana y después comenzar a gestionar un entendimiento con la DC. “Él no puede prescindir de la DC, tiene que permitir el acuerdo parlamentario. Esta es su prueba de fuego, la de él, no la nuestra. Porque él tiene sólo esta vida en la presidencial, nuestra candidata se puede proyectar para la próxima también”, comenta una influyente fuente del partido, que además agrega que “para algunos puede parecer poco el apoyo en segunda vuelta, pero a él Beatriz Sánchez le está quitando votos, le conviene que seamos aliados en el tema parlamentario y presidencial“. 

Este sentimiento que se ha instalado en la tienda es conocido en el entorno de Guillier. Saben que el no haber tomado en serio al partido liderado por Goic trajo como consecuencia que el camino a la primera vuelta ya esté casi “amarrado” y que la primaria se encuentre casi sin señales de vida.

De todas formas habrá un sector de la tienda, encabezado por el diputado líder de los “chascones”, Víctor Torres, que intentará en la Junta Nacional dar vuelta el panorama y que se concrete la primaria; aunque en el entorno de Goic ya han señalado que si no es primera vuelta, ella desistiría de su candidatura.

Así las cosas, por estos días ya estaría casi zanjado un acuerdo parlamentario en donde los partidos de la NM se ordenarían en una sola lista -tal como lo había planteado el PS- y que se comenzaría a hacer público tras la Junta. “Mañana se expresará que existe la disposición de llegar a un acuerdo con los socios, y en los siguientes días trabajaremos en una sola lista. Si bien nosotros habíamos dicho dos, una vez que ellos aceptaron que competiríamos en primera vuelta, a nosotros también nos corresponde ceder para llegar a un entendimiento”, dice un miembro del grupo negociador a “El Líbero”

Con todo, las palabras del senador ayer en la presentación de sus coordinadores serían sólo la muestra de que el “entendimiento” será el camino que busquen los partidos de la Nueva Mayoría en las próximas semanas.