Si bien hasta hoy no hay nada concreto, sí han existido acercamientos entre los dos mundos.
Publicado el 31.01.2018
Comparte:

“Ciudadanos es parte de nuestro trabajo, estamos trabajando juntos a partir de la segunda vuelta. Hoy día no hay diferencias entre ellos y nosotros, y están contemplados sin duda para ingresar al gobierno. Pero estoy hablando de algo que tenga una mirada no estrictamente de gobierno hoy, sino que tenga una mirada más de futuro”, dijo el fin de semana el recién nombrado ministro del Interior, Andrés Chadwick, al diario La Tercera, refiriéndose al partido de Andrés Velasco.

De todas maneras aclaró que se trata de “ir desarrollando un proyecto, que vayamos ampliando nuestras fronteras, vayamos buscando los acuerdos, los consensos, las cosas fundamentales, para poder ir incorporando muchas personas que quizás no han sido parte de Chile Vamos, no estuvieron votando en primera vuelta por el presidente Piñera o incluso tampoco en segunda vuelta”.

Y es que previo a que se conocieran los nombres del gabinete que acompañaría al Presidente Sebastián Piñera desde el próximo 11 de marzo, se especuló mucho sobre qué pasaría con el mundo de centro, ya que era conocido que entre los nombres que el Mandatario manejaba no sólo había gente de Chile Vamos.

Si bien es efectivo que hubo acercamientos en la primera etapa, nunca fueron institucionales, sino más bien tuvieron un carácter informal; y pese a que algunos de los miembros del partido estuvieron dispuestos a dar una señal política, también sentían que era necesario ver un gabinete más joven, renovado y con gente de centro. Hasta ahí, nada se concretó.

Lo cierto es que entre los miembros del partido -que hace algunas semanas se fusionó con Todos para seguir existiendo-, hay miradas distintas.

Andrés Velasco, uno de los fundadores, previo a la segunda vuelta entre Sebastián Piñera y Alejandro Guillier fue claro en sostener que “dije siempre que no tenía candidato y voy a hacer en la segunda vuelta lo mismo que hice en la primera vuelta, voy a anular mi voto. Esto no es por una falta de decisión, al revés. Es una opción muy profunda”, y agregó que “no comparto los ideales de los candidatos hoy en disputa y además no creo en votar por el mal menor”. Esto pese a que un grupo de su partido respaldó públicamente al abanderado de Chile Vamos.

Uno de ellos fue el empresario Jorge Errázuriz, quien dijo ayer a La Segunda que “un grupo de militantes y simpatizantes de Ciudadanos nos pusimos a disposición si él (Piñera) nos requería, pero no pedimos nada. Tenemos el convencimiento de que hay una oportunidad de que se forme una coalición de centro y de derecha, que pueda ser más amplia, que incluso tenga connotaciones parecidas a lo que fue la Concertación”.

A eso agregó: “¿Es posible en Chile hoy día hacer una coalición de unión entre el centro y la derecha? Saberlo dependerá de los que tienen el mandato, en este caso del Presidente Piñera”.

Los coqueteos

Conscientes de las distintas miradas que hay en la colectividad, desde Ciudadanos sostienen que hay dos elementos básicos para poder empezar a conversar con el piñerismo. Lo primero es que la incorporación tiene que ser colectiva, que es distinto a institucional, ya que saben que el partido formalmente no entrará al gobierno, pero sí lo puede hacer un grupo de personas dando una muestra de apertura política hacia el mundo de centro. 

Pero además, es importante que cualquier conversación sea con mirada de futuro, o sea, debe existir una apuesta de permanencia, ya que no creen conveniente repetir el caso de Jaime Ravinet en el primer gobierno de Piñera.

En ese contexto son enfáticos en aclarar que hoy no se están dando “negociaciones” entre Ciudadanos y el piñerismo, sino que lo único que ha existido son conversaciones sobre que existe gente del mundo del centro y de la Concertación que tiene grandes capacidades técnicas y que podría ser un aporte dentro del gobierno Piñera.

Es por eso que hasta ahora si bien la disposición está, es sólo para cargos “técnicos”, ya que los totalmente políticos no son parte ni de la propuesta, ni tampoco de las intenciones de quienes podrían participar.

De todas maneras, los vasos comunicantes entre miembros de Ciudadanos y el piñerismo son muy fluidos; Juan José Santa Cruz ha encabezado algunas acercamientos, pero además Sebastián Sichel trabaja con Andrés Chadwick en la Universidad San Sebastián, y era panelista del programa radial de Cecilia Pérez.

Hasta ahora, los nombres que suenan para asumir algún rol en la administración de Piñera son Sylvia Eyzaguirre, investigadora del CEP que ya participó en los grupos programáticos de la campaña; Paola Assael, militante de Ciudadanos y que trabajó en la Fundación Futuro creada por Sebastián Piñera; y el propio Sebastián Sichel, abogado y coordinador político del partido.