Con el cambio de administración, nuevas generaciones ingresaron a los ministerios, para desempeñarse en cargos clave, como jefes de gabinete, asesores de ministros y de subsecretarios, entre otros. Una "ola" de jóvenes que en su mayoría se formaron entre política universitaria y acción social y que representan un cambio que parece privilegiar la biografía por sobre el mero curriculum.
Publicado el 01.04.2018
Comparte:

Cuando Ricardo Sande (27 años) estaba en el colegio tenía variados intereses. Era atleta, jugaba fútbol y formaba parte de la orquesta del San Benito, su colegio, en la que tocaba el cello. Pero en esa época la política nunca le llamó la atención, principalmente porque era tartamudo y le costaba hablar en público, un problema que con el tiempo ha aprendido a controlar. Sin embargo en su primer año de derecho en la Pontificia Universidad Católica de Chile en 2010, y motivado por causas sociales que se gatillaron tras el terremoto del 27/F, ingresó al Movimiento Gremial, un movimiento político universitario de derecha que fue fundado por Jaime Guzmán, y en donde luego formó parte de su directiva.

“Fue un año complejo, donde hubo muy poca presencia de nuestras ideas en general, y ahí me encanté más. Fue un año duro, no pude estudiar mucho entre las marchas y todo, era súper activo políticamente y aprendí muchísimo. Fue el año que estaba Giorgio Jackson en la FEUC, y ahí me di cuenta que estaban haciendo algo que iba a ser importante, y que yo quería formar parte, porque veía que las ideas que estaban en la calle no eran las mías, entonces dije: ‘aquí hay que hacer algo para intentar cambiar eso’, para que ojalá algún día la gente compartiera nuestras ideas en la calle y en la misma universidad”, explica Sande.

En 2014 Ricardo Sande salió elegido presidente del centro de alumnos, y al año siguiente fue presidente de la FEUC. Egresó de derecho, trabajó en el consejo político de Chile Vamos, fue parte del consejo ciudadano del presidente Sebastián Piñera y trabajó en la campaña de Jaime Bellolio. Hoy milita en la UDI y es el jefe de gabinete del ministro de educación, Gerardo Varela, en donde trabaja “24/7”. Además, tiene un grupo de música de rock progresivo que se llamaba “Walk the Rail”, en el que toca guitarra.

Como él, una “ola” de jóvenes veinteañeros están trabajando en los distintos ministerios, ocupando cargos claves y en posiciones de bastante influencia, en línea directa con los ministros o subsecretarios correspondientes. Veinte de ellos conversaron durante los últimos días con “El Líbero” respecto de sus nuevos trabajos, su pasado universitario y sus aspiraciones: Ricardo Sande, Pablo Eguiguren, Matías Valenzuela, Andrés Justiniano, Antonia Bezanilla, Bárbara Manríquez, Cristóbal Aguilera, Cristóbal Ruiz Tagle, Emiliano García, Francisco Donoso, Ignacia Donoso, Jaime Flores, María Jesús Wulf, Jorge Lira, María Josefina Lecaros, Juan Carlos Eyzaguirre, Juan de Dios Valdivieso, Nicolás Peñafiel, Óscar Perelló y Tomás de La Maza.

Curriculum V/S Biografía

En el primer gobierno de Sebastián Piñera muchos jóvenes menores de 30 años ocuparon cargos como asesores en los distintos ministerios y muchos de ellos hoy se han “repetido el plato” y forman parte de la nueva administración. Si bien este fenómeno ha sido un “sello” en ambos mandatos, en el periodo 2010-2014 se proyectaba desde La Moneda primordialmente un interés por lo académico, con un foco puesto en el curriculum de los talentos reclutados.

Hoy esto parece haberse ampliado hacia una mirada donde la biografía de las personas valen igual o más que el mero CV. Porque si bien la mayoría de los veinteñeros que ingresaron al gobierno estudiaron en colegios exigentes y egresaron de las mejores universidades del país, se nota un predominio por su experiencia previa y sus actividades “extraprogramáticas”. Muchos de ellos hicieron sus prácticas o trabajaron durante un tiempo en el sector público y ejercieron cargos dirigenciales durante su época universitaria, organizando campañas, formando parte de los centros de alumnos o de distintos movimientos políticos. Además, muchos participaron en organizaciones sociales como “Techo para Chile”, “Trabajo País”, o en las pastorales de sus centros de estudios. También varios tuvieron roles en diversas fundaciones y/o centros de estudios como “Libertad y Desarrollo”, o la “Fundación Jaime Guzmán”.

“En el colegio con un grupo de amigos armamos ‘Refuerza Chile’, y queríamos hacer reforzamientos escolares en distintos colegios, en Recoleta y en Lo Barnechea, así que ahí me entró un poco el bichito. Ya en la universidad mi acercamiento se dio mucho más fuerte, participando en campañas de centros de alumnos y entrando al Movimiento Gremial en la Católica, lo que me metió más a fondo en la política”, explica Pablo Eguiguren (25), jefe de gabinete del ministro de economía José Ramón Valente, quien egresó de ingeniería Comercial en la PUC y trabajó en el Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales de la misma casa de estudios.

Si bien muchos de los entrevistados por “El Líbero” tienen una formación política o de carácter más bien social, la mayoría de ellos son independientes. Advierten que su vocación está en el servicio público, y reconocen que su objetivo es aportar desde un rol más técnico, que está vinculado a las políticas públicas, más allá del “mundo partidista” o de la política como tal.

Horarios 24/7

En general, la mayoría de los jóvenes consultados que forman parte de la actual administración trabajan aproximadamente de ocho de la mañana a siete u ocho de la tarde. Algunos incluso permanecen en sus oficinas hasta las 9 de la noche. Además, la mayoría de ellos tiene que estar disponible las 24 horas del día los siete días de la semana. Muchos son solteros y viven aún con sus padres, lo que les permite estar más “conectados” y atentos por si hay una eventualidad, o para resolver alguna inesperada crisis. Eso sí, intentan no descuidar sus hobbies, su familia y sus amistades.

Por otra parte, muchos de ellos opinan que las reformas y políticas de la “era Bachelet” no le hicieron bien al país, consideran que las prioridades fueron erradas y que existió un deterioro económico. La mayoría de ellos se ven en un futuro aportando y contribuyendo al mundo público desde sus distintos roles, y a algunos les gustaría seguir participando en un gobierno de centro derecha.

“Lo veo como una tremenda oportunidad de ponerme al servicio, ayudar y aportar actualmente en temas de educación. Para mí el servicio público es trabajar en cosas que tengan un sentido social, eso para mí siempre va a ser muy importante, y estoy muy contento de trabajar en un gobierno, es la tremenda oportunidad, para justamente trabajar en algo con más sentido”, dice Andrés Justiniano, (28 años) quien estudió Ingeniería Civil Industrial en la PUC y es el jefe de gabinete de la Subsecretaría de Educación.

Los “sub 30”

 

Matías Valenzuela (26 años). Jefe de gabinete del ministro de Agricultura, Antonio Walker.

 

Juan de Dios Valdivieso (28 años). Asesor del ministro y subsecretario de Agricultura.

 

Ricardo Sande (27 años) Jefe de gabinete del ministro de Educación, Gerardo Varela

 

María Jesús Wulf (28 años). Asesora subsecretario de educación y coordinadora nacional de regiones.

 

Andrés Justiniano (28 años). Jefe de gabinete de la subsecretaría de Educación.

 

Antonia Bezanilla (27 años). Asesora del subsecretario de Educación, Raúl Figueroa.

 

María Josefina Lecaros (25 años) Jefa de gabinete división de Educación General – Mineduc

 

Bárbara Manríquez (26 años) Asesora del subsecretario de Educación, Raúl Figueroa.

 

Pablo Eguiguren (25 años) Jefe de gabinete del ministro de Economía, José Ramón Valente.

 

Ignacia Donoso (26 años) Asesora subsecretario Economía, como coordinadora de programación y regiones.

 

Tomás de la Maza Bengoa (27 años) Asesor legal del director de Presupuestos, Ministerio de Hacienda.

 

Óscar Ignacio Perelló Pérez (27 años) Asesor macroeconómico del ministro de Hacienda.

 

Cristóbal Ruiz-Tagle (27 años) Asesor de política social en el gabinete del ministerio de Hacienda.

 

Jorge Lira (26 años) Asesor ministra de Energía, Susana Jiménez.

 

Jaime Flores (25 años), jefe de gabinete del subsecretario de Energía.

 

Emiliano García (28 años) Asesor división de relaciones políticas e institucionales, Segpres.

 

Cristóbal Aguilera (27 años) Jefe del departamento de reformas legales del ministerio de la Mujer. 

 

Nicolás Peñafiel (29 años) Jefe gabinete de Carol Bown, subsecretaria de la Infancia.

 

Francisco Donoso (27 años) Asesor de la ministra vocera de gobierno, Cecilia Pérez.

 

Juan Carlos Eyzaguirre (28 años) Asesor del Subsecretario de Educación.