El vocero (s) Gómez respaldó al titular del MOP luego de que se revelara que la cartera renegocia contratos con cuatro concesionarias vinculadas con el grupo financiero.
Publicado el 05.02.2015
Comparte:

Ayer, por séptima vez en un mes, La Moneda salió a blindar al ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, en su vinculación con el caso Penta, que sumó una nueva arista luego de que El Mercurio revelara que el MOP está renegociando los contratos de concesión con cuatro concesionarias que están relacionadas con el grupo financiero que compró un estudio a la fundación vinculada al secretario de Estado, que fue definido por los contratantes como un aporte de campaña.

Tras la publicación del diario, temprano en la mañana el vocero (s) y ministro de Justicia, José Antonio Gómez, aseguró a la radio ADN que el MOP “no tiene ninguna condición de incapacidad” para resolver dichas negociaciones con las concesionarias de infraestructura  “Valles del Desierto”, “Ruta Los Libertadores”, “Autopista del Sol” y “Ruta Los Ríos”.

Según información de la Superintendencia de Valores y Seguros y de la página web de Penta, sus fondos invierten en dichas concesionarias, pero en la compañía financiera aseguraron que solo administran los fondos, que son dueños directos solo de partes minoritarias y que no tienen injerencia en las negociaciones con el ministerio.

El ministro Gómez reiteró horas después que el titular del MOP “ha explicado claramente su situación y sigue haciendo su trabajo. Los  ministros estamos sometidos a un tobogán, subimos y bajamos”.

Su defensa se suma a las cuatro veces que lo ha hecho el vocero titular, Álvaro Elizalde, incluso ante la petición expresa del diputado DC René Saffirio de que el ministro debería renunciar. La propia Presidenta Michelle Bachelet salió a respaldarlo el pasado 7 de enero al señalar que Undurraga vendió el estudio a Penta “de manera correcta y legal”, y que “ha entregado todos los datos que se le han requerido a las instancias que compete”.

Discurso del Gobierno: Situación de Undurraga es diferente

El denominador común en prácticamente las cuatro declaraciones públicas del ministro Elizalde y de otras autoridades de la Nueva Mayoría es que la situación del ministro del MOP, que cobró $4 millones por un estudio a Penta a través de la fundación Ciudad Justa, es “completamente diferente” a las de las candidaturas de militantes de la UDI.

Esta versión se contradice con lo señalado a la Fiscalía por Carlos Alberto Délano, quien afirmó que el estudio era para “saldar una deuda de campaña a senador de Undurraga”. Ante esa declaración, Elizalde replicó que dichos antecedentes “no representan ninguna novedad respecto de lo que ya se conocía”.

El propio Undurraga sólo se ha referido en dos ocasiones al incidente para señalar que el estudio fue “efectivo, legal y concreto” y que su situación es diferente al de otros casos.

El presidente de la DC, Ignacio Walker, y el jefe de la bancada DC en la Cámara de Diputados, su hermano Matías Walker, han respaldado al menos tres veces al ministro DC, ex candidato a senador por Santiago poniente que perdió ante el reelecto senador Guido Girardi, calificándolo de “servidor público de excepción”, y resaltando que cuenta con el “decidido apoyo del Gobierno y de la Presidenta”.

También lo han respaldado el presidente del Senado, Jorge Pizarro, quien aseguró que está “establecido claramente que no hay ninguna irregularidad ni anomalía”. Sin embargo, el diputado socialista Marcelo Schilling afirmó que la actuación del entonces candidato “es moralmente reprochable, aunque no sea legalmente reprochable”.

Posturas encontradas sobre su continuidad en el gobierno

gonzalo_muller-220x260Para el analista político Gonzalo Müller, Undurraga “es un candidato a salir en el próximo cambio de gabinete”, y plantea que el Gobierno ha preferido “mantener al ministro y al mismo tiempo mantener la duda. Todas sus actuaciones, aunque sean de buena fe, siempre van a estar enmarcadas por la duda y la sospecha”.

Müller se pregunta si vale la pena que el Gobierno siga asumiendo el costo político de tener al ministro en el gabinete, cuya gestión es mirada con “suspicacia por todos los sectores”.

El diputado DC PabloLorenzini no comparte la decisión de su partido de darle un respaldo institucional a Pablo_Lorenzini_BassoUndurraga, y espera que en las negociaciones con las concesionarias “no se deje influenciar y decida de acuerdo a lo que sea lógico, razonable y a las leyes”.

Sobre si debe continuar como ministro o no, es una decisión que deja en las manos de la Presidenta, quien “cuando venga el cambio de gabinete en marzo verá lo que hace. Uno debería quedarse al margen de las opiniones a favor o en contra. Sólo le pediría a Undurraga que sea preciso y claro en su actuar, y que si está en lo correcto, fantástico y, si no, que no tengamos el día de mañana impacto en el partido”.

El también diputado DC Mario Venegas, confía en que el ministro tendrá “el suficiente criterio y cuidado” al realizar las negociaciones con las concesionarias para “cautelar los intereses del ministerio y el Mario Venegas diputado DCEstado”. A su juicio, su relación con Penta fue bien “desgraciada, lamentable y hubiera sido deseable que no ocurriera”, pero que continuar vinculándolo con el grupo financiero es parte de una “teoría del empate” que rechaza.