El cargo está vacante desde hace más de cuatro meses. Morales fue pieza clave en la franja de la campaña de Michelle Bachelet y tiene amplias redes en el oficialismo. El diagnóstico del gobierno es que la crisis de popularidad que enfrenta se puede revertir con una estrategia enfocada en la TV abierta.
Publicado el 28.07.2015
Comparte:

El 11 de marzo de 2015, cuando se cumplía un año del arribo de la Presidenta Michelle Bachelet a La Moneda, la periodista Paula Walker dejó su cargo de directora de la Secretaría de Comunicaciones del Gobierno (Secom) para asumir funciones como asesora del segundo piso. Desde ese día la oficina con vista a la Alameda que ocupó en la parte central del ala sur del palacio de gobierno se encuentra vacía, situación que podría revertirse en los próximos días ante la posible llegada de un nuevo titular para la Secom.

Fuentes cercanas al Ejecutivo señalan que en los últimos cuatro meses y medio La Moneda ha sondeado distintos nombres para el cargo, y todos responden a un mismo perfil: experto en el mundo de la televisión. ¿La razón? Al interior del gobierno el diagnóstico es que una comunicación enfocada en la televisión abierta es la fórmula para revertir la crisis de popularidad del gobierno y de la propia Presidenta.

Entre los sondeados estuvo el actual director de prensa de TVN, Alberto Luengo, pero el nombre que ha sonado más fuerte es el del ex director de programación y contenidos de Chilevisión (CHV), Pablo Morales.

Desde el interior del gobierno señalan a “El Líbero” que el periodista de 45 años -que salió de la misma generación de la Universidad Diego Portales que Paula Walker- se habría reunido en los últimos días con el ministro Marcelo Díaz. En el encuentro, que se manejó en completo hermetismo, el titular de la Segegob le habría ofrecido el cargo y Morales en primera instancia se habría negado. Sin embargo, le habrían dado un plazo para que reconsiderara la opción.

Después de 13 años en CHV, el ejecutivo oficializó su renuncia a la estación privada el 24 de junio pasado, tras una serie de desencuentros con los nuevos controladores. El hito emblemático fue el freno que puso el nuevo director ejecutivo, Francisco Mandiola, a la llegada de Patricio Fernández como nuevo panelista de Tolerancia Cero, programa al que se incorporará la periodista Mónica González, según se confirmó esta tarde.

De hecho, en una entrevista con El Mercurio después de su salida de CHV, Morales confidenció que en uno de los partidos de Chile en la Copa América la propia Bachelet se le acercó para manifestarle su apoyo por la defensa que hizo del programa conducido por Matías del Río, Fernando Villegas y Felipe Bianchi.

Según quienes lo conocen, Morales ha logrado entablar una buena relación con la Presidenta tras haber colaborado en sus dos campañas para llegar a La Moneda. De hecho, en marzo de 2014 sonaba para asumir como director ejecutivo de TVN, plaza que finalmente ocupó Carmen Gloria López. Las mismas fuentes sostienen que de mantener su negativa para asumir en la Secom no se descarta que sea Bachelet la que intente convencerlo, ya que, según señalan en el oficialismo, es “el candidato ideal” para el nuevo diseño comunicacional que se pretende desarrollar en el llamado “segundo tiempo” de esta administración. Además de su amplia experiencia televisiva, Morales tiene redes diversas en el oficialismo, tanto en el PS como en la DC.

La confusión del rol de Bachelet en el “caso quemados” con la Secom descabezada

carmen gloria

Al interior de La Moneda se ha vuelto urgente el nombramiento de un nuevo director de la Secom, en especial luego de que hace un par de semanas renunciara el entonces subdirector Carlos Correa. La condición de “acefalía” que sufre la repartición que por ley tiene a su cargo las comunicaciones del gobierno se habría evidenciado, según reconocen miembros del oficialismo, en varios episodios que no se han resuelto bien, como la ola de confusas versiones que han circulado sobre el rol que jugó la Presidenta Bachelet en el llamado “caso quemados” y que nadie en La Moneda salió a aclarar oportunamente.

“En la Posta Central ya nos daban por muertos, así que nos iban a enviar para la casa y la doctora Michelle Bachelet estaba haciendo su internado en la Posta Central (…). Ella dijo que bajo su responsabilidad nosotros quedábamos hospitalizados hasta que no hubiera una reubicación en otro hospital o centro de salud (…). Así que la doctora Bachelet, desde ese momento, es muy cercana a mi persona. Le agradezco infinitamente su acto de valentía de haber arriesgado su carrera por proteger la vida de Rodrigo (Rojas de Negri) y la mía”. fue la frase que pronunció el miércoles de la semana pasada Carmen Gloria Quintana, causando la sorpresa de varios ciudadanos que desconocían el episodio.

Al día siguiente la Mandataria celebró la reapertura del caso; dijo que era “bueno que se llegue a la verdad y que pueda haber justicia, aunque ésta demore 29 años” y envió “un gran abrazo” a Quintana y a la familia de Rojas de Negri. Sin embargo no se refirió a su rol en la Posta Central aquel 2 de julio de 1986.

verónica denegriEse mismo jueves, en entrevista con radio Cooperativa, Verónica de Negri, madre de Rodrigo Rojas, también se refirió al papel que jugó Bachelet el día del ataque: “A mí me emociona siempre que la Presidenta nunca ha tomado el crédito que le corresponde, porque ella jugó un rol en la defensa de Rodrigo y Carmen en el momento en que estaban en la posta, porque ella se jugó por ambos”.

Pero un día después, el abogado de Quintana, Héctor Salazar, sembró la duda sobre el rol de Bachelet. En una entrevista con CNN, dijo que había estado en la posta cuando su cliente y Rojas fueron atendidos y que no recordaba la presencia de la actual jefa de Estado. Eso sí, señaló, “había una doctora Bachelet en ese momento en la posta que intervino y ayudó bastante, que pudo haber sido la prima de la Presidenta”, en referencia a Vivienne Bachelet.

vivienne okAyer lunes, tras cinco días en los que ninguna autoridad del gobierno se refirió públicamente al rol que cumplió Bachelet esa jornada, la situación dio un vuelco inesperado y se aclaró, pero sólo por algunas horas. En conversación con radio Biobío, la prima de la actual Mandataria, Vivienne Bachelet, habría dicho que en realidad era ella la que se encontraba realizando su internado en la Posta Central el año 1986 y no la Presidenta.

Horas después, radio Cooperativa publicó una nota en la que se señalaba que fuentes de La Moneda confirmaban la presencia de Michelle Bachelet el 2 de julio de 1986 en la posta, pero como miembro de la ONG PIDEE, y no como médico tratante.

Ya en la noche del lunes, Vivienne Bachelet señaló en su cuenta de Twitter que fue tergiversada por la radio, que ella no cumplió ningún rol en el “caso quemados” aunque sí trabajó ad honorem en la Posta Central realizando turnos de reemplazo.

En el Ejecutivo algunos hacen una autocrítica por no haber salido hasta ahora a aclarar la situación de forma pública. Creen que la confusión que han generado las distintas versiones puede terminar dañando la imagen de la Presidenta y que la falta de un director de la Secom se nota en situaciones como esta.

 

FOTO: AGENCIA UNO