El sistema de nombramiento permite a la Corte de Apelaciones elegir a los candidatos a notario sin considerar el ranking en que quedaron por las pruebas de conocimiento y aptitud. Incluso, han elegido en la terna a postulantes que no cumplen con todos los requisitos legales, como ocurrió con la secretaria de un ministro de la Corte Suprema.
Publicado el 07.08.2017
Comparte:

Como en una película de suspenso, la elección del notario, archivero y conservador de bienes raíces de Pirque, Ricardo Moyano Monreal -ex jefe de gabinete del ministro de Agricultura-, que hizo el ministro de Justicia, Jaime Campos, tiene una trama intrincada, y actores principales y secundarios que se cruzan en un laberinto de intereses.

Para complejizar la historia, el sistema de nombramientos de notarios -un cargo muy apetecido por los abogados-, está en medio de fuertes cuestionamientos luego de que la Corte Suprema manifestara su rechazo a la decisión inconsulta del ministro Campos de aumentar en 101 los notarios, archivadores y conservadores del país.

La crisis actual llegó a su punto más alto este miércoles luego de que la Corte de Apelaciones de Concepción dejara sin efecto el acuerdo del 13 de marzo que respaldaba la creación de los nuevos cargos, situación que deja en mal pie al Gobierno, que requiere la aprobación de todas las Cortes, según reveló “El Mercurio“.

La expedita elección del notario de Pirque

Es en ese contexto que el pasado jueves 27 de julio el ministro Campos eligió a Ricardo Moyano como notario de Pirque, nombramiento que está en la Contraloría para la toma de razón, pero que podría tener falencias de procedimiento, según revelan los antecedentes públicos del concurso.

Lo primero que llama la atención es que mientras hay ternas de notarías que han esperado meses la decisión del Ministerio de Justicia, el nombramiento del ex jefe de gabinete del ministro de Agricultura, Carlos Furche (PS), fue muy expedito.

Ello, porque la Corte de Apelaciones de San Miguel envió al M. de Justicia la terna de los postulantes el 24 de julio, y el ministro Campos firmó la resolución de nombramiento el jueves 27, y lo envió de inmediato a la Contraloría, que está analizando el nombramiento.

El enrevesado proceso de elección del notario

Dicho nombramiento, además, pasó por un proceso de terna que podría tener serias falencias, ya que podría contravenir el Código Orgánico de Tribunales y un acta de la Corte Suprema.

Según explican especialistas en la materia, la falencia legal estaría en que el artículo 282 de dicho código orgánico establece que la formación de ternas “debe hacerse por el tribunal respectivo con asistencia de la mayoría absoluta de los miembros que se componga”.

Pues bien, en la sesión de la Corte de San Miguel que eligió a Moyano asistieron 15 ministros y él recibió siete votos y quedó empatado con otro postulante en el tercer lugar, no logrando la mayoría absoluta que indica la ley. Pero la presidenta de la Corte, Sylvia Pizarro Barahona, lo eligió en forma directa sin realizar una nueva votación hasta obtener la mayoría absoluta.

En otros casos similares de empate, se han realizado hasta cuatro votaciones, como ocurrió en la terna para notario de Curicó el 26 de diciembre de 2016.

Otro punto cuestionable es que Moyano obtuvo cero puntaje en las evaluaciones de habilidades y destrezas y psicolaborales, y aún así fue incluido en la terna, lo que contravendría el acta 184-2017 de la Suprema sobre dicha materia, y que buscar darle objetividad al concurso.

En el puntaje general, Ricardo Moyano quedó en el lugar 43 de 91 postulantes debido a que obtuvo 33 puntos, muy inferior a los 82 puntos del primero en la lista, que no fue incluido.

De hecho, otra polémica decisión de la Corte de San Miguel fue elegir como primera en la terna, con nueve votos, a Gloria del Pilar Jacome Sepúlveda, secretaria del ministro de la Corte Suprema, Sergio Muñoz, contratada por el Poder Judicial con grado 10.

Ella, sin embargo, fue desechada de inmediato por el ministro de Justicia, alegando que no tenía un año de experiencia laboral, como exige la normativa, ya que se tituló recién de abogada en 2015 y no ha ejercido la profesión.

Los votos clave del ministro Simpértegui

La notaría de Pirque fue el segundo intento de Moyano por obtener el codiciado puesto. Antes, en marzo pasado, postuló a la notaría de San Ramón, terna que también elige la Corte de Apelaciones de San Miguel, pero solo obtuvo cuatro votos, quedando fuera de los elegidos.

Sin embargo, en ambas votaciones, de San Ramón y Pirque, Ricardo Moyano recibió el apoyo del ministro Diego Simpértegui, el único que votó por él en ambas instancias.

El propio Simpértegui también está en la terna de postulantes para notario de la comuna de Nacimiento, en la Región del Biobío, y el  ministro de Justicia, Jaime Campos, eligió a Mariana Cristina Abuter Game, quien era notaria de Lota.

La pareja de Simpértegui, Gilda Miranda Córdova, es notaria de Curacaví, que también depende de la Corte de San Miguel, y ha estado postulando recientemente a otras notarías de mayor categoría, como la de Renca y las número 38 y 49 de Santiago, decisión que debe tomar el ministro Campos.

Además, otro de los ministros que votó por Moyano, Carlos Farías Pino, fue nombrado ministro de la Corte de Apelaciones de San Miguel por el ministro Jaime Campos el pasado 2 de mayo mediante el decreto 420.

Otro elemento que enreda la trama es que el notario de San Pedro de Atacama, Carlos Urbina, trató de impugnar el nombramiento de Moyano pero luego se desistió, ya que también estaría interesado en postular a otra notaría.