Después de un acto ciudadano en el Teatro San Ginés, la abanderada de la DC registrará su candidatura en el Servicio Electoral. Pese a que los socios de la Nueva Mayoría han dicho que este es un quiebre insalvable, el hecho no significa que no pueda desistir del desafío más adelante.
Publicado el 11.05.2017
Comparte:

Luego de un acto “ciudadano” convocado para hoy a las 19:30 horas en el Teatro San Ginés, en Bellavista, la candidata de la DC, Carolina Goic, llegará hasta el Servicio Electoral para inscribir su candidatura presidencial.

La acción se llevará a cabo pese a los cuestionamientos de sus socios de la Nueva Mayoría, donde incluso sostuvieron -luego de que la comisión política del PS aprobara marginar a la falange del pacto parlamentario- que la inscripción representa un “quiebre insalvable”.

La senadora Goic dijo hace algunos días a Radio Cooperativa que el trámite que realizará “es una señal de convicción de que esta es una candidatura que avanza, que quiere entregar nuestra propuesta” y agregó que se trata de “una alternativa para mucha gente que hoy día quiere creer en la política”.

Es por eso que el hecho de que se concrete su inscripción genera -dicen en la Nueva Mayoría- “un hecho político importante”, dado que se configura “una señal al resto de los partidos del oficialismo”.

Lo cierto es que aún así en la NM existe la “incertidumbre” sobre hasta “dónde llegará” la senadora en el intento, ya que no ha podido subir en las encuestas -en la última Cadem marca un 3%-, y tampoco conseguir un pacto parlamentario con los otros partidos de la centro-izquierda luego de haber concretado participar en la primera vuelta. “Cómo está el ambiente hoy, donde no hay una situación de acuerdo sobre el tema, cualquier paso que muestre una candidatura más consolidada genera más distancia sobre la posibilidad de un acuerdo parlamentario”, dice un parlamentario del oficialismo.

Aún así y pese a las advertencias de los “socios”, la candidatura de Goic se inscribirá ante el Servel, ya que los costos políticos que conlleva hacerlo no son irreversibles y le reporta a la candidatura beneficios inmediatos. “Ir al Servel no significa que sea una candidatura a todo evento, incluso te puedes bajar después. Ahora, usar la figura de precampaña permite la justificación de gastos y por otra parte, genera un efecto político”, comenta una influyente fuente de la DC.

Los “beneficios” de inscribirse

Al modificarse la ley 19.884 “sobre transparencia, límite y control de gasto electoral” se señaló que los precandidatos pueden “voluntariamente” declarar su candidatura ante el Servel entre 200 y 90 días antes de la elección general para los efectos -fundamentalmente- de poder recibir aportes y realizar gestiones, como por ejemplo, instalar comandos, poder financiar un equipo de personas que trabajen en el contenido de la campaña, realizar una gira, etc. De esta manera, podrán “percibir los aportes permitidos y efectuar gastos electorales” con un límite del 10% del gasto total que se puede hacer durante toda la campaña.

Esto permite que el Servel le abra una cuenta bancaria a nombre de la candidata donde pueda recaudar fondos a través de donaciones de personas naturales.

Sin embargo, esto no significa firmar un contrato definitivo, sino que podría tratarse de una candidatura “con elástico”. 

¿Qué quiere decir esto? Que puede desistir de ella. Eso sí, en caso de “bajarse”, Carolina Goic estaría obligada a devolver el dinero recaudado en el tiempo de la precampaña. “Si no se gastan los fondos, se devuelven a los aportantes”, dicen en el Servel y agregan que “cualquier candidato, en cualquier elección, puede retirar la candidatura hasta antes que se inscriba en el registro de candidatos, porque ahí recién adquiere un carácter legal”. 

Carolina Goic inscribirá su precandidatura, pero hoy también podría declarar su candidatura “definitiva” ante el Consejo -tiene plazo hasta el 21 de agosto- , porque esta última acción no produciría efectos hasta que el Consejo Directivo la acepte o la rechace. Para eso tiene un plazo de 10 días, que comienzan a correr el 22 de agosto. Una vez hecho eso, si no recibió objeciones y se transforma en una candidatura formal, el Servel tiene 3 días para inscribirla en el registro de candidatos. O sea, recién en ese momento queda a firme, comentan a “El Líbero” desde el Servel. 

Es por eso que en la tienda dicen que hoy por hoy es mejor inscribirse y “hacer una rendición de gastos ordenada y transparente. Necesitamos hacer campaña y esta es la forma”, por lo que los costos políticos “son más bien artificiales, en el sentido de que efectivamente pueden generar ‘algo’ entre los socios, pero la candidatura no cambia mucho las cosas. No estamos cerrando absolutamente nada, sólo estamos ordenando los gastos del proceso”.