El diputado DC, en conversación con "El Líbero", propone "encerrar a los secretarios generales de los partidos 24 horas en un cónclave y que de ahí no salga nadie hasta que estén de acuerdo en el programa, en las listas parlamentarias y en cómo va a ser el fair play".
Publicado el 18.04.2017
Comparte:

El 29 de abril será un día clave para la DC. La Junta Nacional decidirá si su abanderada presidencial, la senadora Carolina Goic, competirá en las primarias de la Nueva Mayoría o en la primera vuelta el 19 de noviembre. No es una elección menor; primero, por los efectos que podría tener dentro del partido, pero también en la coalición a la que pertenece.

Es por eso que el diputado Pablo Lorenzini, en conversación con“El Líbero”, propone una fórmula para llegar a un acuerdo con los socios y sostiene que “acá uno negocia. Qué es lo que quieres, qué es lo que yo necesito y vamos tirando números, acá habría que encerrar a los secretarios generales de los partidos 24 horas en un cónclave y que de ahí no salga nadie hasta que estén de acuerdo en el programa, en las listas parlamentarias y en cómo va a ser el fair play”. El parlamentario piensa que si la DC va a primera vuelta “eso va a significar que perdamos la presidencia” y que “ahí habría que prepararse para un nuevo sistema, nueva estructura y nuevos socios, porque si ya se va a desarmar la NM, tendríamos que ver como armarse para cuatro años más”.

– Usted ha dicho en varias oportunidades que es partidario de que la DC compita en primarias. ¿Qué le parece la posición de Carolina Goic sobre estar convencida de la primera vuelta?

– Acá lo que hay que hacer es tomar una decisión definitiva de si hacemos de la DC un partido de centro y que esté solo -como muchos piensan o han sugerido un partido “bisagra” entre un lado y otro-, o seguimos siendo parte de una Concertación, Nueva Mayoría, alianza futura o como quiera llamarse, pero siempre en la centro-izquierda. Entonces hay una decisión que tomar que no es fácil, porque claramente hay ciertos sectores de la DC que están dolidos con otros partidos -como con el PC-, y otros están molestos con el Ejecutivo. Pero esta es una decisión de “vida” porque o vamos solos con todos los costos que significa -y los beneficios que pueden enumerar algunos también- o buscamos la manera de conservar una unión dentro de ciertos parámetros o con ciertas transacciones donde habrá que ceder y recibir; ese es el problema que se está presentando a una semana de la Junta Nacional.

– ¿Qué pasa en la DC? 

– Estamos complicados como Democracia Cristiana porque por un lado vemos a Jorge Pizarro -con quien comparto mucho de sus planteamientos- y por otro a Mariana Aylwin que está al otro extremo, entonces es un partido con dos posiciones y lo que decida la junta, para bien o para mal, será definitivo. Si se decide ir a primarias, entonces hay que sentarse y armar el programa, las listas parlamentarias y comenzar comuna por comuna, con toda nuestra gente a trabajar para ganar esa primaria. Y, si se decide ir a primera vuelta, no sé cómo se van a armar las listas parlamentarias, seguramente vamos a ir solos contra el mundo y es absolutamente negativo en parlamentarios, en cores, y en senadores; además en ese caso, cómo movilizamos a la gente con tanto tiempo. Son enfoques tan distintos que uno se aproblema un poco en términos de cuál va a ser la decisión. Yo por lo menos comparto con Pizarro que deberíamos ir a primarias, estar dentro de la Nueva Mayoría, negociar con claridad, mirándonos a los ojos, pero ese trabajo tampoco se ha hecho. Cada partido está por su lado, de nuestros socios algunos quedaron un poco descontrolados cuando se bajó Lagos, otros se quedaron sin candidato, entonces al final estamos trabajando para que Piñera sea presidente, sin lugar a dudas.

– El senador Pizarro sostiene que “hoy el partido está unido en torno a Carolina, pero con la misma facilidad con que se unió, se puede dividir”. ¿Cree que este tema sobre el mecanismo puede generar un quiebre dentro de la DC?

– La junta es soberana en ese sentido, pero recordemos también la historia sobre lo que pasó con Orrego, que al final es complicado tener todo; no es mitad y mitad, vamos a tener a todos los otros partidos, a todo el resto de la Nueva Mayoría con su candidato y a nosotros solos con nuestro candidato, incluso desde el punto de vista de los recursos y cómo te organizas, es complicado. La primera vuelta es complicada en términos de la elección presidencial y eso es lo que me preocupa.

– La decisión de fondo, sobre ir a primaria o a primera vuelta ¿tiene que ver con Guillier?

– No, porque acá uno negocia. Qué es lo que quieres, qué es lo que yo necesito y vamos tirando números, acá habría que encerrar a los secretarios generales de los partidos 24 horas en un cónclave y que de ahí no salga nadie hasta que estén de acuerdo en el programa, en las listas parlamentarias y en cómo va a ser el fair play. Pero para eso son las primarias, tenemos que ir a las primarias para después luchar contra los que están al otro lado, pero si no vamos a llegar al final a luchar contra nosotros mismos. Se pierde toda una capacidad, la derecha va a hacer primarias, se movilizan, ponen los nombres, usan publicidad; entonces si no las tenemos, se perdió todo este tiempo. Yo políticamente lo veo complicado, comparto la tesis de Pizarro.

– Hay un sector de la DC que ha sido enfático en señalar que no estaría dispuesto a apoyar a Alejandro Guillier. ¿Qué le parece a usted?

– Acá hay que sentarse y aclarar, si no que cada uno vaya por su lado y se acabó el cuento, y miraremos de otra manera, haremos las pérdidas o las ganancias, lo que corresponde en su minuto. Estamos justo en las semanas precisas, donde uno no puede andar esperando gestos; sin todos (los partidos) ni Alejandro Guillier ni Carolina Goic van a ser presidentes, cada uno por sí solo no tiene la fuerza. Si bien cada uno tiene sus porcentajes, no les da, esto va a ser muy fino, la presidencial se va a ganar por 3 o 4 puntos y por lo tanto, cualquiera que se descuelgue, se acabó. Eso es lo que no quieren entender.

– Mariana Aywin dijo que el votante DC no apoyaría a Guillier…

–  Si es que Guillier gana una primaria, los demás lo apoyaremos; lo mismo tendría que pasar si gana Carolina. Ahora, si eso no sucede en la primera vuelta, claramente el que no vota por Guillier – asumiendo que gana, yo me inclinaría por Carolina- está diciendo que gana Piñera, es una decisión de ese tipo, que en el fondo gana la derecha y se acabó.

-Usted ha sido claro que es partidario de ir a la primaria, pero parece que en el ambiente ya está instalada la primera vuelta…

– Ahí tendremos que ver qué hacen nuestros delegados de todas las zonas. Uno se junta con ellos, conversa. Pero yo creo en la primaria porque no vota todo el mundo, tienen que ver más con los dirigentes regionales, locales y nacionales. O sea, es más voto comprometido con personas. En una primera vuelta es una cosa general, grandes propagandas de otros niveles, no es el mismo compromiso. La DC tiene la capacidad de movilizar gente, lo hemos visto en las elecciones nuestras, las internas. Desde ese punto de vista, tenemos un potencial ahí, pero en una abierta con otro tipo de lineamientos nacionales, cada uno se centra en su distrito. Yo eso le decía a la directiva, encárguennos a nosotros, cada uno verá su distrito, con sus alcaldes, concejales y dirigentes. Cuántos necesitamos para ganar la primaria. Pero la DC es el partido mejor conformado, con más historia, tenemos nuestros dirigentes, que trabajan con el corazón, entonces es más fácil. Para nosotros es más fácil ganar una primaria que una primera vuelta.

– Pareciera que se está instalando la idea de ir a primera vuelta… 

– Bueno, posiblemente eso va a significar que perdamos la presidencia.

– Carolina Goic no ha podido subir en las encuestas, esta semana marcó un 2%. ¿Qué va a pasar si el partido decide ir a primera vuelta y ella continúa estancada en los sondeos? ¿Cuál es el futuro de esa candidatura presidencial?

– Yo creo que eso sería el peor escenario hoy día, decir vamos a ir a primera vuelta, con lista solos y se baja el candidato. ¿Con quién es la foto de todos nuestros candidatos a diputados, senadores y cores? o sea, cada uno rascándose su propia espalda, a lo que le salga. Eso se vuelve una cuestión personalista, a ver cómo luchamos para salir, pero ya sin partido, ni respaldo de una mayoría de gobierno; entonces yo diría que ese es el peor escenario. Si decidimos ir a primera vuelta, hay que llegar a primera vuelta. Si es para negociar, negociemos ahora, pero si se decide primera vuelta y no hay primarias, es llegar allá. Si se baja Guillier o lo hace Carolina, ya se acabó la cosa para esos partidos, para esos parlamentarios.

– ¿Considerando el apoyo que tiene hoy Carolina Goic y la disyuntiva que hay por el mecanismo, no debería la DC ser más pragmática y apoyar a Guillier?

– Creo que nos puede ir muy bien en las primarias, no sé si ganamos o no, pero podemos sacar un porcentaje de votos muy importante, así quedo marcado en el futuro, por si no gano. Pienso que podemos dar la pelea en la primaria. Pero, si no es así, la primera vuelta es en mucho tiempo más, hay un distanciamiento, se pierden los afectos.

– ¿Cómo ve el escenario de la Junta Nacional?

– Lo veo complicado, porque los grupos que hay dentro del partido influencian a sus delegados. Además influye un poco esto sobre que hemos estado algo fuera del gobierno, que no nos han tratado bien, entonces ese sentimiento dentro de la DC toma cuerpo. Pero lo que no se ve es que a veces hay que sacrificar ciertas cosas, por los objetivos finales.

– Ahora el senador Pizarro en esa entrevista cuestiona el accionar de Carolina Goic

– No, en democracia uno puede hablar lo que piensa dentro de los lineamientos generales y  si a la candidata presidencial le gusta ir a primera vuelta, está bien que lo diga no tiene por qué quedarse callada. Pero, también tiene que tener consideración con qué va a pasar con todos aquellos que preferimos primarias. Son conversaciones que hay que hacer con cariño y pensando en el partido, más que en las personas; y aquí están muchas veces quienes te aconsejan y que a veces se vuelan de la realidad, si uno escucha a Kast y Ossandón, todos creen que van a arrasar y que van a ganar las presidenciales, pero los hechos demuestran que no es así la cosa.

– Usted pone el ejemplo de Ossandón y Kast, que no están tan lejos de lo que marca la candidata de la DC….

– No cualquiera puede ganar una presidencial, no es solamente levantarse y decir quiero ser. A mí me encantaría ser candidato presidencial, pero obviamente no te dan -ni tienes- los recursos ni el sistema, etc. Entonces, está bien si quieres posicionarte y a futuro quedar puesto ahí, dar una pelea organizada, pero dentro de un conjunto, pero solo, en este país y hoy día como está la política, no gana nadie.

– Existe la posibilidad de que los parlamentarios que quieren ir a primarias, usted está en ese grupo, puedan desprenderse y apoyar a Guillier, pensando en que ellos tienen que ir a la reelección y la candidata DC no marca en las encuestas

– No va a pasar, porque estás con el partido y hay un compromiso. Pero distinto es si me preguntan sobre trabajar con el mismo entusiasmo, ahí no sé, eso lo pondría en duda, no todos van a trabajar con el mismo entusiasmo, algunos lo vamos a hacer, pero no todos. Sobre todo, aquellos que tienen riesgo de quedar solos, dado que solamente la mitad saldría respecto de si vamos en una sola lista.

– ¿La DC tiene que pensar en esta elección o quizás, potenciar a su candidato y proyectarlo a la siguiente elección?

– Creo que en una buena primaria tenemos chanches, no digo que le vamos a ganar a Guillier, pero tenemos posibilidades. Pero, en una primera vuelta no lo veo y en ese esquema, en mi opinión personal, es que vamos a perder el gobierno y ahí habría que prepararse para un nuevo sistema, nueva estructura y nuevos socios porque si ya se va a desarmar la NM, tendríamos que ver cómo armarnos para cuatro años más.

– ¿Qué pasa con la lista parlamentaria? ¿Cómo le afecta a los candidatos está decisión?

– Es complicado, porque uno dice voy a ser candidato y al frente tengo a mi candidato presidencial, pero al otro lado voy a tener seis o siete partidos con un candidato presidencial. Ellos a qué vienen, a subir en diputados, senadores y consejeros regionales, a costa de la DC. Es por eso que aunque se trate de hacer un poco más elegante, las campañas se van a poner un poco más agresivas. Esto no funciona con que un partido da una instrucción y todos van para allá, eso es para lo básico, pero no te alcanza para ganar elecciones.

– ¿Con quién le conviene ir a la DC?

– A la DC le conviene la lista única, sin lugar a dudas. Uno podría ir en una lista única, con un programa conjunto, a primarias y con el compromiso de que nos ponemos todos detrás (del candidato ganador). Porque si te vas con un partido más chico -ya con los radicales no podemos ir porque va a estar Guillier por allá- nos quedarían los PPD, pero si ellos sacan sus cálculos quizás la DC se ve favorecida, entonces si vamos todos juntos ahí no hay favorecimiento específico para ningún partido.

– ¿Qué le parece lo que ocurrió con el ex Presidente Ricardo Lagos?

– Creo que eso fue mal manejado, hemos tenido muchos enredos, orgullos. Lagos era un buen candidato. Uno los ve y los escucha, hay parlamentarios socialistas que están con Guillier, otros que quedaron dolidos, otros como el PPD están viendo qué hacen, los radicales un poco inflados. La verdad es que da un sentimiento de inseguridad, de desconfianza, cada uno para su lado, acá nadie se sienta a conversar, nadie corta el queque, todos los días declaraciones distintas. Uno mira y dice, bueno ¿qué?  Le estamos haciendo el juego a la derecha no más.