Desde que asumió en marzo de 2017, Marcelo Mena ha viajado tres veces a Estados Unidos, dos veces a Canadá e Italia y también a Alemania, Perú, Honduras, Ecuador y Kenia. El costo total en pasajes alcanzó casi los $19 millones y en viáticos casi $4 millones. Como subsecretario gastó $65 millones en otra decena de viajes internacionales.
Publicado el 21.02.2018
Comparte:

En marzo de 2017 asumió en el Ministerio de Medio Ambiente Marcelo Mena, en reemplazo de Pablo Badenier, quien renunció para ser jefe de campaña presidencial de la senadora Carolina Goic.

Mena se desempeñaba como subsecretario de Medio Ambiente, y su ascenso se vio como el paso natural para el ingeniero civil bioquímico, doctorado en ingeniería ambiental de la Universidad de Iowa, quien llevaba varios años trabajando en temas relacionados en la Universidad Andrés Bello y en asesorías privadas.

El ministro hizo sentir tempranamente su peso político cuando la Presidenta Michelle Bachelet lo respaldó en su rechazo al proyecto Dominga, pese al respaldo de todo el equipo económico, que tuvo que renunciar en forma masiva e inédita (ver nota).

Además, Mena protagonizó un incidente con su antecesor cuando se autoacreditó el diseño del impuesto verde a la emisión de gases contaminantes, a lo que Badenier le replicó directamente que él no lo había diseñado (ver nota).

Marcelo Mena, el ministro viajero

Otra arista que se le abre al ministro es su extensa bitácora de viajes fuera de Chile, ya que en sus primeros nueve meses de gestión ha realizado 11 giras al extranjero (en una de ellas visitó dos países), que lo han tenido 45 días fuera del país.

Entre abril y diciembre del año pasado, Mena fue tres veces a Estados Unidos, dos veces a Canadá e Italia y también a Alemania, Perú, Honduras, Ecuador y Kenia. El costo total en pasajes alcanzó casi los $19 millones y en viáticos casi $4 millones.

De los viajes, sólo dos los realizó como parte de la comitiva presidencial a Canadá, EEUU y Honduras en junio y agosto de 2017, respectivamente, en que participó de la conmemoración de los 20 años del TLC con Canadá y en un seminario sobre protección de los océanos.

Algunos de sus viajes fueron para participar en reuniones de “liderazgo en precios de carbono”, “talleres de salud de las personas, del planeta”, en reuniones binacionales y en sesiones de la Asamblea General de la ONU.

Entre el 3 y 8 de diciembre de 2017 participó en la Tercera Sesión de la Asamblea de la ONU para el medio ambiente que se realizó en Nairobi, y el pasaje costó $7 millones 173 mil.

En Italia asistió a la reunión ministerial del medio ambiente del G7, ya que Chile fue uno de los cuatro países invitados junto a Maldivas, Etiopía y Ruanda.

$65 millones en pasajes

El estilo viajero ya era un sello que traía Marcelo Mena desde su época de subsecretario, ya que gastó $65 millones en pasajes de avión, la mayoría de los cuales fueron en primera clase o business. En pagos de viáticos recibió otros $14 millones 899 mil. Entre 2014 y 2016 viajó dos veces a París, Lima, Quito y Copenhague, y una vez a Nueva York, Berlín, Denver, Washington y Bruselas.

La extensa bitácora del ministro Mena difiere de su antecesor, Pablo Badenier, quien en tres años de gestión visitó 10 países como parte de la comitiva de la Presidenta Bachelet o recibió invitaciones oficiales con costo cero para el fisco. Sólo pagó un pasaje a Lima de $2,2 millones.