María Cristina Perceval, bautizada en Argentina como una de las “generalas” de Néstor Kirchner, fue subsecretaria de DD.HH. y embajadora ante la ONU del gobierno de Cristina Fernández. Férrea defensora del chavismo, cuando murió Fidel Castro lo destacó como un “pionero en la promoción y cumplimiento de los derechos de los niños”. A la Mandataria la premió por “promover iguales oportunidades de desarrollo para todos los niños y niñas en Chile”.
Publicado el 14.07.2017
Comparte:

Premiar a Bachelet por su compromiso con los niños es una bofetada a todo el país”, fue el tuit del cantautor Alberto Plaza, que se regó como pólvora en las redes sociales y en los medios de comunicación.

El mensaje hacía referencia a que un día antes de que la Cámara de Diputados rechazara el polémico informe por la grave situación del Sename -previo lobby de varios ministros de Estado-, la Presidenta Michelle Bachelet fue galardonada por Unicef por “su compromiso con la primera infancia en Chile a través de programas como Chile Crece Contigo”.

La encargada de entregarle la placa honorífica fue la argentina María Cristina Perceval, en su calidad de directora regional de Unicef para América Latina y el Caribe. La autoridad tuvo una agenda de dos días en nuestro país, en que se reunió con los ministros de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, y de Desarrollo Social, Marcos Barraza.

UNICEF reconoce a la Presidenta Michelle Bachelet por el Programa Chile Crece Contigo que promueve iguales oportunidades de desarrollo para todos los niños y niñas en Chile”, señaló en su sitio web oficial la organización de las Naciones Unidas que se preocupa de la infancia.

Perceval destacó la agenda legislativa del gobierno sobre la infancia y la adolescencia, ya que los derechos que han alcanzado “necesitan tener un marco institucional sólido. Los proyectos de ley que actualmente están en debate en el Congreso en Chile son avances importantes. La Defensoría de la Niñez tiene que ver con la exigibilidad, es decir con el lugar donde se puede reclamar sobre el ejercicio de los derechos”.

Quién es la directora de Unicef que premió a Bachelet

El grato encuentro que Bachelet y Perceval tuvieron en La Moneda dio cuenta de los estrechos vínculos que ambas tienen, al menos, desde noviembre de 2012 cuando coincidieron durante cinco meses en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. Bachelet fue jefa de ONU Mujer entre abril de 2010 y marzo de 2013, y Percival fue embajadora de Argentina en la ONU entre noviembre de 2012 y diciembre de 2015. En marzo de 2016 asumió el cargo en Unicef.

Percival, de 60 años, oriunda de Mendoza y militante del partido Justicialista argentino, fue una de las primeras políticas en unirse tempranamente al presidente Néstor Kirchner, cuando en 2003 era senadora nacional.

La prensa trasandina la bautizó en 2005 como una de las “generales K”, luego de conformar el Movimiento de Mujeres Evita, que tenía como misión política “defender con fuerza el proyecto del Presidente Kirchner”.

Tras el término de su paso por el Senado, en 2010 se integró al gobierno de Cristina Fernández  como subsecretaria de la Reforma Institucional  y de “Promoción de los Derechos Humanos”.

En noviembre de 2012 fue nombrada por la Presidenta Fernández como embajadora ante las Naciones Unidas, donde tuvo un rol muy apegado al canciller Héctor Timerman.

Desde esa tribuna hizo actos de solidaridad en favor del régimen de Nicolás Maduro, junto a Cuba, Bolivia Ecuador y Nicaragua, por las sanciones que le impuso el gobierno de Barack Obama a siete funcionarios y militares venezolanos, que fueron acusados de corrupción y violación a los derechos humanos por la represión contra las protestas estudiantiles de 2014.

La embajadora que mandó a leer a Obama “Las venas abiertas de América Latina”

La embajadora le recomendó a Obama que leyera el libro “Las venas abiertas de América Latina”, que le había regalado Hugo Chávez, ya que “quien comprendiendo no actúa, tendrá un lugar en la antología del llanto pero no en la historia viva de los pueblos”.

Perceval también fue la vocera ante la ONU por la batalla legal y política que dio Argentina en contra de los bonistas por su millonaria deuda, y acusó a los acreedores de ser parte del “anarcocapitalismo financiero que va por encima de la soberanía de los estados”.

En noviembre de 2016, envió una carta de condolencias a Raúl Castro por la muerte de su hermano Fidel Castro, a quien destacó como un “pionero en la promoción y cumplimiento de los derechos de los niños y niñas a la salud, la educación, el deporte, la cultura, un ambiente protector, a la igualdad y a la justicia social”.